Emprendedores, resiliencia, cisnes negros…e inconsciencia

resiliencia-emprendedor-inconsciencia-cisne-negro emprendedoresA menudo escucho a gente que recomiendan a un emprendedor que persevere en su idea, que no escuche las críticas de los demás y que se esfuerce en su visión original ignorando al entorno… lo que me parece extremadamente peligroso. La capacidad de creer en uno mismo y en la idea es clave, pero ¿en que punto se convierte en ciega obsesión?

 
Lo peor de todo es que esos consejos se prestan con la mejor de las intenciones y desde la propia experiencia, habitualmente sazonados con un relato en el que la persona, tras enfrentarse a muchas dificultades y creer en su idea sin importar nada más ha conseguido triunfar… pero ¿son algo extrapolable?

El problema en mi opinión parte de pensar que la lección aprendida es generalizable, y que su historia es la consecuencia habitual de luchar por lo que uno cree… y no un cisne negro, algo que es extremadamente improbable. Siempre he creído que no tiene mucho sentido aprender de las historias de éxito, ya que de ellas principalmente podemos aprender el conjunto de aspectos concretos que a una persona le funcionaron en su momento, y que por tanto son poco “reproducibles

Yo creo más bien en las lecciones extraídas del fracaso, que suelen ser más fácilmente extrapolables y que nos enseñan mucho más que el éxito. Como dijo Thomas A.Edison:

No he fracasado. He encontrado 10.000 formas de cómo no hacer una bombilla

Entiendo el espíritu de lo que se desea conseguir, animando al emprendedor a luchar por su idea, a no dejar que los cenizos te desanimen matando antes de nacer tu proyecto, a no permitir que la sociedad te diga qué puedes hacer y qué no… pero el mensaje es peligroso, ya que sin transmitir correctamente sus matices puede entenderse como una exhortación a la inconsciencia y al aislamiento. Si, a Steve Jobs y a Henry Ford les funcionó, pero no todo el mundo es como ellos.

¿Esto quiere decir que debemos darnos por vencido a la primera de cambio? En absoluto. Lo  que debemos hacer es abrazar la resiliencia, esa capacidad innata para sobreponerse a errores, fracasos y seguir luchando por nuestro proyecto… pero siendo flexibles, aprendiendo de cada error y escuchando a todo el mundo.

La clave para mi de la frase anterior es la definición de “escuchar”: es muy habitual que, enamorados de nuestra idea pequemos de lujuria y descartemos de un plumazo por igual vacías advertencias y valiosísimos consejos. Creo que deberíamos abrazar y cultivar esa mentalidad de eterno aprendiz (shoshin) y valorar cada opinión como si fuera la primera vez que la escucháramos, saboreando sus matices y aspectos únicos, dado que:

En la mente del aprendiz hay muchas posibilidades… en la del experto, muy pocas

Como se suele decir, quien te da su opinión te hace un regalo, así que lo mejor es escucharla, interiorizar el mensaje, y dar las gracias… porque cada vez que recibes feedback y lo confrontas con tu idea, adaptándola, estás haciendo tu proyecto más fuerte y evitando un desagradable error del futuro.

Lo más difícil es saber balancear esa resiliencia y capacidad de soportar el desánimo con unas gotas de sana inconsciencia y de pasión por el propio proyecto (no por la idea, que no vale nada), permaneciendo siempre dispuesto a aprender, a hacer evolucionar nuestra idea en función de los cambios del entorno, de las circunstancias y de la desagradecida realidad.

Yo todavía no he encontrado el punto intermedio, y no tengo muy claro que sea posible encontrarlo permanentemente, ya que al igual que la vida, nuestro proyecto irá evolucionando… pero creo que debemos estar atentos a que ningún lado de la balanza pese en exceso.

¿QUE OPINAS? ¿AISLARNOS DE LAS OPINIONES DEL MUNDO O HACER CASO A TODAS? ¿DÓNDE ESTÁ EL EQUILIBRIO?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

18 comentarios en “Emprendedores, resiliencia, cisnes negros…e inconsciencia

  1. Hola Javier, te felicito por este post; de todos tus artículos que he podido leer es con el cual me siento más identificado por mi situación personal.
    Desde luego los “éxitos” no son nada buenos consejeros y poco aportan de verdad sobre la viabilidad de un proyecto.
    En mi caso haber ganado con traceMyWay el iWeekend Zaragoza 2011 con traceMyWay to Santiago no me habría ayudado en lo más mínimo a sacar adelante el proyecto si no hubiese escuchado las voces de quienes me decían que servicios de seguimiento de peregrinos en el Camino de Santiago no tendrían un volumen de mercado lo bastante interesante para hacer de traceMyWay algo más que auto empleo.
    Desde aquí te quiero agradecer el haber sido una de esas personas pero en un primer tiempo no te escuché y me enfrasqué en la idea inicial del proyecto, idea que presenté a la primera edición de Business Booster y que evidentemente fue rechazada. Aquí si que reflexioné seriamente y evolucioné la idea para introducir el seguimiento deportivo, la presenté a los premios Bancaja y la segunda edición de Business Booster y tuve la suerte de ganar los primeros y ser seleccionado para la segunda edición del Booster.
    Aun y así esto no era suficiente y las dos o tres primeras semanas de Business Booster tanto enrique Penichet, Javier de la Osa y Fernando Becerra nos hicieron reflexionar más a fondo sobre el proyecto y pivotarlo completamente pasando a ser ahora una plataforma para la gestión integral del evento deportivo eso si especializada en el seguimiento en tiempo real.
    En resumen traceMyWay pasó de ser una plataforma para el seguimiento on line de peregrinos del Camino de Santiago con volumen de mercado de 3M€ a ser una plataforma de gestión integral del evento deportivo con un volumen de mercado de más de 900M€
    Creo que uno tiene que escuchar las recomendaciones de todas y cada una de las personas que tienen a bien darte su opinión sobre tu proyecto, aprender de los fracasos y no creerse en absoluto los “triunfitos”.
    Henri

    • Gracias Henri! Me encanta tenerte por aqui :-) Me alegra saber que entre todos te hemos ayudado a crear un proyecto más robusto, escalable y potencialmente rentable.. ahora a seguir ejecutando, trabajar duro, y espero que a triunfar!

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Enhorabuena, me ha gustado mucho el enfoque del post. Totalmente de acuerdo, en la fase inicial (y la extiendo hasta el cuarto o quinto año) nos equivocamos demasiadas veces, si no corriges estás muerto, porque los hechos son tozudos (más que tus ideas).
    Un saludo

  4. Hola Javier ; los extremos pocas veces son recomendables ; los emprendedores deben ser suficientemente sordos cuando existan opiniones o ideas negativas que puedan afectarlos y tambien saber escuchar las ideas de otras personas ; Aunque aveces lo que mas te duele escuchar se acerque a la realidad ya sea un consejo de que esa idea te puede traer problemas . Quizas esa persona esta tocando una duda que nosotros de antemano teniamos sobre nuestro plan de negocios y la viabilidad de la misma .. Lo importante, claro está, es no preocuparse, sino intentar ocuparse encontrando soluciones a esos retos.Las cosas siempre no van a salir bien y el fracaso del cual se debe aprender, es una experiencia que te pone un paso más cerca del éxito.

    • Si, al final todos somos personas, y nos da miedo enfrentarnos a lo desconocido, y el hecho de cuestionarnos determinadas cosas nos saca de nuestra zona de confort… pero es imprescindible coger “el toro” por los cuernos

      Gracias por el comentario!

  5. Hola
    Enhorabuena por tu blog.
    Me gustaría comentar que actualmente las cosas están cambiando cada vez más rápido, y que mucha gente tarda en reaccionar ante semejante velocidad.

    En este contexto es complicado saber si estamos equilibrados.

    Una posible pista la tenemos en la sorpresa, si sorprendemos a la gente y, aunque tengamos muchas críticas, llamamos la atención y despertamos interés. Esto me parece una buena señal (salvo que estemos desnudos en medio de la calle :))

    • Gracias Jorge! La verdad es que a veces produce cierto mareo la velocidad a la que va todo, pero es necesario adaptarse… me gusta el punto de la sorpresa! :-)

  6. Muy interesante el post, con el pasar de los años me percaté que no todos tienen mente de emprendedor y que las ideas deben ser sometidas el feedback externo, pero sólo unos pocos están realmente calificados para darte opiniones de fondo, mientras que el resto son sólo de forma.

    Una vez que entendí esto, trabajar mi proyecto se convirtió en una tarea más fácil ya que solamente se requiere un pequeño grupo de mentes maestras para dar un sentido lógico a la idea.

    Esto ha hecho que cultive mi resiliencia día a día!

    Excelente blog!

    • Gracias Dario!
      Yo creo que todo el mundo te puede dar un buen feedback, la clave en mi opinion es encontrar los puntos en común…

  7. Pingback: Características de los materiales: Resilencia | Punto de Salud Viscoform

  8. Javier, llevo tiempo oyendo el termino resilente asociado a una de las virtudes (una de tantas!) que debe tener el emprendedor… y me chocaba porque hace muchísimos años que vengo usando el termino en su acepción relativa a la característica de los materiales (en mi caso espumaciones) para recuperar su forma… aprovechando que había leído este post he escrito yo uno refiriéndome a esa característica de los materiales que usamos para fabricar nuestros colchones ergonómicos, espero que no te importe la referencia ;-)
    Este es el post: Resilencia: Características de los materiales, espero que te guste, por mi parte soy un deboto seguidor de los tuyos que no tienen desperdicio, siempre aprendo muchisimo.

    • Ya he leido el post, Marco… no sabía el tema aplicado a materiales, pero desde luego es interesante!

      Gracias por comentar ;-)

      • Hola! Muy interesante el blog! Quería añadir una nota sobre el uso de la palabra resiliencia. Su primer uso fue en física, tal como menciona Marco como la capacidad de un material para volver a su forma original tras haber absorbido un impacto. De ahí la tomó la psiquiatría, para describir la cualidad psicológica de personas que tras haber sufrido una experiencia traumática muy intensa o prolongada (maltrato infantil, abusos, explotación o torturas) sin embargo ello no les destrozaba la vida, sino que eran capaces de enderezarla y darle un curso positivo y equilibrado a su existencia. Es parte del enfoque de estudiar la capacidad espontánea de sanarnos, y no fijarse tanto en cuán vulnerables somos

  9. Pingback: Deja de quejarte y busca nuevas oportunidades | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  10. Pingback: Características de los materiales: Resilencia | Punto de Salud Viscoform

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *