La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio)

escasez-innovacion-frugal-restriccionesHoy en día parece fácil, casi oportunista, hablar de la importancia de la escasez en la innovación y de cómo podemos hacer más con menos. Pero no se trata de algo de hoy. Desde siempre la escasez y las restricciones han sido dos de los principales acicates para la búsqueda de oportunidades… pero ¿la clave es la escasez o la necesidad?

Imagina dos árboles. Uno de ellos ha crecido en una zona de lluvias abundantes, y con extender apenas unos centímetros sus raíces  ha conseguido toda el agua que necesitaba. Y ahora imagina otro que ha nacido en una zona semidesértica en la que el agua es un lujo, y en la que ha tenido que luchar centímetro a centímetro por extender sus raíces muy profundamente.

Cuando sople el huracán… ¿cuál crees que va a ser el primero en caer?

Sé que posiblemente resulte polémico el afirmar que a mayor escasez más innovación, sobre todo en el contexto actual… pero si lo pensamos un poco tiene sentido. La mayoría de las grandes innovaciones y productos que hoy en día idolatramos no nacieron en un contexto de super abundancia de recursos y bonanza, sino en momentos donde había fuertes restricciones y donde la innovación era la única opción. No es por casualidad el dicho:

El hambre agudiza el ingenio

EL IMPACTO DE LA ABUNDANCIA EN LA INNOVACIÓN

Es un hecho que en esta coyuntura tenemos que hacer más con menos, pero quizás deberíamos volver la vista atrás y cuestionarnos cómo hacíamos las cosas hace sólo unos años. Si recordamos la época pre-crisis,  vivíamos en una época caracterizada por la abundancia, por los problemas en la gestión de la demanda, tal como discutimos en ¿Somos vendedores o panaderos?. En una palabra, obsesionados por la eficiencia. En ese contexto no teníamos ningún incentivo a cuestionarnos los por qué, de plantearnos que deberíamos sembrar otros campos y buscar nuevos nichos.

En las épocas de abundancia lo que prima es la eficiencia, en las épocas de escasez lo más importante es la eficacia

La abundancia nos empuja a no plantearnos el por qué, a centrarnos en buscar la perfección, en regodearnos en el camino buscando la perfección, a veces perdiendo de vista el objetivo. No tenemos prisa por llegar, hay comida de sobra para el viaje… y viajar es muy divertido. Además, como es bien sabido las tareas siempre se adaptan al máximo tiempo disponible para hacerlas sin importar su complejidad.  Y es que:

Unos ingresos fijos, recurrentes y crecientes son un opiáceo para las compañías: las duermen y las atontan, haciendo que sigan trabajando  de forma mecánica mientras engordan.


eficiencia-innovacion-escasez-limites

HA LLEGADO LA HORA DE BUSCAR OTRA FILOSOFÍA DE INNOVACIÓN

Claro, todo esto a día de hoy resulta obvio. La frugalidad en las operaciones no es una opción estratégica, es un requisito imperioso… pero debemos abrazar esta filosofía como guía para que no volvamos a cometer los mismos errores, entender que para ello posiblemente sea mejor adoptar un enfoque bottom-up (construir de abajo a arriba) en lugar de top-down (construir de arriba a abajo).

Debemos entender que quizás el éxito no es haber alcanzado la perfección (¿desde el punto de vista de quién?) sino haber identificado un camino por el que vale la pena andar, de haber validado nuestro modelo de negocio. Que quizás la clave no es crecer por crecer, y que a lo mejor deberíamos plantearnos si esa es la mejor idea (algo de lo que ya hablamos en ¿crecer es nuestra única opción?)

La innovación siempre ha surgido de la escasez, de momentos en los que era necesario buscar otra forma de hacer las cosas, cuando no había más opciones. Pero no de una escasez pura, sino de la presencia de barreras, de límites que hay que superar y que en ausencia de recursos abundantes debemos salvar aplicando la innovación.

La necesidad es la madre de la invención

Y aunque parezca mentira, a todos nos sienta bien trabajar bajo estas condiciones. Nos obliga a quitarnos de la cabeza lo que NO tenemos y podríamos necesitar o aprovechar,  y a centrarnos en lo que SI tenemos. Si tuvieras que volver la vista atrás y recordar aquellos momentos en los que pudiste ser más creativo en tu trabajo, aquellas situaciones en las que floreciste y aportaste más que nunca… ¿fueron en situaciones tranquilas y con abundancia de recursos o cuando había presiones en tiempo y tenías que usar la imaginación?


creatividad-innovacion-barreras

Alguien que utilizó estos principios como guía de su forma de entender la gestión fue Steve Jobs, que asignaba a los equipos plazos mucho más cortos de los necesarios y recursos parcos para potenciar su creatividad… incluso se habla (no he encontrado confirmación) que que cuando reasumió la dirección de Apple tras su etapa por Next lo primero que hizo fue reducir a cero los presupuestos de las áreas de I+D, y únicamente las fue abriendo de forma muy gradual y nunca con exceso de recursos.  ¿Casualidad?

No creo. En la India hace algunos años surgió un movimiento al que se le ha dado en llamar innovación frugal o innovación inversa  y que basa sus principios en el jugaad, el espíritu del pionero y que podríamos traducir como “hacer lo mejor posible con lo que se tiene”, y que en sentido amplio se refiere a:

Uso de una vía alternativa, camino o improvisación para resolver rápidamente un problema en ausencia de recursos.

Esta filosofía ha permitido crear productos que a priori eran considerados no viables, como un coche por $2.500 o un electrocardiograma portátil por $1.000 (cuando los normales cuestan $10.000)… partiendo de la escasez en recursos y las restricciones (en dinero, portabilidad…) en lugar de partiendo de los costes de los materiales, sumándolos y poniendo el margen.

Mi experiencia en Israel confirma todo lo anterior, ya que aunque hay recursos disponibles existe una filosofía de “hambre controlada” que empuja a que las empresas e instituciones se aprendan a “buscar la vida

LAS CONSECUENCIAS DE LA ESCASEZ Y LAS RESTRICCCIONES

Si somos capaces de entender correctamente esta filosofía de innovación y no nos quedamos en las consecuencias “obvias” de reducir artificialmente los recursos podremos obtener algunos sorprendentes beneficios.

  1. La escasez nos hace quitar lo superfluo.

  2. La escasez nos hace plantear soluciones diferentes

  3. La escasez nos obligar a focalizarnos en los objetivos

  4. La escasez saca lo mejor de nosotros

UNA ADVERTENCIA: ESCASEZ NO ES LO MISMO QUE SEQUÍA

¿Quiere decir esto que deberíamos no dar recursos a nuestros equipos cuando están desarrollando un proyecto? En absoluto. Lo que quiere decir es que nunca deberíamos dar demasiados recursos, y que cualquier gasto extra o nueva inversión debe estar perfectamente justificada… porque o operamos con “mentalidad de escasez”  o en cuanto la situación actual finalice volveremos a cometer los mismos errores.

Lo importante es entender que la escasez per se no es lo que potencia la innovación, sino la necesidad. Que una es consecuencia de la otra, y que si no existe una necesidad real de resolver un problema, la presencia de restricciones que superar y una perentoria voluntad, la escasez a secas no es suficiente. Lo que conseguiremos es hacer que la gente se vuelva creativa en cuanto a cómo llevar a cabo la búsqueda de medios para resolver el problema de la misma forma, no en cuanto a buscar soluciones diferentes.

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

49 comentarios en “La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio)

  1. Hola Javier.
    Magnífico post, que comparto totalmente. La escasez nos obliga a “buscarnos la vida” mientras la abundancia nos acomoda peligrosamente y esto es aplicable a todos los ámbitos, laboral o personal.

    Sin embargo, tengo una duda respecto a tu afirmación:
    “En las épocas de abundancia lo que prima es la eficiencia, en las épocas de escasez lo más importante es la eficacia.
    Creo que la eficiencia busca el logro de un fin empleando los recursos de la mejor forma, mientras que la eficacia hace referencia más a la consecución del fin, sin tener tan en cuenta el uso adecuado o no de los recursos.
    En este sentido, ¿la correlación no sería abundancia-eficacia y escasez-eficiencia? Ya que cuando abundan los recursos no nos preocupamos de optimizar su uso, buscando, eso sí, el mejor logro. Y, por otro lado, ante la escasez de medios prima la optimización de éstos, nos preocupamos de usarlos de la mejor manera, de sacarles el máximo rendimiento.
    Seguramente se me escapa algo.
    Disculpa la extensión del comentario.

    Saludos y gracias.
    Sergio

      • No estoy desacuerdo con la idea de tu articulo: la escasez no es realmente buena, puede ser lo mas destructivo para la creatividad y para los negocios, pues es cuando empiezan las presiones, los nervios y los problemas por todas partes.

        aunque lo que si comentas es la conformidad, que si es un asesino de creatividad.

        Se ha de buscar la competitividad y un poco de ambición para lograr sacar la creatividad, valorar constantemente las buena ideas y siempre tratar de mejorar, si no se puede centrar en generar abundancia, si se puede mejorar en otros aspectos (fundamentos de la empresas,formación de nuevo personal, mejora de las condiciones laborales)

        Se ha de poner retos constantes para evitar la pereza y aprovechar los momentos de abundancia para premiar por las nuevas ideas para que la cosa no decaiga.

        Es cierto que la escasez empuja, pero violentamente y aunque se puede aumentar la creatividad en este proceso, también es cierto que muchos d los “creativos” caerán por el camino y por desgracia, en las empresas actuales eso de la “selección natural” no funciona demasiado bien y corremos el riesgo de eliminar los elementos validos de la organización para cambiarlos por los más agresivos, algo que no garantiza, ni mucho menos, la evolución del proyecto

    • Hola Sergio! (y Carlos)

      Muy buena pregunta, totalmente sensata. De hecho ese es el hilo de razonamiento imperante y en mi opinión culpable del estado de muchas empresas hoy en dia.

      Os cuento la lógica que subyace: si en tiempos de escasez nos focalizamos en la eficiencia (algo que ya ha hecho todo el mundo y que es la base de la innovación incremental) y nos preocupa únicamente ser más eficientes acabaremos haciendo más de lo mismo pero a un precio muy ajustado y con procesos muy bien diseñados… es decir, acabaremos compitiendo en precio, algo en mi opinión suicida en un entorno globalizado como el que tenemos.

      Y aunque a lógica como muy bien dices dicta que en la época de bonanza deberíamos perseguir la eficacia, la realidad desgraciadamente ha sido bien distinta: seguro que habréis vivido en la época de bonanza la persecución a todo lo que nos distraiga de nuestros procesos (muy enfocados a la eficiencia, algunas veces persiguiéndose la creatividad, semilla de la innovación y una de las cosas menos “eficientes” que existen).

      Por eso en mi opinión en una situación de escasez es un suicidio entrar a la “batalla” de la eficiencia, y creo que lo que deberíamos plantearnos (o mejor dicho, replantearnos) es el cómo hacemos las cosas, cómo conseguimos el fin… lo que nos llevará a buscar nuevos caminos para llegar a él, nuevas formas de entender el camino (base de la innovación disruptiva y principio de la eficacia).

      Espero haber aclarado un poco mi punto de vista…
      Gracias por comentar amigos!

      • Gracias por tu aclaración.
        También creo que repensar los modelos y las formas de actuar son mejor opción que tratar de exprimir modelos caducos. Y ahí la creatividad, el inconformismo, la inquietud… son elementos básicos.
        Saludos,
        Sergio

      • Si un conquistador esta en el nuevo continente con abundancia de indios, esclavos, machetes y todo lo necesario para andar nuevos senderos, le interesa q corten mas monte y caminen mas rapido para llegar a donde va, q a su vez puede ser un buen destino, pero no el mejor. Le interesa la eficacia en el trabajo.
        Si el mismo conquistador esta en el nuevo continente despues de una plaga q mermo la cantidad de obreros de los q disponia, ya le toca pensar seriamente si el sendero q andaba es el mejor para llegar a donde va, o si hay otro sendero o destino mejor, o si el mejor destino es quedarse donde esta y sembrar y establecerse, o si es mejor volver la vista atras y hacer mejor uso de los recursos q antes desprecio y q ahora es mejor “destino” q buscar otros quizas inciertos, quizas inalcanzables con los recursos de los q ahora dispone. O quizas es mejor hacer mejor “destino” en su viejo continente, o quizas es mejor educar y replantear el uso q da a sus recursos -obreros-, haciendo q ellos esten mejor para q el mismo este mejor. O quizas una combinancion de disitintas cosas, dando distinto uso a los recursos. Antes q ser eficiente, necesita saber q hacer -eficacia-, para recien con ese mapa ser eficiente. Asi lo entiendo.

        • En la 1ra parte coloque::
          “Le interesa la eficacia en el trabajo”
          y lo correcto era::
          Le interesa la eficiencia en el trabajo

  2. Gracias Javier por tu blog.
    Si “la economía pertenece al campo de la escasez” y entendemos esta como la situación en la que se produce una disminución o agotamiento de fuentes y/o recursos que satisfagan las necesidades, parece lógica tú afirmación de que en crisis lo que prima es la eficacia, o sea “producir resultados”, en este caso Innovar.
    El refranero español es muy rico y siempre me he acordado de aquel que dice “el hambre espabila”, siendo esta una estrategia para espabilar en ingenio. Es momento de espabilarnos, “tú futuro depende de ti, ¡inventátelo!

    • Hola Jose Mª, pues si, lo has explicado mucho más corto que yo…
      Gracias por tu reflexión y sobre todo, por tu ultima frase, que suscribo al 1000%.

      Saludos!

  3. Excelente post , estimado Javier. Creo que muchos hemos realizado grandes logros en tiempos difíciles bajo el acicate de la necesidad, el enfocaremos en un objetivo a alcanzar y hacer de este un propósito de vida. Los que buscan de esa manera el logro de ese objetivo , crean e innovan alternativas con lo poco que tienen hasta lograr su meta. En tiempos de vacas flacas es suprema mente importante hacer las cosas correctas.

  4. Javier me ha encantado tu post, pues ha resonado dentro de mí, ahora mismo estoy intentando iniciar una startup, con una idea que me encanta y tengo la intuición de que igual puede tener éxito, pero…. ¿y los recursos? podría quedarme sentada y decir que claro, sin recursos no se puede hacer nada, pero los recursos, no son sólo dinero, son personas que hagan un trabajo, y en este momento, hay gente que tiene tiempo y ganas, incluso gente que aún sin tiempo (tienen un trabajo) tiene ganas de intentar algo.

    Entonces, me planteo salir a buscar a esta gente y sí…. encuentro algunos, no todos aceptan mi propuesta, pero algunos sí, algunos con visión de futuro, con ganas de algo más, con inquietud, esos son los que necesito. Así, sin dinero, empiezo a moverme, iniciando una idea, que se va ir desarrollando, mientras en paralelo busco financiación.

    Así que estoy de acuerdo contigo, un pensamiento es muy poderoso, creer que se puede, hace que se busque la manera de hacer las cosas, y se consiga.

    Animo a todos los que tengan ideas, a buscar gente con iniciativa, trabajar en equipo es genial, y a veces pienso, que el reto no es hacer triunfar un proyecto, sino construir un equipo que sepa trabajar unido y disfrute haciéndolo, superando día a día los problemas que la interacción personal supone, y en esto…. yo creo que tenemos que avanzar más, pues aún estamos casi casi en la era de las cavernas.

    • Hola Paloma! Un gran caso de lo que comentaba… conozco varias startups en la que al emprendedor le han dado mucho dinero para lanzar su idea (ya que la primera empresa que montó fué un éxito) y no han conseguido nada…

      Mucha suerte, seguro que al final las cosas salen! :-)

  5. Hola Javier! Un gran post, como no podia ser de otra manera. Voy a permitirme el lujo de matizar un poquitin tu reflexión. No te falta razón al esgrimir tu razonamiento en que la correlación escasez-innovación es directamente proporcional, ahora bién, los ejemplos Indios e Israelita dejan de manifiesto que no és una condición única para innovar. Es necesario tener otras cualidades bién trabajadas como la capacidad de esfuerzo, la capacidad de sufrimiento, la capacidad de soportar altas dosis de incertidumbre y varias cosas más que van en la misma dirección. En nuestro país, tenemos mucha escasez y nos falta mucho de lo demás ( lo aplico a todas las esferas y estamentos) es una qüestión de educación y cultura. Mientras nuestro ejemplo siga siendo el del Pícaro meseteño en lugar de la del esforzado labrador lo tenemos crudo. Aún así, la ventaja de nuestro presente y gran capacidad de acceso a información nos permite comparar, y por el simple hecho de que las comparaciones son odiosas algunos han decidido aprovechar la escasez para innovar.

    Un saludo Javier!

    • estoy muy de acuerdo con @PauSamo, tanto en la vida de las personas como de las sociedades, lastimosamente no se aplica, yo diria en un 99.99 aquello de q “inteligente aprende de sus errores. Genio aprende de los errores de los demas”. Cada quien debe darse sus cabezasos para darse cuenta x propia experiencia. Lastimosamente tambien, hay personas q no aprenden, asi las lecciones le lleguen de distintas maneras. Y mas lastimosamente, las sociedades, aunque aprendan de sus errores y malas experiencias, llegara la generacion q no tenga referencia mas q meramente historica de lo q se hizo mal en el pasado y repetiran los msmos errores, ya sea propios, ya sea q lo ha sufrido otra sociedad.

      • Pues si, hay mucha gente que no aprende de sus errores, que únicamente ve la vida en clave de problema y no de oportunidad… pero no son el 99.99 de la gente quienes cambian las cosas, sino los locos valientes que se crecen con los desafíos, no?

    • Hola Pau!

      Claro que no es la única condición para innovar :-) Sería muy fácil… de hecho es condición sólo si necesitamos buscar innovación disruptiva, ya que la incremental funciona con otras reglas. Conozco el caso Israelita bastante bien y sin duda uno de sus “drivers” de crecimiento ha sido la escasez…
      De todas formas fíjate que al final hablaba que quizás más que la escasez per se la clave es la necesidad.

      Sin duda estoy de acuerdo contigo, que con sólo escasez pero sin formación ni colaboración (individúo vs. grupo) no hay manera de cambiar nada…

      Muchas gracias por el comentario!

  6. Muy buen artículo Javier (como siempre, para que negarlo, algún día cuando sea mayor quiero llegar a ser como tu xD). Y la demostración empírica de este post es que cuando había vacas gordas se montaron el tipo de empresas que se montaron, con modelos de negocio no precisamente sólidos…

    • Jajaja, muchas gracias Jacobo! Y si, estoy totalmente de acuerdo, estamos en esta situación por la sobreabundancia con la que vivimos… pero bueno, la parte positiva es que vamos a volver a ser muy creativos! :-)

  7. Pingback: La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio) | Courius | Scoop.it

  8. Pingback: La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio) | Paco Prieto | Scoop.it

  9. Buen tema éste, Javier. Además, muy bien enfocado. Aunque los matices podrían ser interminables. Suscribo lo que dice Pau Samo: la innovación no surge así sin más en tiempos de escasez. Si, además, no hay mentalidad emprendedora, esfuerzo, formación, etc., todo se quedará en oportunismo y especulación, y la innovación no perdurará.

    • Totalmente de acuerdo Jose, como decía a Pau no es solo la escasez sino la necesidad, salpimentada con actitud, formación, esfuerzo…

  10. Hola Javier, añadiré un matiz a tu reflexión. Yo creo que la escasez por si misma lo que provoca en primera instancia es la adaptación del ser humano a estas condiciones. En caso de imposibilidad, tendemos a la creatividad para cambiar las cosas. Pero si la escasez no es lo suficientemente profunda para obligarnos al cambio, nos adaptamos. Sirva de ejemplo la escasez del tercer mundo.
    Creo que la fuente principal de creatividad es el cambio. Ahora bien;
    ¿es la creatividad la que provoca los cambios en la sociedad? o ¿son los cambios que se producen en la sociedad, lo que incita a la creatividad?
    La respuesta… no se si la hay.

    • Hola Paco, interesante reflexión… yo creo que además de lo que apuntas deben existir unas condiciones en el medio, como ya apuntaban Pau y Jose… creatividad, formación, actitud emprendedora, formación, esfuerzo… todo junto llevan a ese cambio, pero desde luego lo que está claro es que su opuesto, la abundancia, no nos lleva a cambios profundos.

  11. Hola a todos. Creo que un buen ejemplo que ilustra el artículo de Javier es la famosa apuesta Simon – Elrich que os invito a leer aquí http://arvo.net/luis-olivera/apuesta-sorprendente/gmx-niv881-con9404.htm porque es interesantísimo. Simon pensaba que la relación entre recursos y población no era problemática si se tenía en cuenta la capacidad de innovación humana. Esto chocaba frontalmente con el Malthusianismo. Por ello hicieron una apuesta a largo plazo y ganó la tesis de Simon lógicamente.

  12. Pingback: La escasez es la base de la #innovacion (porque el hambre agudiza el ingenio) | Empresa 3.0 | Scoop.it

  13. Pingback: La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio) | La Factoría De Negocios

  14. Esto me ha hecho pensar
    Unos ingresos fijos, recurrentes y crecientes son un opiáceo para las compañías: las duermen y las atontan, haciendo que sigan trabajando de forma mecánica mientras engordan.
    Creo que también ha sido un opiáceo para las personas.

    • Pues si, estoy de acuerdo contigo… y desgraciadamente nos han desintoxicado de golpe a muchas personas, lo que ha producido un malestar como hacía años que no había. Habrá que desengancharse.

  15. excelente post, estoy deacuerdo con el desarrolllo del tema y muy acertado para esta epoca de crisis, hay que valorar y replantear el modo en que podemos llegar a cumplir una meta u objetivo con minimo gasto o con cierta escases lo que no puede faltar es la creatividad e innovacion como punta de lanza en nuestro proceso de pensamiento y desarrollo.

    • Yo al menos lo veo así, Pablo.. y en mi experiencia siempre han funcionado de esa forma las cosas. El problema es que la escasez es, por si misma, dolorosa… pero a veces inevitable.

      Gracias por comentar!

  16. “La innovación siempre ha surgido de la escasez…. Pero no de una escasez pura, sino de la presencia de barreras, de límites que hay que superar y que en ausencia de recursos abundantes debemos salvar aplicando la innovación”…

    Que sucede cuando el problema de una sociedad no es propiamente la escasez de recursos, sino de oportunidades, provocadas por situaciones manejadas de tal manera q quienes deben dar un piso de estabilidad y certidumbre, van en un camino q avanza hacia la negacion de cualquier mecanismo de autosuperacion para incentivar una total dependencia y con ello completo control y manipulacion ante cualquier intento de creatividad, ingenio o empresa.
    La rebelion seria lo mas logico, mas la adaptacion y conformismo de buena parte de poblacion en espera de prebendas tornaria tal situacion en algo encarnizado q colocaria en bandos enfrentados a 2 formas de pensar muy distintas.
    Que hacer? … como adaptarse? … evidentemente hay quienes lo logran.. mas como hacerlo sin convertirse en aliado a conveniencia del problema?
    Le admiro su sapiencia y me gustaria un articulo en ese sentido. Es mas, lo esperaria con mucha expectativa.
    Saludos y gracias x tan oportuna y atinada pluma.

    • Hola Rafael! Yo creo que la escasez no es sólo de recursos, sino que una lleva de la mano a la otra: cuantos menos recursos menos oportunidades, que en algunos entornos son dosificadas con maestría para que vivamos en el límite que nos empuja a movernos

      Creo que el secreto es hacernos cada vez más independientes de los “canales establecidos” (de información, de oportunidades, de datos), sacar nuestras propias condiciones y buscar nuestras propias oportunidades. Es mucho más dificil porque implica cuestionar todo lo que damos por hecho… pero es que la alternativa es mucho peor. Prefiero emprender con escasez pero con mi propio criterio que seguir los dictados de otro aunque me de recursos…

      Muchas gracias por tu comentario!

  17. Pingback: La escasez es la base de la innovación (porque el hambre agudiza el ingenio) | Marketing para tu comercio | Scoop.it

  18. Pingback: Los links de la semana II Traducinando

  19. Pingback: Sabias sobre la INNOVACIÓN? | Eduardo Valenzuela

  20. Pingback: Innovating in scarcity: now is the time | ideas4all blog

  21. Pingback: Innovando desde la escasez, ahora es el momento | ideas4all blog en español

  22. Hola Javier:

    Felicitaciones por el articulo. Lo he leído con especial atención, en particular a tu correlación “escasez / sequía”, ya que trabajo en La Rioja, la región mas seca del árido de Argentina. Lugar desde donde intentamos desarrollar diversas innovaciones para alcanzar nuevas herramientas que ayuden a superar la presente crisis.

    Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>