Creatividad e innovación, enemigos de la eficiencia

creatividad-eficiencia-innovacion-enemigosSi hay un factor que ha obsesionado a las compañías en la pasada década, éste ha sido la eficiencia…. hasta tal punto que ha acabado impregnando la cultura de todo tipo de organización y convirtiéndose en algo que se ha dado por supuesto: si es eficiente, es bueno. Sin embargo, ésta búsqueda ha tenido un lado oscuro, y que compromete la capacidad de innovar.

Como sabemos, existen dos grandes categorías de innovación, a las que afecta de manera diferente la búsqueda de la eficiencia (descritos de forma magistral en el imprescindible “The Innovator’s Dilemma):

  • Innovación incremental (o continuista): Supone mejorar un producto, servicio o proceso siguiendo sus principios básicos, habitualmente en lo tocante a incrementar su rendimiento, usabilidad…etc.
    La búsqueda de la eficiencia afecta en menor medida a éste tipo de innovación, ya que se suele trabajar sobre marcos ya establecidos y su proceso es más fácilmente gestionable y procedimentable.
  • Innovación disruptiva: Se trata de cambiar fundamentalmente el paradigma imperante y crear una aproximación sustancialmente diferente para abordar un problema. En el corto plazo suele tener peores resultados que los productos dominantes en el mercado, pero su recorrido es muy superior y al final acaban imponiéndose, convirtiéndose en la base de negocios innovadores.
    La innovación disruptiva requiere abandonar los parámetros de pensamiento que nos encorsetan, abrazar la creatividad como fuente y explorar nuevos enfoques y formas de hacer las cosas.

En éste ultimo caso es donde surgen la mayoría de los problemas en las organizaciones muy orientadas a la eficiencia, lo que es comprensible. El pilar sobre el que se basan las organizaciones es llevar productos y servicios al mercado de forma rentable… y la eficiencia tiene como fin que éste proceso sea lo más óptimo posible, lo que tiene un impacto en los márgenes operativos.

Esto sucede porque desgraciadamente vivimos en una especie de esquizofrenia organizativa, tal como hablábamos al hilo de los modelos de negocio desagregados: aunque tendemos a considerar la empresa como un gran organismo productivo, la realidad es que suele ser la suma de tres organismos absolutamente divergentes:

  1. Empresa comercial: En la que lo más importante es satisfacer las peticiones del cliente y vender, y donde la flexibilidad es la clave. Aquí el pilar base es el cliente

  2. Empresa innovadora: Lo más importante es generar nuevos productos y servicios, por lo que la creatividad es clave y la burocracia el peor enemigo. En éste caso el pilar es el empleado.

  3. Empresa de producción: Donde lo más importante es prestar el producto o servicio de la manera más eficiente posible. Sus principales pilares son la eficiencia y la estandarización.

Hasta hace poco tiempo los elementos clave y que dictaban la política de la empresa eran los que trataban con el corto plazo: la empresa comercial y la de producción. Sin embargo, con la creciente presión por innovar (entre otras cosas derivada de la caída de la demanda) las empresas han tenido que reinventarse y dar más peso a la innovación como fuente de generación de ventajas competitivas en el futuro… lo que ha complicado las cosas.

En éste escenario, donde debemos abandonar viejos paradigmas y formas de pensar la eficiencia debe empezar a convivir con la creatividad, ya que:

La creatividad es la semilla de la innovación: puede haber creatividad sin innovación, pero difícilmente existirá innovación sin creatividad

Yo no creo en la creatividad como fin, ni mucho menos. Creo que la creatividad debe ser una herramienta más al servicio de la empresa, cuyo fin no es la creación en sí mismo. Pero si creo que es importante el entorno y contexto de la creatividad, y la eficiencia, el proceso y la presión en tiempos no son buenos compañeros de la creatividad y el proceso de exploración.

En consecuencia, deberíamos ampliar nuestras miras y entender que, aunque la eficiencia es sin duda un elemento clave en la forma de diseñar nuestros procesos para mejorar sus márgenes, ésta se centra en el hoy, en hacer lo mismo que hemos hecho siempre de una forma altamente eficiente. Si lo que queremos es preparar nuestra empresa para el futuro debemos dejar un espacio a la exploración, a la ineficiencia y a la creatividad, ya que estas son los cimientos sobre los que construir un futuro sostenible.

Esto implica hacer un esfuerzo consciente, comprometido y sostenido en el tiempo para eliminar las barreras organizativas, esos asesinos de la innovación de los que hablábamos hace unos días, como por ejemplo:

  • Burocracia e hiperabundancia de políticas
  • Jerarquías muy verticales y estancas
  • Foco excesivo en el proceso
  • Equivocarse es algo inaceptable
  • Foco en el corto plazo

Al final la clave es entender que los dos parámetros o ejes sobre los que debemos trabajar son la eficiencia (hacer de la forma más optima algo) pero también la eficacia (hacer lo correcto)… y muchas veces lo más eficaz para el futuro es no ser eficiente.


creatividad-innovacion-eficiencia

Como en todo, es importante no adoptar planteamientos extremistas. Lo anteriormente dicho aplica principalmente al grueso del tejido empresarial, empapado en los principios de la gestión tradicional y de la eficiencia. Sin embargo, y como apunta Santi Garcia, existen organizaciones altamente creativas o con un perfil muy comercial en las que sucede justo lo contrario, y que se verían altamente por la introducción de un marco de gestión y procedimentación… como se suele decir, en el centro está la virtud., aunque en este caso no es en absoluto trivial…

¿CÓMO CREES QUE SE PUEDEN COMPAGINAR AMBAS COSAS? ¿CUAL ES EL PUNTO CORRECTO?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

26 comentarios en “Creatividad e innovación, enemigos de la eficiencia

  1. El reto es por tanto contruir organizaciones mucho más adaptables, innovadoras e inspiradoras sin hacerlas menos eficientes, disciplinadas u orientadas al rendimiento. ¿Cómo?….

    .- Aumentando la confianza en el compromiso y la competencia de las personas. De esta manera se alienta aceptar riesgos, compartir información, expresar con libertad opiniones conflictivas…

    .- Reinventar los medios de control. Confiando más en la evaluación por pares y menos en el control de arriba abajo.

    .- Expandir y explotar la diversidad (Hibridación). Hay que empezar a valorar la diversidad, el desacuerdo y la divergencia aplicándolas a experiencias, valores y capacidades, para poder generar ideas y experiencias nuevas.

    Un saludo, Javier!!

    • Hola Paulino! Interesante reflexion sin duda :)
      Me parecen muy interesantes los puntos que comentas, porque al final atacan a las causas raices del problema…
      Gracias por el comentario!

  2. Buenas,
    Muy interesante el artículo y en general todos los artículos que publicas en tu blog.

    Mi opinión es que modelos de negocio como Google o como la empresa Gore, son ejemplos a seguir. Es decir ejemplos de empresa donde la la innovación disruptiva se abraza y se potencia mediante la asignación de un cierto de tiempo a sus trabajadores para que creen cosas diferentes. En estas empresas se llevan a cabo los proyectos de innovación disruptiva que tienen una mayor potencialidad.

    Por otro parte creo que la innovación incremental debe estar presente en todos los ámbitos de la empresa y formar parte de su ADN, yo creo que se debe medir mediante indicadores que nos digan como hemos innovado puesto que es un concepto que va muy asociado a la mejora continua porque al final el objetivo es el mismo hacer las cosas mejor pero a todos los niveles de la organización, satisfacer mejor y a mas clientes, producir mas barato, satisfacer a los trabajadores.

    Un saludo

    Carlos Romero

    • Estoy de acuerdo, ambos tipos de innovación deben convivir, mi “advertencia” va más en sentido de las empresas que únicamente miman el entorno que favorece las innovaciones incrementales. Ambas son necesarias
      Gracias Carlos :-)

  3. Fantástico post y genial vídeo, Javier.

    Creo que el objetivo de eficiencia es consustancial a la realidad empresarial y todas necesitan mantener un determinado umbral de producción. No obstante, tal como dejas entrever en tu reflexión, en un mercado global y difícilmente previsible como el actual, la innovación disruptiva debe ser otra línea más de producción, la de las propias ideas. El problema al que nos enfrentamos es que en el entorno corporativo raramente se paga a las personas por pensar, tan solo por ejecutar las ideas de otros. Es como si asumiésemos que la capacidad de pensar fuese exclusiva de solo unos pocos, normalmente de aquellos que están un los estratos más altos de la jerarquía empresarial. Ahora bien, las empresas que tomen conciencia de que la herramienta más valiosa que tienen es el cerebro de sus empleados estarán un paso por delante.

    • Gracias Javier :-)
      Buen punto, sin duda… desgraciadamente cada vez es más habitual ese tipo de incoherencias entre objetivos y realidad. Creo que deberíamos perseguir las incoherencias, y tomar decisiones al respecto.. y como dices, las grandes ideas pueden surgir de los lugares mas sorprendentes

  4. Hace unos días publicaba un post con una orientación similar (incluso con el mismo vídeo) http://marketingement.blogspot.com.es/2012/03/el-sentido-comun-es-la-principal.html en el que orientaba la innovación desde el punto de vista de las campañas (una presión mínima necesaria para abrir la fuente de ideas). Es decir innovación “dirigida” + innovación “espontanea” que nos dará un resultado mixto entre lo incremental y lo disruptivo.

  5. Buen post !!! .La clave está en gestionar la paradoja de manera adecuada, y eso implica encontrar un punto de equilibrio entre las necesidades de eficiencia y escalabilidad y las exigencias de flexibilidad, pasión y creatividad .El reto al cual nos enfrentamos es complejo , pero deberiamos comenzar por romper el modelo organizativo jerárquico, en el que las órdenes son impuestas y discurren exclusivamente de arriba abajo y cambiarlo por decisiones y soluciones que emergen de forma natural como destilaciones espontáneas de la inteligencia colectiva sin dejar de lado la coordinación y alineamiento de los objetivos con los de la compañía .

    • Si, estoy de acuerdo… el modelo organizativo jerarquico y estanco, muy vertical lo único que hace es separar a los creadores de los ejecutores, cuando en mi opinión todas las personas somos capaces de crear cosas increibles, sólo debemos atrevernos.

  6. Hola Javier.
    Antes de nada, y por ser la primera vez que escribo, me gustaría darte la enhorabuena por este fantastico blog.
    Respecto a la pregunta, en mi opinión, pienso que tiene una respuesta, y se llama innovación abierta. El conocimiento se halla ampliamente distribuido, las ideas están en la mente de las personas, y en muchas ocasiones en la mente de personas que no forman parte de nuestra organización, personas que por otro lado quizá no disponen del potencial para llevarlas a cabo con el que pueda contar la propia empresa.
    Quizá la pregunta deba redirigirse no al concepto de empresa como un ente ya estructurado y aislado, sinó hacia los cambios que esta debe hacer hacia el exterior de cara a buscar ese conocimiento o talento que transformar en nuevo valor. Hacia esa búsqueda exogena de conocimiento que pueda combinar con las capacidades de las que esa empresa ya disponga y pueda aprovechar para crecer.
    No necesariamente se debe buscar un equilibrio interno. Quizá el objetivo deba ser orientarse hacia aquello en lo que una organización es verdaderamente buena y efectiva, y buscar en el exterior a la misma aquello que la complemente y le permita ser competitivo a un nivel superior. El famoso 1+1 son 3 de cuando de habla sobre cooperación empresarial

    • Gracias Quique y bienvenido al blog :-)
      Estoy de acuerdo con que la innovación abierta es una parte importante de la respuesta al dilema que se plantea, pero para ello la empresa debe aceptar que la eficiencia no es el único principio base, y que además hay talento fuera de sus muros.

  7. Pingback: Bitacoras.com

  8. La eficiencia no va deslindada de la creatividad ni de la innovación. De hecho, las empresas más punteras son aquellas que innovan en creatividad y son creativos en la innovación para cumplir sus objetivos con eficiencia y efectividad, algo que ya va siendo hora que todos sepamos distinguir.

    No perdamos el norte, una cosa es la forma de hacerlo y otra lo que queremos conseguir, va unido, pero no es lo mismo.

    • Hola Julián. No he querido reflejar eso, sino el hecho de que si el principio base que guia nuestra empresa es la eficiencia por defecto todo acto creador e innovador se encontrará con profundas barreras.

      La realidad es que se trata de dos procesos que deben tener una importancia similar, posiblemente operar incluso separados pero con sus resultados integrados

  9. Según mi experiencia, unas características de la naturaleza humana que a menudo aún ignoramos hacen que las maneras de afrontar las cosas que apriori parecen los más eficientes no siempre resultan ser los más eficaces. Es uno de los componentes del cambio de paradigma que deberíamos acoger: entender que el ser humano no es una maquina, y las cosas que funcionan muy bien con un ordenador al fin y al cabo pueden ser contraproducentes con una persona. Tony Schwartz con su The Energy Project hace excelente trabajo en este aspecto. Y sí, Google y Gore serán los ejemplos que todos tendremos en mente. Sin embargo aquí en España nos queda aún mucho camino por delante para que esta mentalidad empiece a asentarse en las cabezas de la masa crítica de la gente. Está bien que hay gente como tu, Javier, que hacen un trabajo imprescindible en ayudar a difundir las bases de esta nueva mentalidad.

    • Estoy de acuerdo contigo Irina, creo que aunque Taylor ayudo mucho en los principios de la era industrial ese enfoque mecanicista de las personas es muy negativo en el actuar entorno. No conozco “The energy project”, voy a investigar :-)

      GRACIAS!

  10. Hola javier, es la primera vez que escribo en tu blog, pero de acuerdo con tus argumentos y con los de algunos de los participantes; las empresas u organizaciones deberían ser abiertas e innovadores, ya que como tu dices hay muchas personas capaces, con mentes creativas, pero que lamentablemente se encuentran fuera de los muros. En mi país la burocrasia se da mucho en las empresas y por ende la falta de compensación y medición del desempeño, aunque se diga entre las organizaciones que la idea es llevar a cabo lo contrario a lo antes expuesto, la verdad se queda en asistencia a seminarios y capacitaciones pero en la práctica poco se ve.
    Te felicito Javier por tus publicaciones, muy valiosas y de gran aporte.

    • Bienvenida al blog Sandra! :-)
      Desgraciadamente la burocracia sigue siendo el cancer que se está comiendo muy buenas organizaciones, apoltronadas en su status quo… pero si no reaccionan pronto y toman decisiones y empiezan a pasar de las palabras a la acción, creo que el mercado lo hará por ellas…

      Gracias!

  11. Pingback: Creatividad versus innovación - InnovaXion

  12. Pingback: Tus peores enemigos: las "best practices" y los estándares | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  13. Pingback: Tus peores enemigos: las “best practices” y los estándares | La Factoría de Negocios

  14. Pingback: 6 cosas que deberías recordar de cuando eras niño | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  15. Pingback: Tus peores enemigos : Las mejores practicas y los estandares

  16. Pingback: Tus peores enemigos: las “best practices” y los estándares | Nichos de mercado en Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>