¿Los emprendedores van a salvar el mundo?

¿Los emprendedores van a salvar el mundo?Hoy en día lo de emprender “mola”, sobre todo en boca de los políticos. Da la impresión de que la cura de todos los males de nuestro maltrecho país pasa por los emprendedores. Según parece ellos van a arreglar la economía, crear miles de puestos de trabajo y conseguir el famoso cambio productivo que tantos años llevamos buscando…

…y prontito, que somos muchos millones de españoles los que esperamos impacientemente el milagro. Pero desgraciadamente, como casi todo lo que vale la pena, no va a ser ni tan rápido ni tan fácil como les gustaría a nuestra clase dirigente, que se mueve en periodos de cuatro años.

Estoy totalmente de acuerdo con que el emprendimiento es sin duda uno de los pilares sobre los que construir una nueva nación, más innovadora, con empleo de calidad y sostenible… pero sólo uno de ellos. También las empresas actuales tienen todavía mucho que decir en este punto, no las demos por perdidas ya.

El crear un ecosistema emprendedor es sin duda necesario, y gracias a ellos países como Israel, Estados Unidos o Corea han florecido, transformado sus economías e incrementado sus PIB de formas realmente llamativas… pero no lo han hecho en una legislatura. Ni siquiera en dos.

Las dinámicas que van a hacer que el emprendimiento realmente arraigue en nuestro país son las mismas que rigen cualquier ecosistema que podamos observar en la naturaleza, y son consecuencia de un delicado equilibrio entre múltiples actores, situaciones y aspectos diversos.

Y eso supone que no podemos ni debemos trivializarlos. No podemos limitarnos a estereotipar la figura del emprendedor, a decir que lo que necesita es acceso a unas oficinas, algo de financiación y quedarnos tan tranquilos (siendo todo ello cierto). Porque desgraciadamente el asunto es mucho más complejo, y existen multitud de factores que deben confluir para que un ecosistema emprendedor florezca.

Esto no quiere decir que no estemos dando los pasos en la dirección correcta, y que esta repentina canonización de la figura del emprendedor no sea absolutamente positiva, al contrario, está ayudando a cambiar la percepción sobre esta rara avis y haciendo que poco a poco se conviertan en una referencia para el pueblo.

Emprender ha dejado de ser, en la mente del imaginario popular, aquello que se hace mientras no se encuentra trabajo. Es algo importante, trascendental y que realmente todos deberíamos no solo valorar sino admirar.

Pero para poder ayudar a esta casta de modernos superhéroes no basta con imaginarnos desde las administraciones públicas qué necesitan, ni mucho menos. Aunque por supuesto hay de todo, el contexto profesional de un funcionario de carrera y de un emprendedor se encuentran bastante alejados, y resulta cuanto menos absurdo el que uno intente imaginar qué siente o necesita el otro.

En mi opinión desde las instituciones públicas se debería dejar de hablar continuamente sobre el emprendedor y lo que necesita, y salir a la calle a preguntarles precisamente a ellos qué necesitan realmente, qué problemas tienen… así como al resto de actores del ecosistema.

Porque también son una parte crítica los business angels, esas personas con una patrimonio más o menos saneado que, en lugar de comprar viviendas, especular en la bolsa o comprarse caros coches arriesgan su dinero para invertir en proyectos innovadores en manos de arrojados emprendedores…. aunque fiscalmente se consideren sus inversiones exactamente igual que si hubieran comprado una casa o vendido un coche. Y qué decir de las incubadoras y aceleradoras, organizaciones que apuestan por estos valientes y les ayudan en su difícil travesía. Son innumerables los actores que aportan valor al ecosistema, y todos ellos resultan imprescindible para que éste florezca… así que

En lugar de hablar tanto de emprendimiento desde las Administraciones, ¿no sería mejor escuchar sus necesidades y propuestas?

En este contexto el papel del gobierno no puede ni debe ser el de “tirar del carro”, sino el de actuar como catalizador… y para ello es clave primero comprender los problemas reales de cada uno de los actores del ecosistema, y hacer algo al respecto. Hay algunas administraciones que lo están haciendo realmente bien y que con su trabajo dinamizan sus ecosistemas locales… pero hace falta un esfuerzo de conjunto. Hace falta que trabajemos como país, que abandonemos esa cultura de los reinos de taifas y empecemos a empujar todos en la misma dirección… porque nos jugamos el futuro del país.

Este artículo fue publicado originalmente en mi columna de VLCNews

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

24 comentarios en “¿Los emprendedores van a salvar el mundo?

  1. Me gusta mucho que definas al Estado como catalizador, Javier. Tengo mis ideas sobre en qué se debería centrar, pero ¿por qué no te animas a crear tu propia encuesta entre tu comunidad de emprendedores?

    Con los resultados obtenidos podrías convertirte en la persona mejor informada (o sea, con información, no sólo con opinión, al contrario que otros gurús) de España en temas de emprendimiento.

    • Una buena idea, Julio! Creo que es algo que sería interesante lanzar desde SpainStartupMap y que creo que plantearemos a no tardar mucho! :-)

      Saludos!

  2. Hola Javier.
    Muy buen artículo, como siempre.
    Estoy de acuerdo, este país necesita emprendedores y muchos. Hay que fomentar el emprendimiento y ayudar a los emprendedores. Pero el emprendimiento debe ser por opción y no por obligación. El mensaje que se está dando de que “si estás en paro, emprender es tu solución” no lo veo nada acertado, ya que están empujando a emprender a muchas personas sin ninguna (o muy poca) vocación, motivación, formación, interés… por emprender. Que pueden cambiar, ¡claro que sí!, pero esperemos a que cambien antes de lanzarlos a la piscina.

    Este país necesita que se creen empresas, pero sobre todo que esas empresas sobrevivan. La consolidación creo que es tan importante como el emprendimiento.

    Saludos

    • Gracias Sergio! :-)
      Sin duda es muy peligroso, porque aunque en algunos casos contados el paro es lo que faltaba para despertar a un emprendedor durmiente, en la mayoría es una especie de “huida hacia adelante” muy peligrosa

      Y coincido totalmente, hay que empezar a hacer mas “estables” a las nuevas empresas que creemos, algo que sin duda es la clave de un crecimiento consolidado.

  3. Gracias javier por tu articulo,como siempre muy certero. Este es un asunto que como algunos otros deberia existir un consenso en la Administración. Es triste que a todos los politicos se les llene la boca sobre el emprendimiento, pero sean incapaces de ponerse de acuerdo y ayudar

    • Pues si. En mi experiencia en muchos casos son incluso acciones con toda la buena intención del mundo, pero que como en ocasiones no entienden las dinámicas del ecosistema en lo que desembocan es en perjuicios al mismo, algo curioso…

  4. Gracias Javier! un planteamiento bien sistémico
    Es fantástico ver que muchas veces los planteamientos aún de gente ilustrada terminan siendo lineales, causa-efecto, como bien te preguntas en el título
    Las simplificaciones de la realidad o tienen por objeto confundirnos y lanzar bombas de humo para nuestra distracción o en el peor de los casos develan la terrible limitación de pensamientos de los actores / decisores en el plano que les toca jugar
    Es fantástico ver cómo de repente el emprendedor a dejado de ser una figura temeraria para subir a un plano en muchos casos de héroe.
    Creo que es positivo rescatar el talento y la capacidad de tomar riesgos de un emprendedor y en ese sentido todos estos “ecosistemas” de emprendedores / aceleradoras / incubadoras / Venture Capitals generan un terreno de cultivo que años atrás era impensable: te lanzabas sin red
    Esta red, como todas las redes generan sinergias, aprendizajes compartidos, en fin, son valiosísimas y es fundamental que las políticas del estado alienten su establecimiento
    Coincido plenamente con Sergio, en que emprender no debe ser una obligación, sino una opción
    Como opción, deben ser parte del movimiento económico de un pais, generarán una dinámica de flujos de conocimientos, bienes y beneficios, pero no bastan para “salvarnos”

    En este sentido, no estaría mal plantearnos para qué educamos? O sea, que ciudadano está en el imaginario de nuestros programas de educación? El que se juega a todo o nada por un puesto en el estado, el que trabajará en una empresa, el emprendedor?

    Es apasionante porque cuando pensamos que se trata de un sistema y no de un orden causal, advertimos que las condicionantes, dinámicas y flujos que deben ponerse en juego para que se genere un resultado “salvarnos” nunca puede ser atribuido a un solo actor, ni a un solo sector

    Un saludo

    • Buena reflexión!

      No creo que vivamos una burbuja de emprendimiento, sino más bien en la búsqueda del oro del lejano oeste… y claro, no todo el mundo está preparado. Y desde luego, coincido 100% contigo sobre el tema de la educación (lo comenté en http://www.vlcnews.es/secciones/opinion/articulos/es-la-educacion-estupido).

      Y si, creo que sin duda el pensamiento sistémico es algo clave cuando uno se enfrenta a un ecosistema, algo que todavía no hemos conseguido hacer ver a alguno de nuestros políticos…

      Gracias por el comentario!

  5. A estas alturas, lo que yo pediría al los gobernantes es algo tan sencillo, como “al menos no molesten”. Me explico: hace 4 meses que estamos esperando a que nos den el nº de IVA intracomunitario para poder vender y comprar en la UE sin pagar el IVA, tal y como hacen todas las empresas del resto de la UE, donde este trámite se soluciona en un solo día. Aquí llevamos 4 meses, con el “llame usted mañana”, porque la administración se piensa que el CRM son las siglas del último modelo de coche…

    • Me reiría pero desgraciadamente es algo real… pues sí, tienes razón, al final si hay algo que veo en común cuando hablo con los emprendedores es “simplemente que no molesten” para los políticos.
      Suerte con el numero de IVA intracomunitario!

  6. Hola Javier, enhorabuena por el artículo. Tengo mi propia opinión en cuanto al ecosistema emprendedor en España y creo que estamos invirtiendo demasiados recursos y esfuerzos en crear copias de ecosistemas emprendedores como Silicon Valley o Israel cuando aquí en España carecemos de mentalidad inversora, de incentivos fiscales, de saber retener el talento, de mentalidad colaborativa, de tolerancia al error, de grandes empresas tractoras que catapulten a las startups, de una universidad que ponga en valor en el mercado su “I+D” para verificar si se puede convertir en “i” de innovación. Miramos todavía demasiado hacia fuera y apenas lo hacemos hacia dentro para saber quiénes somos, cuál es nuestra identidad, y hasta que no lo descubramos iremos dando palos de ciego. Esto no quita para que reconozca el grandísimo trabajo de un montón de profesionales y organizaciones que tratan de impulsar y acelerar el movimiento emprendedor en España, pero como bien explicabas en uno de tus post, el sentido común debe estar por encima de metodologías y modas, y creo que ahora en cuanto al movimiento emprendedor falta mucho sentido común.

    • Estoy de acuerdo contigo, somos completamente diferentes y lo que intentamos es reproducir los efectos de esos ecosistemas (algo que obviamente no funciona) sin entender las causas… pero creo que sí podríamos aprender de ellos si realmente los entendiésemos y aplicásemos lo que realmente tiene sentido aqui.

      y sobre todo, sentido comun!! :)
      Gracias por comentar Óscar

  7. Hola Javier,

    seguramente sería suficiente que en España los negocios dejaran de hacerse con cartas marcadas. Pasaríamos a tener empresarios en vez de gestores de prebendas.

    Saludos
    Gregorio

  8. Pingback: ¿Los emprendedores van a salvar el mundo...

  9. Pingback: ¿Los emprendedores van a salvar el mundo? - Donde Hay Trabajo

  10. Sin duda, “nos encontramos, más bien, frente a
    una nueva teoría del sujeto como empresario de sí mismo
    (Foucault, 2007:264). No tenemos aquí al homo economicus
    clásico, sino a un sujeto que se comporta como máquina
    empresarial. El sujeto en tanto singularidad maquínica
    que produce los medios para su propia satisfacción.
    Por eso, todas las acciones de este sujeto (en términos
    de asegurar su salud, su educación, su bienestar, etc) son
    vistas como inversiones que buscan el aumento del propio
    capital humano (…). El postulado de la ´formación de
    capital humano´ pudiera ser visto como un mecanismo
    para ´hacer morir´ a aquellos que son incapaces de autogobernarse,
    de asumir responsabilidades, de ser sujetos
    morales” (Castro-G, 2010:205, 211) . (Ver en libro EUFEMISMOS. http://olverquijanov.jimdo.com/libros-y-cap%C3%ADtulos-de-libros/)

  11. Hola Javier, te felicito por el articulo !

    Esta sucediendo no solo en España sino globalmente que basar hoy tu futuro pensando en un empleo estable y seguro, bien remunerado, con buenas prestaciones y que ofrezca una vejez asegurada, es un absurdo.

    Y es que la era industrial terminó dando paso a la era de la tecnologia, las comunicaciones y la famosa “Globalizacion” y con ello, las automatizaciones, reingenierias, fusiones y adquisiciones de empresas multinacionales, etc. que al final de cuentas resulta en todos los casos, en recortes masivos de plazas de empleo. Las empresas para ser mas eficientes y poder competir en este entorno, tienen procesos de produccion automatizados (con poca mano de obra) aumentando la productividad y la calidad, controlan los procesos administrativos con sistemas de gestion computarizados y esquemas de venta y logistica basados cada vez mas en el comercio electronico y utilizando el “outsourcing” para el marketing y la atencion a clientes (call centers a distancia).

    Esto no va a cambiar, sino por el contrario, se vera cada vez mas en los siguientes años. (Recomiendo leer el libro “Los proximos millonarios del autor Paul Zane Pilzer)

    Por otra parte, seguimos siendo educados para ser empleados (del nivel que sea) y pensamos, actuamos y tenemos los valores y las habilidades de empleados.

    Entonces que podemos hacer ?? Creo que lo primero es aceptar esta realidad y entender que tenemos que pensar y actuar de una forma diferente ya que quien sobrevive, es aquel que se adapta mas rapido al cambio y toma ventaja de el.

    Estar abiertos a evaluar y entender nuevas y buenas formas de genrar ingresos y autoempleo como por ejemplo, afiliarse como distribuidores independientes a empresas multinacionales serias que distribuyen productos y servicios atravez del esquema de redes de mercadeo y en las que hoy en dia participan mas de 70 millones de personas mundialmente, generando economia para familias en muchos paises.

    En el siguiente lik pueden ver un breve video que explica este modelo de distribucion http://www.youtube.com/watch?v=6VTvpi4z5ys

    Esto es una alternativa que yo he encontrado y que despues de analizar, me parece que ofrece un camino a personas en muchos paises sin importar genero, edad o grado de estudios academicos.

    Les envio un cordial saludo.

  12. A mi lo que más me ha gustado es el final: Hace falta que trabajemos como país, que abandonemos esa cultura de los reinos de taifas y empecemos a empujar todos en la misma dirección… porque nos jugamos el futuro del país.

    Con cariño trabajando una mañana más hacia delante con ganas…

    Saludos de colores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *