Los business angels son los padres (de burbujas e inversión)

no-hay-dinero-business-angels-son-los-padres-financiacion-inversion-emprenderHay días que me toca escribir artículos en clave positiva (lo que me encanta, ya que soy un optimista empedernido) y otras en las que no tengo más remedio que echar un jarro de agua fría y hablar de aspectos menos felices de la realidad actual, o al menos de mi percepción de ella.En este caso toca hablar de la realidad de la búsqueda de inversión en España.

La frase que titula el artículo (“Los business angels son los padres”) se la debemos a mi amiga Clara Soler, y refleja en un tono divertido y ácido la realidad actual: cada día es más habitual escuchar a gente ( incluso yo mismo en el pasado) que transmitimos el mensaje de que si tu proyecto es bueno encontrarás dinero antes o después…

Pues lo siento, pero es mentira. O si lo preferís, no es cierto tal como está expresado. La realidad desgraciadamente es bastante más complicada.

¿UNA BURBUJA DE EMPRENDIMIENTO?

En los últimos dos años se ha producido un fenómeno absolutamente genial y necesario para el ecosistema español: el comienzo de la legitimación de la figura del emprendedor. Y digo legitimación con toda la intención, ya que hasta no hace mucho emprender parecía algo reservado a un tipo de persona especial, o peor todavía, era una actividad para “cuando no tenías nada que hacer”… ya he escuchado más de una vez:

¿Que vas a emprender? ¿No te sale ningún trabajo? Igual es mejor que estudies algo para tener mejor curriculum.

Este cambio de tendencia creo que es positivo, y poco a poco la figura del emprendedor va cobrando prestigio en la sociedad española. El problema es que, como siempre, tendemos a la sobrecompensación. Si hace unos años el ser emprendedor era una locura y el haber fracasado una lacra, ahora parece que el péndulo oscila hacia el lado opuesto… y ahora todo el mundo tiene que ser emprendedor. Nos dicen por activa y por pasiva que los emprendedores son la autentica salida de la crisis (cierto sólo a medias), y que si te has quedado en paro lo mejor que puedes hacer es emprender.

Desde mi punto de visto es una actitud irresponsable y que trivializa el proceso de emprender, algo que aunque es posiblemente lo más satisfactorio a nivel profesional que puedes hacer, también es de lo más complicado y que mayor desgaste (personal y profesional) implica.

De hecho, creo que empieza a sentirse en el inconsciente colectivo la sensación de que existe cierta “burbuja” alrededor de este mundo, y es algo que es difícil discutir…. ya que por ejemplo, y según el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) de 2011 para España, la tasa de actividad emprendedora creció un 35% respecto a 2010.

¿Negativo? En absoluto, creo que la descriminalización de la figura del emprendedor, del permiso cultural para el fracaso y de la consciencia de que las empresas innovadoras son parte de la solución del problema (no la clave, al menos a corto plazo) son elementos absolutamente positivos… pero ¿que efecto produce esto en el ecosistema? Y sobre todo… ¿que tiene que ver todo este rollo con el encabezado del artículo?

¿Y QUIEN PAGA LA FIESTA?

Pues en mi opinión, lo tiene que ver todo. Ese auge de actividad emprendedora nos ha llevado a un incremento importante del número de proyectos que inician su actividad (algo estupendo ya que la tasa de mortalidad empresarial española es muy alta)… pero que implica un notable aumento en la cantidad y calidad de la competencia.

Como ya hablamos hace algún tiempo, la búsqueda de financiación para una startup en este país es un proceso complicado, ya que existe un importante hueco en el ciclo de vida de financiación, concretamente en las fases más iniciales… donde el modelo de negocio no está validado, no ha demostrado su rentabilidad y no está produciendo unos ingresos más o menos estables.


startup-producto-minimo-viable-mvp

¿Por qué? Los motivos son varios,  pero creo que de nuevo tiene que ver con la madurez del mercado inversor: hemos vivido “al calor” de una burbuja inmobiliaria donde todo el mundo (excepto unos pocos) invertía en un activo físico, tangible y fácil de entender: el infame ladrillo. Ahora sin embargo le estamos pidiendo a ese grupo de inversores que inviertan en innovación, en productos avanzados que muchas veces no entienden o en servicios intangibles que operan en una cosa que según parece se llama “la nube”.

La reacción es no absolutamente censurable, más bien lo contrario, es comprensible y lógica: un inversor no debería invertir nunca en algo que no entiende. Pero el resultado también es desgraciadamente demoledor: existen muy pocos inversores que realmente sean capaces y estén por la labor de invertir en startups. De hecho, la mayoría aun entendiendo, lo hacen en momentos algo más seguros, es decir, cuando está validado el modelo de negocio.

Resultado: un mercado donde por un lado existe una superabundancia de proyectos, algunos de ellos excelentes y que están ya validando su modelo de negocio, y por otro lado,  donde existen muy pocos inversores cualificados que estén dispuestos a invertir en negocios innovadores

Para muestra un botón: En CVBAN, asociación de la que formo parte, durante 2011 (datos de la memoria de gestión) llegaron 170 proyectos, de los cuales únicamente consiguieron inversión 3 (1,7%). Si a eso le sumamos los 20 adicionales que aportaron los propios socios, las estadísticas mejoran sustancialmente, y quedarían de la siguiente manera: Proyectos recibidos 190, proyectos invertidos 23 (11,9%)

Esto como resulta obvio lleva a una tremenda competencia donde, aunque efectivamente hay dinero, únicamente va a proyectos absolutamente excelentes y de primera línea que han sido capaces de demostrar un modelo de negocio rentable, escalable y repetible. En una palabra:

No hay dinero para todos, ni siquiera para los buenos. Solo hay dinero para unos muy pocos proyectos excelentes.

Sí, es una situación injusta, y no implica que tu proyecto no sea bueno. Posiblemente lo sea, pero no has tenido la ocasión de validar a fondo el modelo. O se te ha acabado la “pasta” antes de poder pivotar. Lo único que dice es que, en un mercado donde existe muchísima oferta y poca demanda, la demanda sólo la cubren las mejores ofertas.

¿ENTONCES NOS RENDIMOS?

Jamás. Rendirse jamás (ojo, no es lo mismo no rendirse y pivotar que obcecarse en un modelo que no funciona). Lo que hay que hacer es adoptar un enfoque mucho más pragmático, una actitud de superviviente y plantearnos otras formas de empezar… lo que nos lleva al título del artículo, y a una de las figuras claves del emprendimiento: La familia en general y los padres en particular.

Así como en otros ecosistemas emprendedores más maduros es absolutamente común que los familiares inviertan en un proyecto de su hijo/sobrino/cuñado (ojo, no he dicho “ayuden”, sino “inviertan”), en España es algo casi considerado tabú. ¿Culpables? Los sospechosos habituales:

  1. Una figura del emprendedor considerada como negativa

  2. Una tolerancia al fracaso bajísima

  3. Unas carencias de educación graves

  4. … y sobre todo, el miedo a “arruinar a la familia”

Un miedo absolutamente legítimo, pero que deberemos sopesar cuidadosamente con nuestro nivel de creencia y apuesta por el proyecto. En otros entornos el flujo mental es diferente:

Tengo un negocio entre manos absolutamente revolucionario, y tengo el firme convencimiento que será capaz de generar una rentabilidad altísima… así que con los primeros con los  que quiero compartir dicha rentabilidad es con mi familia.

En resumen, tienes que encontrar una forma de financiar la travesía por un trozo importante del “valle de la muerte” hasta que hayas validado el modelo de negocio… en mi opinión tu familia, amigos y conocidos deberían ser los que te acompañen en ese camino, por que siento decirlo, va a ser muy complicado encontrar un inversor, y posiblemente el proceso de búsqueda te haga perder mucho tiempo, foco e ilusión.


la-clave-del-exito-financiacion-esfuerzo-trabajo

Aún así, y si las famosas 3Fs no son una opción para ti existen otras “aproximaciones de guerrilla” para abordar éste proceso:

  • Financiarte con tus propios flujos de caja: Dicho de otra forma, la empresa se desarrolla y crece pagando ella misma y con su propia tesorería toda la “fiesta”. Es extremadamente lento, poco escalable y hace que nos debamos centrar en buscar la rentabilidad muy pronto… pero ¿es posible?
  • Conseguir dinero con tu trabajo: emprendedores como Pau García-Milá cuentan que, al no conseguir financiación en sus primeros pasos, decidieron optar por prestar servicios vendiendo su conocimiento (ya sea arreglando bicicletas, haciendo declaraciones de la renta o vendiendo páginas web). Si, es una de las peores opciones ya que te quita tiempo de lo más importante, que es tu empresa… pero piensa un poco: ¿tu empresa puede existir si no inyectas dinero?

¿QUE OPINAS? ¿QUE EXPERIENCIAS TIENES AL RESPECTO?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

37 comentarios en “Los business angels son los padres (de burbujas e inversión)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Aquí te dejo la punta de la que te hablaba: Creo que el gran problema no radica en los inversores en si mismos, sino en el concepto español de negocio, dónde se fomenta el “pelotazo”. En este país el carácter apunta a trabajar para otro o hacerlo para ti mismo siempre y cuando compense económicamente, por no hablar de los que “ya que le funciona ami jefe me lo monto yo y punto”. Nadie piensa en la mejora que supone emprender y no siempre económicamente sino a nivel personal y profesional, por no hablar de los beneficios para la sociedad de la que formamos parte.

    No tenemos madurez empresarial, no tenemos madurez inversora y creo que confundimos emprendedor con empresario, pues son conceptos similares pero antagónicos a la vez por muchas razones, pero eso ya da par aun post, un día de estos me pongo ;)

    • Sin duda uno de los grandes problemas es esa cultura del pelotazo. Creo que el tejido emprendedor no será capaz de crecer y madurar hasta que no se olvide del pelotazo y se centre en crear empresas viables y rentables que, aunque no crezcan a doble/triple digito anual son absolutamente validas.

      Emprendedor y empresario estoy de acuerdo que no es lo mismo, y a veces es un salto imposible… espero ese post! :)

      Gracias Juanra por comentar!

  3. Como sueles decir “lo contrario de excepcional es muy bueno”. Para los excepcionales los inversores se la juegan (los 23), para el resto, que son muy buenos, no (el restante 167).

    Por otro lado la cultura del “inversor” en este país es …. diferente. Podríamos hablar de “inversor especulador”, los que se han acostumbrado a márgenes gigantes con poco conocimiento (construir casas, oficio antiguo), riesgo (vendo sobre plano) y esfuerzo (hoy compro a 10 mañana vendo a 20). Ahora toca otra filosofía, alto grado del conocimiento, mucho riesgo y esfuerzo, mercado extremadamente competitivo y global … y eso cuesta, pasar del restaurante al bocadillo de un día a otro, cuesta mucho pero no hay otro camino, al fin y al cabo lo importante es comer.

    Se habla mucho (y con razón) de lo que un emprendedor necesita y las “verdades dolorosas” (soledad e incomprensión) pero deberíamos también animar a los inversores. Me pregunto: ¿crees de verdad que es mejor invertir en Bolsa, en “preferentes”, productos financieros, etc, algo puramente especulativo, o quizás se puede invertir una parte en una “startup” de tu pueblo/ciudad, con gente con empuje y talento, algo tangible y satisfactorio? ¿Qué puedes perder invirtiendo en gente? Si lo haces en Bankia, un 80%. Puestos a perder, al menos que lo hayan intentado.

    Yo también soy optimista, por eso digo que “si te duele es porque todavía estás vivo, levántate e inténtalo de nuevo”.

    Un saludo

    • Sin duda creo que deberíamos trabajar más sobre el lado inversor (de hecho a ello dedico gran parte de mi actividad profesional). Invertir en startups es más complicado, requiere mas conocimiento y dedicación que una inversión financiera pura… pero es infinitamente más divertido, y potencialmente si sabes lo que haces mucho más rentable! :-)

      Creo que como dices es un camino de madurez que me consta que poco a poco se va iniciando, primero a través de coinversión, luego con proyectos más maduros y al final, con apuestas en semilla. Todo llegará! :-)

      Me ha gustado la frase David!

  4. Ole, ole y ole. Menos mal que lo escribes desde el conocimiento y el sentido común porque tenía ganas de escribir algo parecido pero más en modo “Sargantana” ;-) Efectivamente existe una burbuja del emprendedurismo y al final no es más que ser empresario. Ayer lancé un tweet que decía si alguien sabía el momento en que uno deja de ser emprendedor guay y pasa a ser empresario malo y @margatwita me respondió: en el momento en que pagas nóminas. Citando a otro profesional de por aquí, Isaac Vidal me dijo un dia “Gersón, aquí hay mucha gente que toca de oído”. Me parece ridículo e insultante que se mercantilice con este término y sobre todo se venda a los jóvenes de que tienen que ser emprendedores. No todo el mundo tiene que serlo y muchos lo son y simplemente no lo llevan como bandera sino como actitud ante la vida, no hablan de ello pero viven de ello. Tampoco hay que pensar que todo el mundo necesita un Business Angel ni hacer un negocio de altas rentabilidades, existen otros modelos como bien nos cuenta Julen Iturbe o Amalio Rey en sus blogs. Al final cada uno tiene un entorno y unos condicionantes y ha de saber vivir con ellos y encontrar ese punto de equilibrio. Sentido común, eso es lo que hace falta y menos tonterías y sueños plastificados al vacío servidos en eventos subvencionados y rentabilizados por políticos nescafeinados (no confundir con descafeinado sino con sueldos para toda la vida a costa de los demás). Por mi parte tengo claro mi modelo de negocio de momento, se llama supervivencia y depende de mi mismo. Agradecerte Javier todo el conocimiento que nos regalas semanalmente y que a muchos, desde la retaguardia, nos sirve para centrar las cosas y seguir adelante con mucha ilusión pero sobre todo con mucho sentido común. Un ejemplo a seguir por tu coherencia ante la vida. Un saludo.

    • Excelente comentario, sobretodo en la parte que dice ” Por mi parte tengo claro mi modelo de negocio, se llama supervivencia y depende de mi mismo”. Es difícil en un modelo de negocio tecnológico acreditar experiencia en el tema, JUSTAMENTE POR EL CAMBIO CONTINUO QUE PROMUEVE LA TECNOLOGÍA, y creo que esto hecha para atrás a muchos inversores, aunque el producto sea bueno, competitivo y con nicho de mercado, yo creo que atacan la inexperiencia de los emprendedores, y ante esto, pues OPTAR POR LA PACIENCIA Y SENTIDO COMUN, que llegarán más inversores en el futuro. Saludos.

      • Buen comentario Guillermo! Creo que lo que has dicho es la clave, al final hay que tener paciencia, sentido común y tirar para adelante, que la inversión si el proyecto es bueno de verdad llegará

    • Jaja, gracias Gerson!! :-) Al final lo único que pretendo es que mi experiencia en trabajar con startups e inversores le sirva a más gente.

      Yo no estoy muy de acuerdo con que emprendedor=empresario, ya que conozco a algunos geniales emprendedores (fase inicial, concepción de la idea, validación de modelo de negocio) que son pésimos empresarios (gestión del crecimiento, operaciones, eficiencia).

      Lo que si es importante es saber que, si no eres un buen empresario, o no sabes como hacerlo, a veces es mejor aprender o incluso apartarse.
      También me gusta, y como te puedes imaginar estoy alineado con Amalio y Julen, el entender que una startup no es “un pelotazo en sus estadios iniciales”, sino un negocio que puede ser rentable y no necesariamente escalable.

      Creo que como tu dices la clave es sentido común… pero no nos engañemos, el sentido común es el poso que ha dejado en ti tus experiencias, conocimientos y entorno…

      Oye, lo del politico nescafeinado te lo robo :-)

  5. Buen artículo Javier. Sólo tengo un comentario adicional y es que no sólo hay proyectos buenos y excelentes, también hay proyectos malísimos, que sólo van a provocar que el emprendedor sufra una travesía del desierto durante años para acabar extenuado y sin recompensa, habiendo consumido el patrimonio de su familia y sus amigos.

    Ésta es una realidad que tenemos que ser capaces de transmitir a la gente porque con la eclosión del fenómeno emprendedor cada vez estoy viendo peores proyectos iniciados por gente que no debería plantearse emprender. Por supuesto, hay gente brillante liderando grandes proyectos, pero con la avalancha de nuevos emprendedores, es un porcentaje casi residual.

    Siempre habrá quien le eche la culpa al entorno, a la aversión al riesgo o a la crisis, pero lo cierto es que hay componentes de actitud, formación y experiencia que no son sustituibles y que determinan el éxito del proyecto y, en segundo lugar, la obtención de financiación.

    Esto lo digo porque “rendirse jamás” es una consejo que a mí me da mucho miedo porque hay que gente que no sólo debería rendirse a tiempo, sino que jamás debería haberse planteado emprender por su situación, por sus expectativas o, simplemente, por desconocimiento de lo que implica. Mi opinión es que no necesitamos millones de emprendedores hambrientos repartiéndose la miseria, sino proyectos ambiciosos liderados por equipos brillantes capaces de crear valor y riqueza.

    Por pedir, que no quede… ;) ¡Un abrazo!

    • Hola Luis!
      Ya sabía yo que esa frase (la de rendirse) iba a traer cola, y como te hago caso en todo, lo matizo con un artículo que escribí precisamente hablando de cuestionarnos el modelo y pivotar.

      Sin duda hay proyectos muy malos, y que acabarán en fracaso, para mi la clave es que fracasen lo más barato posible para poder intentarlo con otra idea después…. a emprender creo que también se aprende, aunque es muy duro y a veces mortal :-)

      Me gusta tu ultima reflexión :-)

      Un abrazo!

  6. Pingback: Los business angels son los padres (de burbujas e inversión) #tsNews! | TodoStartups - Emprendedores, Startups y Negocios en Internet.

  7. Fantastico articulo,mi perspectiva es doble ,una macroeconomica: donde realmente debido a la alta mortalidad de empresas hacen falta ideas que pasen a la acción y se den de alta y si hace falta que paguen nóminas, la seleccion de las especies ya hara el resto.Y luego como decia antes David esta la minimalista,que dificil(jodido se puede decir) es el cambio radical de modelo Pantoja a modelo Silicon valley,echale bemoles,lo que ocurre es que la nueva empresa ,empresa valenciana ,me pilla más cerca, tiene dos ventajas competitivas que harán que los BA nos miren atonitos,su gran creatividad como se inventó la fideua? y lo mas importante sabemos llegar al corazón de las personas,nos han pasado por encima, gracias a Dios, las 4 P del marketing y su enorme escalabilidad y vamos a encajar perfectamente en la publicidad de las emociones y en la cocreatividad,cuidadito con nosotros porque algunos estamos sumamente preparados porque no nos hemos desgatado nada en el cambio de modelo.

    • Gracias Jose!
      Poco a poco iremos evolucionando del modelo Pantoja al modelo Valley, pero hay que entender que cambiará poco a poco.

      Me gusta todo lo que dices sobre la empresa valenciana, y comulgo completamente con esos valores (de hecho, creo que son los que deben regir el nuevo modelo) pero no olvidemos que el inversor además busca una rentabilidad razonable y más o menos predecible.. ya que no es una ONG :-)

  8. Excelente comentario de Guillermo ,creia que era el unico crosstalent que piensa de crisis solo salimos conectado el conocimiento rentable.La paciencia va a ser necesaria nos espera un verano durisimo por la falta de liquidez pero tenemos que estar unidos y los inversores empezaron a vernos como uan fuente de ingresos.

  9. Pingback: Tipos de emprendedores en la burbuja del emprendimiento « Javier Echaleku

    • Me alegra su comentario, Sr. Echaleku :-)
      Tu post está muy bien, y creo que muestra la necesaria evolución del emprendedor… y ahora a raíz de esa sensación de que “emprender es la salida” tenemos muchos en las fases iniciales, pero hay que ayudarlos a evolucionar.

      Asi que a trabajar!!

  10. Me ha gustado mucho el post, me hace reflexionar en la situación actual y sobre todo, hacia dónde puede que converjan las nuevas medidas que se toman en materia de educación.
    Antes, cuando un chico era dinámico pero no quería seguir estudiando, se volvía, o mutaba cual si fuera un pokemon, a emprendedor y, o bien montaba un bar, o montaba una inmobiliaria.
    Ahora, por lo que hemos sembrado como sociedad, estamos cosechando esa “alta mortalidad empresarial”, y los jóvenes que no quieren estudiar y quieren dinero rápido, ya no encuentran oportunidades en emprender, porque la cultura del pelotazo ya pertenece al pasado.
    Por otra parte, estamos en un punto crítico en que la formación va a pasar a ser un artículo de lujo, y quizá muchos que no puedan adquirir la formación necesaria, intenten lanzarse a la noble labor de emprender. ¿Qué sucederá? ¿Quién los aconsejará? ¿Cómo podremos hallar la excelencia empresarial sin los conocimientos necesarios? Los padres a veces no son tan buenos business angels como los profesionales, suelen cegarse con la ilusión de sus retoños. Si bien puede que cuenten con el dinero para hacer realidad esos sueños, no cuentan con la información suficiente para evitar desastres posteriores, con lo cual persistirá el problema de la mortalidad empresarial, se trataría de un”defecto congénito”.
    Ahora mismo, siguiendo los postulados del capitalismo más teórico, el mercado se está autorregulando y sólo tienen cabida los proyectos excelentes.(Dejemos a un lado que por esa regla de tres, los bancos deberían haber quebrado y cerrado)
    Será necesario, en vez de más fondos o además de ellos, recabar conocimientos y hacer de los proyectos muy buenos proyectos excelentes.
    Gracias de nuevo por la entrada.

    • Muy interesante tu punto de vista Laura! :-)

      Estoy absolutamente de acuerdo que la formación e información de la gente es sin duda un requisito previo a emprender… pero aún iría más allá, y hablaría de actitudes y formas de pensar.

      Si tenemos mejores emprendedores tendremos mejores proyectos, y por ende mejor financiación

      Gracias por compartir tu pensamiento!

  11. Muy interesante tanto el artículo como los comentarios y la clasificación de emprenderores del Sr. Echaleku.
    La verdad es que es un tema de moda y somos muchos los que tenemos ideas de negocio (ilusión) pero también muchos no damos el salto por falta de necesidad (estamos instalados en la comodidad/absorción de un trabajo más o menos interesante)
    ¿Podrías ampliar la información de como han ido los 3 / 23 proyectos que recibieron inversión? ¿están lanzados? ¿ya son rentables?

    • Gracias German! :-)

      Sin duda el status quo es una barrera, pero si es la única piensa: tu situación actual es eterna? Vas a ir a mejor o a peor?
      Yo creo que la clave es ir “preparando el camino” ahora que no lo necesitas :)

      De los proyectos sólo conozco algunos, y ciertamente todos están lanzados, e incluso algunos son ya rentables (pero ojo, es la excepción proyectos que en 1 año lo sean). Para hacernos una idea real sobre el éxito o no de cada inversión deberíamos verlo pasados 3-5 años.

  12. Pingback: Los business angels son los padres | empleabilidad | Scoop.it

  13. Pingback: La obsesión por alcanzar el “éxito” (¿qué éxito?) | La Factoría De Negocios

  14. Pingback: Los business angels son los padres (de burbujas e inversión) | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | @sercompetitivos

  15. Pingback: Los business angels son los padres (de burbujas e inversión) | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | 365 Inmo | Scoop.it

  16. Pingback: La clave es el piloto y no la máquina: el encaje producto-mercado-equipo | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  17. Pingback: Los artículos más leídos de 2012 (y mis 5 favoritos) | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  18. Pingback: 9 mitos sobre emprender que vale la pena aclarar | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  19. Pingback: La clave es el piloto y no la máquina: el encaje producto-mercado-equipo « grandes Pymes

  20. Pingback: No tienes competencia ¿yuju? | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  21. Pingback: No tienes competencia ¿yuju? | La Factoría De Negocios

  22. Pingback: La clave es el piloto y no la máquina: el encaje producto-mercado-equipo | Nichos de mercado en Internet

  23. Pingback: La obsesión por alcanzar el 'éxito' (¿qué éxito?) | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  24. Pingback: Cómo una multitud es fuente de financiación de tu proyecto emprendedor » Emprendimiento e Innovación | Nadie Labs

  25. Pingback: EL EMPRENDEDOR, ¿MITO O REALIDAD? | Emprendimiento de empresas con base tecnológica

  26. Pingback: LA CLAVE ES EL PILOTO Y NO LA MÁQUINA: EL ENCAJE PRODUCTO-MERCADO-EQUIPO | Emprendimiento de empresas con base tecnológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>