¿Una burbuja de emprendimiento?

burbuja-emprendimientoEstamos asistiendo a una época donde el emprender se considera una actividad cuasi mística, en la que todas las instituciones intentan convencernos de que todo el mundo debe ser emprendedor, y donde surgen como setas centros de coworking, aceleradoras, incubadoras y startups…. pero ¿es todo esto real o vivimos una nueva burbuja?

Hoy en día al emprendedor se le considera poco menos que una figura mítica en la que descansa la responsabilidad de transformar la sociedad (algo que, aunque es cierto, va a suceder mucho más tarde de lo que anhelan los políticos). Son un grupo de personas hasta hace poco casi completamente desconocidas, pero que ahora finalmente son admiradas y reconocidas por su valor y arrojo, y la sociedad los apoya en bloque… algo francamente necesario.

Y si, a la casta política se le llena la boca hablando de la “gran esperanza” que representan los emprendedores, e incluyen en sus programas grandilocuentes eslóganes sobre lo importantes que son… pero es normal, y siendo justo, están  empezando a trabajar por apoyarlos. De forma más o menos afortunada y con mayor o menor éxito, pero la realidad es que no sólo hay voluntad sino hechos.

Todo esto junto con el enorme auge de actores que promueven el emprendimiento, desde aceleradoras o incubadoras hasta espacios de coworking o profesionales varios de apoyo (basta mirar Spain Startup Map, el mapa de la comunidad emprendedora de España para darse cuenta del volumen), ha llevado a algunos a hablar de “burbuja”… algo que creo es correcto sólo a medias.

Spain Startup Map, el mapa del ecosistema emprendedor en España

Bien es cierto que podríamos hablar de una “burbuja social” de emprendimiento, de que existe un exceso de optimismo sobre el proceso de emprender, que a mucha gente se le está animando a ello sin ser realmente conscientes de dónde se meten y con apenas conocimientos sobre el proceso… algo que acabará mal para mucha gente.

Todo esto, por si fuera poco, sucede en un contexto donde se está animando a muchos parados a emprender, ya que tras perder sus trabajos y con un negro panorama laboral en el horizonte se perfila el emprendimiento como  su única salida…. algo francamente peligroso ya que el emprendimiento por necesidad tiene unas tasas de fracaso muy altas (tal como hablamos en No emprendas, por favor).

En éste sentido sí puedo estar de acuerdo que existe cierta “burbuja social” de emprendimiento… pero en absoluto puedo estar de acuerdo con la acepción clásica de “burbuja”, que habla de una subida durante un largo periodo e injustificada de la valoración de las startups.

Entre el año 1997 y el año 2001 aprox. sí que se produjo una burbuja .com, en la que muchos inversores más o menos cualificados invirtieron millones de dólares en empresas startup que no entendían, y en no pocos casos consiguiendo retornos de 2 y 3 dígitos… pero  sin saber cómo o por qué. Y al igual que sucedió recientemente con la burbuja inmobiliaria, el mundo real irrumpió en los sueños de aquellos locos y derrumbó su castillo de naipes.

Sin embargo a día de hoy en España los inversores están mucho mejor formados que entonces, son más cautos, e invierten con criterios mucho más sensatos. Es cierto que el mercado inversor en startups se ha animado últimamente, pero no porque haya una expectativa injustificada sobre el futuro o valoraciones millonarias absurdas de estas compañías, sino porque:

Ahora mismo en España hay muchas y muy buenas startups con un enorme potencial y proyección… algo de lo que congratularnos.

Pero entre una buena situación de emprendimiento (en la que sigue faltando financiación, sobre todo en las primeras fases) y una burbuja existe un mundo. Tenemos que seguir trabajando en apoyar a esas grandes startups que a día de hoy pelean por sobrevivir y crecer, y en educar a los futuros emprendedores sobre las luces y sombras del proceso de emprender… porque esa es nuestra única opción de futuro.

(Artículo originalmente publicado en VLCNews)

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

36 comentarios en “¿Una burbuja de emprendimiento?

  1. En líneas generales, comparto lo que explicas en el artículo.
    Es cierto que hay grandes proyectos que deben ser apoyados —la financiación privada sigue siendo insuficiente pero la pública es más que nada cosmética y basada en criterios exóticos—, pero yo no infravaloraría lo que llamas “la burbuja social del emprendimiento”.
    Basta estar unos meses en un vivero público de empresas para descubrir las verdaderas barbaridades que se animan a cometer desde las administraciones (de eso hablé en Emprender apesta, no lo hagas).
    Con la moda “lean” se olvidan de realizar planes de empresa, se incentiva la creación de clones de baja calidad de productos digitales de éxito, se anima a emprender a personas que no tienen la preparación suficiente y que no tienen la más remota idea de lo que se les viene encima, etc.
    Esto, a la larga, generará un ambiente de desconfianza en los pocos inversores que tenemos que acabará perjudicando a todo el ecosistema.

    • Buena reflexión Jose Luis… yo creo que como en toda moda donde empiezan a haber cada vez más actores será el propio mercado quien se encargue de “limpiar” como ya ha pasado en otras ocasiones (yo viví la “limpieza Infovia” donde se pasó de casi cientos a decenas).

      Los inversores cada vez están mejor formados y saben en qué invertir, y que haya un buen dealflow para ellos no es malo, el problema es que tendrán que filtrar más… pero es parte del juego, no?

      • Pues no te falta razón: con inversores cada vez más informados, solo los proyectos “invertibles” acabarán teniendo futuro y todo terminará estabilizándose.
        En todo caso, es una lástima saber que en el proceso perecerán cientos de proyectos que nacerán sin futuro animados por instituciones inconscientes.

  2. Hola Javier,

    muy acertado tu post, y es cierto que un entorno favorable que apoye a los emprendedores es muy positivo; para ser real, debe incluir financiación y asesoramiento que ayuden a valorar a los “lanzados” las enormes dificultades y riesgos con los que se encuentran, en especial en un pais como España.

    Que los políticos se llenen la voca con la palabra emprendedor, buscando salir bien en la foto, es un ejercicio de cinismo extremo, mientras en este país los negocios sigan controlados por las corruptelas políticas y los conchaveos con aquellos que se hacen llamar empresarios y no son mas que gestores de prebendas, con el objetivo de enriquecer a unos cuantos y mantener los privilegios de algunos a costa de la explotación de muchos. Mientras esto sea así, los apoyos oficiales me temo que sirvan de poco, por las dificultades en acceder a los mercados.

    Los que consiguen el éxito tienen un gran mérito.

    Saludos!
    Gregorio Delgado

    • Tienes razón Gregorio, por eso a mi cuando me preguntan qué deben hacer los distintos gobiernos para apoyar a los emprendedores digo que, de entrada, no poner palos en las ruedas, que el resto ya nos encargamos nosotros :-)

  3. El enfoque del artículo lo considero apropiado para el contexto de España donde no ha habido cultura emprendedora y que aquí son considerados casi heróes por ser arriesgados. Ser emprendedor no se nace sino que se hace uno mismo y va en la cultura que hayas aprendido y que toca desaprender y luego aprender a ser emprendedor para quien no lo haya sido. En otros países ser emprendedor es algo normal en la vida de la gente, siempre se está buscando otra entrada de dinero aparte del trabajo fijo que tengas, cualquier persona tiene alguna experiencia en emprender algún negocio. Hablar de burbuja no lo creo, porque es un cambio de pensamiento de la sociedad en general, emprendedores siempre los ha habido, además el grueso de los empleos los da la pequeña y mediana empresa. Tiene que haber un cambio en la legislación para fomentar el emprendimiento sea autoempleo y creación de empresas, hay muchos obstáculos para ello desde el papeleo y la falta de financiación. No hay infraestructura para el emprendimiento en general, cuesta mucho sostenerse pero parte de ello es los pagos obligados que hay que hacer al mes, temas de IVA, autónomos y mucho menos poder contratar empleados al inicio. Debe haber facilidades para poder crear negocios y poder crecer para sostenerlos.
    Sr Intelligenius

    • Hola!
      Buen planteamiento, yo tampoco creo que el emprendedor sea “genético” (aunque los haya) sino más bien un tema de formación y cultura. Yo si que creo que hay infraestructuras para el emprenendimiento… el problema es que demasiadas, y con demasiada poca “fuerza” (se ha buscado volumen en lugar de calidad)…

      Y si, mientras el emprender implique tantas cargas y riesgos financieros en este país en contraposición con otros, la gente no se decidirá a montar aquí sus empresas (no te cuento la cantidad de startups en las que participo que su domicilio está en Londres o en Delaware)

  4. Totalmente de acuerdo con la diferenciación entre “burbuja social” y “burbuja económica”. Respecto de lo social, es evidente que la hay. Además, existe una gran confusión entre el emprendimiento y el autoempleo.

    En el plano económico es cierto que no hay burbuja, pero sencillamente porque en España no hay dinero. Si lo hubiese, da por hecho que habríamos entrado en una espiral inversionista de alto calibre.

    • Hola Raúl

      Pues no estoy de acuerdo contigo respecto al tema del dinero. Es España ahora mismo hay muchísimo dinero ocioso de inversores que no saben que hacer ahora que el ladrillo ya no es seguro… pero que no se atreven a meterse en el tema startup porque lo desconocen y les da miedo.

      Con que consiguieramos movilizar a un pequeño %, no te imaginas cómo se animaría la cosa… :-)

      Saludos!

  5. Pingback: ¿Una burbuja de emprendimiento? | Estrat...

  6. El tema de hablar de la burbuja emprendedora, ya casi empieza a ser otra burbuja en sí misma… Llevamos estos últimos años asistiendo a un circo de nuevos gurús y asesores, expertos y demás farándula del emprendimiento (donde es realmente difícil discernir cual es el “verdadero artista”), que han tratado de hacerse un hueco mediático y por ende con previsión económica de por medio, hablando de todo tipo de temas acerca del emprendimiento y sus bondades. Desde las historias de grandes éxitos (que se cuentan con los dedos de las dos manos y poco más) tratando de hacer creer a todos que cualquiera puede llegar a eso, hasta auto-historias de ´éxitos y fracasos, plagados de consejos y contraconsejos par lo uno para lo otro, pasando por consejos semanales, cuando no diarios, de los negocios que se pueden montar (que pueden montar otros, claro, porque los que aconsejan no los deben ver tan buenos cuando solo escriben pero no montan ninguno), o temas de financiación, planes de negocio, como tienes que ser de listo o de tonto para montar un negocio, etc. Por no hablar de los que llenan páginas y páginas de post, y horas y horas de charlas o conferencias sobre emprendimiento y solo hablan de “startups” como si el resto del mundo de los negocios no existiera y solo fuera posible emprender en entornos de este tipo de empresas, pero no tienen ni repajolera idea de lo que es un comercio, un taller, una empresa de logística, un laboratorio químico o una quesería, por poner algún ejemplo. Y ahora toca el tema de “no emprendas que te vas a dar un hostiazo del copón”. Pues a ver si nos aclaramos señores expertos (y no va por ti Javier), o le dicen a la gente que emprenda o que no emprenda. No podéis llevar años y años dando la matraca con que emprender es casi como convertirse en Superman y que si no eres un mierda y de repente sumarse a la moda de decir que sobran incubadoras, organismos, viveros, eventos, networking, etc, etc, cuando vosotros formáis parte de esa posible “burbuja del emprendimiento”. Una vez publicó un tuit muy esclarecedor Ismael El-Qudsi que decía que si todos los que hablan de emprendimiento emprendieran, no habría paro… y tiene razón. ¿Cuanta de esa gente (que son miles) que se dedican a vivir del emprendimiento ajeno ha emprendido algo más que un blog y alguna conferencia colateral? ¿Cuántos de ellos saben de verdad, sin tanto plan de negocio aprendido en una facultad o master, o curso superior, lo que es pagar una nómina, buscar financiación, gestionar personal, controlar la tesorería, buscar clientes, buscar proveedores o hacer más horas que un reloj para llevar a cuestas el día a día de una empresa? La mayoría, ni puta idea (con perdón) y si les pones una empresa en las manos al mes están de baja por depresión, o preparan tal cacao que no cobra ni el de la limpieza por horas. He visto muchísimas aportaciones interesantísimas para los emprendedores, de veras, muchas y muy buenas que han ayudado a mucha gente. Pero vamos a ser serios, si todos quieren asesorar sobre emprendimiento y nadie emprende van a sobrar asosores, blogs, conferenciantes, mentores, etc. etc. Por otro lado emprender se ha hecho toda la vida desde tiempos remotísimos de la historia de la humanidad, sin tanta tontería, tanto máster, MBA, postgrado, licenciatura, diplomatura, mentoring, business angels, consejeros, reconsejeros y pepitos grillos varios. Para emprender no hace falta ni ser un Supermán, ni ser un visionario, ni un flipado, ni un acojonado, ni el tío/a más inteligente del mundo. Hace falta tener claro que quieres hacer, lo primero, como lo quieres hacer, lo segundo, como lo puedes hacer, lo tercero y para eso debes de tener una idea, un bolígrafo, papel y calculadora (sí, antes no había tanta Tablet y tanto ordenador y tanta leche y también algunos se ganaban muy bien la vida con los negocios). A partir de ahí, debes de tener sentido común y capacidad de reflexión, para pensar en las consecuencias de lo que vas a hacer, no solo en los posibles beneficios, y desarrollar el mejor plan para que si se va tu negocio a la mierda, no te lleve a ti con él para el resto de tus días y puedas empezar otra cosa o ponerte a trabajar donde sea sin estar arruinado el resto de tu vida. ¿Qué tienes muchas capacidades, títulos, retítulos y has leído todo lo habido y por haber de emprendimiento? Bien, demuestra que te ha servido para algo. ¿Qué no tienes todo eso, pero estas dispuesto a dejarte la piel en tu nueva aventura y aprender todo lo que no sabes y dar el 100% todos los días? Perfecto, de otra forma no funcionará y también deberás demostrar que puedes hacerlo. Siempre ha habido emprendedores, no hace tanto muchos de ellos no sabían ni escribir y algunos han llegado a lo más alto. Todo se basa en la tenacidad, el sentido común, la responsabilidad, el sacrificio y el control milimétrico de tus finanzas, obviamente sumado a una idea o proyecto realizable. Suma todo eso y encárgate de hacerlo viable. Si además de eso resulta que eres alto/a, guapo/a y con ojos azules, cojonudo!!

    • Jajaja, más que un comentario lo anterior es un manifiesto :-)
      Es una buena reflexión, y acepto el tirón de orejas en la medida que me toca… porque tienes razón. El problema realmente es que estamos ante una nueva fiebre del oro, en la que la gente huye de su realidad diaria para buscar la promesa de algo mejor, que le han vendido como que será fácil y luego cuando se pone descubre que no lo es ni mucho menos.

      Como muy bien dices emprender es algo que se ha hecho desde hace mucho, quizás lo que cambia es la forma en la que se ha hecho… pero ahora mismo hay una especie de “confabulación” que empuja a que todo el mundo emprenda, y en la que incluso los que hemos defendido (y defendemos!) el emprendimiento como forma de cambiar la economía nos lanzamos a intentar frenar a cantidades de emprendedores suicidas que toman esa decisión como una huída hacia adelante.

      ¿Y por qué todo esto? Pues por lo mismo que en el caso anterior: en la época del salvaje oeste los que se forraron no eran los que buscaban oro, sino los que vendían palas. Ese es el problema, que la burbuja esta ahora en gente que empuja a los emprendedores a lanzarse con la esperanza de lucrarse en el proceso sin que importe cómo acabe la cosa…y eso me da terror.

      • Totalmente de acuerdo Javier (en lo del manifiesto también…y aún me quedaron cosas en el tintero, no creas :-))

        Estamos en un momento muy complicado (y el que diga lo contrario, o se engaña, o miente) en el que los análisis deben hacerse en base a multitud de variables sobre el entorno en el que se van a hacer las cosas y sobre los diferentes mercados que se piensan abordar, sean domésticos o exteriores. Y como bien dices, cargar la mula de palas, picos y cantimploras, no es suficiente para ir a buscar oro. Primero hay que saber si lo hay, donde, cuanto puede costar llegar hasta él, como sacarlo, a quién se le puede vender y a qué precio. Y aún así del batacazo nadie está libre. Ni es fácil, ni lo será nunca, la mayoría de emprendedores, empresarios, o como se le quiera llamar, tienen tras de si historias desafortunadas e incluso dramáticas. Y otra cosa, hay que estar dispuesto a levantarse todos los días a resolver un montón de problemas, que los tendrás sí o sí. El “happy emprendering” rara vez existe. Lo que existe es mucho sacrificio, esfuerzo, tenacidad, muchísimas horas y poco dinero, sobre todo al principio. Siendo realista y contando con esto, es como todo, tienes sus cosas buenas y malas. Por eso no estoy de acuerdo con los que antes lo ponían todo blanco y ahora todo negro.

        Por cierto, Javier, tu blog y muchos de tus post contienen información muy valiosa e interesante, para determinadas áreas en ciertos tipos de negocio y realmente ayudan a la gente a clarificar ciertas cosas. Frente a los abundantes relatos de “Caperucita emprendedora” que pueblan la red, se agradecen este tipo de contenidos útiles y relevantes para quienes se adentran en el mundo de cierto tipo de emprendimiento.

  7. Pingback: ¿Una burbuja de emprendimiento? | Estrat...

  8. Acá en Guatemala, somos emprendedores natos, pues como parte de un sociedad subdesarrollada desde corta edad ya pensamos en crear un negocio o algo parecido para subsistir. Soy ingeniero en sistemas y veo ahora cientos de emprendimientos digitales y como decían arriba, el 90%-95% tiende a fracasar. Lo de la metodología Lean es muy bueno, pues trata de ordenar y guíar al nuevo emprendedor, pero muchas veces las buenas ideas y productos/servicios deribados del emprendimiento no salen avante por que muchos de ellos son copias de otros de éxito y/o solo por que se oye bonita la descripción del problema y la solución MVP. Tengo un ejemplo claro donde un emprendedor invirtió US$ 25,000 en un proyecto de comida (Restaurante) que tuvo que cerrar a los 8 meses, caso contrario un caso emprendedor un tanto ilógico el cual hasta da risa…”mi madre de 62 años fue a visitar a mi abuelita de 94 años por razones de salud, como tenía que quedarse algunos meses en una provincia a 184 kms de la Ciudad capital de Guatemala, le hablo a su hermana que si podían vender comida en su salón de belleza, llevan cerca de 4 meses y están vendiendo cerca de 50-60 menús al día y ya tienen 4 personas que le ayudan, están por alquilar un local muy cercano al salón de belleza y mi madre me dijo, después 40 años que quise tener un restaurante y ahora en 4 meses de tener este pequeño negocio están funcionando de maravilla….” mi pregunta es está …. ¿ mi madre no tiene website, fanpage, correo electrónico, volantes, plan de mercado, canvas model, no tiene estudios universitarios, entonces que hizo que el emprendimiento funcionará….fácil….. mi abuelita le enseño recetas de comida propias de la provincia …y ella regreso con esas mismas recetas y calidad al pueblo que la vio nacer….y fue un éxito…pues esas comidas dejaron de existir hace más de 20 años y ahora todo el mundo busca algo diferente….”
    Espero sus comentarios…saludos desde Guatemala City….

    • Me encanta el ejemplo que me cuentas… y la clave es obvia: tu madre ha tenido éxito porque ha resuelto una necesidad real que existía, y posiblemente la calidad de la comida junto con el hecho de que la peluquería actúe como canal de captación han conjurado un modelo de negocio de éxito (que no todo es internet ni tecnología!)

      Gracias por compartir la historia!

    • Esclarecedor… El que un proyecto funcione o no, depende de factores que nos son fáciles de anticipar al 100%. Son muchísimos los casos como el que expones, que han sido enormes éxitos partiendo de algo “casual”. Por tanto no hay que pensar siempre que para emprender algo en cuanto a proyectos de negocio, hay que ser el más técnico y tener los mejores mentores, financiadores, socios, etc. del mundo. A veces las necesidades a cubrir son más sencillas y están más cerca de nosotros de lo que creemos. Y por lo general son detalles muy pequeños, a veces casi imperceptibles, los que marcan la diferencia. El caso que nos muestra este comentario, lo puede intentar otra persona con el mismo concepto, dos calles más abajo y no funcionar. Por eso que ¿quién dijo que fuera fácil? o…¿quién dijo que fuera difícil?? Depende…

  9. El empredurismo necesita de personas con cualidades y talentos; muchas veces los tienes pero no lo sabes, importa tu entorno y tu formacion en familia; no lo sabes y haces cosas diferentes, tu forma de pensar (juicios con o sin informacion), el valor de tu autoestima, si tienes estres o depresion, es mejor ser una persona sana fisica y mental y luego reunes o consigues tantos “requisitos” asi o similares, y luego transcurre el tiempo a tu favor con esa seguridad que tienes que vences tu miedo a conseguir tus objetivos. Pero no al reves, que tu, necesites del emprendimiento. Robustece tu persona de los requerimientos del empredurismo. Es dificil, pero se puede. Por otra parte, es todavia mas dificil emprender para vivir (al comienzo) del negocio, (si no tienes otro ingreso), es como querer vivir de la vaca que te da la leche; eventualmente te la tendras que comer si no tienes otra; pero tambien se puede. La persona, entorno, circunstancias etc. siempre es diferente a otra, no hay nada establecido aunque lo mas parecido a la certeza, es comenzar por uno mismo, como persona. Bueno, esa es solo mi personal opinion, con respeto; gracias

    • Gracias por compartir tu opinión Antonio. Al final si quieres emprender puedes… pero con sentido común, que si no luego pasa lo que pasa :-)

  10. Pingback: Ojalá exista una burbuja de emprendimiento - Jorge García Gómez |

  11. No veo nada de malo en que se anime a la gente a emprender. El 50% del éxito es suerte y el otro 50% preparación. En ese 50% de preparación entra tener un buen plan de empresa y conseguir financiación suficiente.

    • Hola Guillermo

      Pues no puedo estar más en desacuerdo contigo, lo siento. Tener un buen plan de empresa no garantiza nada… creo que es mucho más importante salir al mundo real y buscar una necesidad real por la que los clientes estén dispuestos a pagar, y respecto a la financiación, no olvidemos que es deuda habitualmente y que hay que devolverla.

      Animar a emprender si, pero si no se emprende por necesidad. Que dejarlo todo al 50% de la suerte me parece un poco suicida.

  12. Pingback: ‘Friday Links’ #1 | AldoAguirre.com

  13. Pingback: ¿Una burbuja de emprendimiento? | Entrep...

  14. Pingback: ¿Una burbuja de emprendimiento? | Competitividad 2.0

  15. Pingback: ¿Burbuja económica del emprendimiento? | Finanzas economia

  16. La falta de oportunidades laborales no debe ser un impedimento para no trabajar, al contrario debe ser una motivación para buscar nuevas puertas para lograr éxito y rentabilidad económica. El emprendedor siempre encuentra el camino para triunfar.

  17. El ser emprendedor es una forma de ver el mundo con actitud renovadora, siempre a la vanguardía de cambiar y transformar cosas, de ver la diferencia y la mejoría de lo que le puedo ofrecer a la sociedad. Suplir necesidades que van más allá de lo tradicional con perseverancia y al final dejar la huella sobre la historia deseada.

    Soy un emprendedor y este tema me parece interesante debemos hacer un cambio en la forma de ver el emprendimiento, comparto mi forma de ver y como valor agregado les dejo mi enlace para que se nutran un poco más al respecto.

    >> goo.gl/PmBVSH <<

    Saludos!

  18. Buena publicación gracias por
    información es de mucha ayuda y sobre todo da valor para todos los emprendedores.

    mi enlace para los que los emprendedores que toman las cosas encerio y quieren cambiar su vida.

    sitio web: bit.ly/1igLlZp

  19. Pingback: Emprender en Tiempos Difíciles | Entrepeneurs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *