¿De empleados a fundadores de startups… sin pasar por la casilla de salida?

85925365En los últimos tiempos hemos asistido a una importante transformación del esquema de empleo de España, posiblemente la más profunda de los últimos años, no sólo por su calado sino por el impacto producido…. y como siempre queremos quemar etapas, y queremos pasar de una economía de empleo por cuenta ajena a una economía startup.

La época de nuestros padres en la que uno trabajaba 40 años en la misma empresa ha muerto, y no creo que vuelva en un futuro cercano. La presión competitiva, la globalización y la necesaria flexibilización de la economía nos empujan a otro modelo, más ágil.

Desgraciadamente algunas empresas miopes y cortoplacistas interpretan este escenario como una época dorada para exprimir las capacidades de sus trabajadores sin pagarlas… y claro, luego pasa lo que pasa:

Cuando uno paga con cacahuetes, lo que consigue son monos.

Y aunque muchos toleren la situación porque no existe otra alternativa, cada vez más gente decide tomar otro camino, el del autoempleo. Un camino no exento de riesgos, pero para muchos una estupenda opción… con sus pros y sus contras, como todo.

A día de hoy en una economía como la española, eminentemente basada en servicios, existen decenas de profesiones que son perfectamente compatibles con esta forma de trabajo… que aunque es cualquier cosa menos fácil proporciona la oportunidad de explorar su propio camino y desatar su potencial a las personas que optan por ella.

El problema es que a nivel político se confunde una cosa con otra, se confunde el reformar el mercado laboral de España con crear un ecosistema emprendedor, caracterizado por una economía basada en el talento y ex empleados que optan por crear sus propias empresas, por una cultura diferente a la actual:

Una cultura que tiene como referentes a emprendedores, empresarios y creadores, y no a futbolistas, modelos y concursantes de programa de TV.

Pero como el amante inexperto que se afana en quemar etapas, en España parece que queramos pasar directamente de esa economía tradicional, caracterizada por un mercado laboral basado en el empleo por cuenta ajena, a una economía emprendedora como la de Israel, donde todo hijo de vecino aspira a fundar una startup. Y es que ahora lo que mola es eso de ser emprendedor y tener una startup (que no es lo mismo).

Pero se nos olvidan unas cuantas fases intermedias, absolutamente críticas: primero debemos ser capaces de cambiar la cultura de la gente, formar a los jóvenes en una educación emprendedora y potenciar realmente el autoempleo, pero no como una solución cortoplacista que genera suicidas que lo dejan todo para emprender…. sino como un cambio estructural y profundo del mercado laboral.

emprender-formacion-espana

Y es que antes de que como sociedad estemos culturalmente preparados para que muchos aspiremos a crear nuestra propia empresa y asumir (de verdad) el riesgo al fracaso del negocio, debemos asumir el riesgo de fracaso personal que implica el autoempleo a través de la figura del autónomo.

Es decir, primero debemos crear realmente una economía donde pueda florecer el autoempleo y donde sea una opción válida y sensata para mucha gente (no algo que se hace mientras no se tiene trabajo), y una vez alcanzado ese punto, pensar cómo podemos dar el siguiente paso y convertirnos en una economía startup (lo que debe ir acompañada de una serie de reformar legales y fiscales mucho más agresivas que la timorata “Ley del Emprendedor”).

Y todo esto mientras seguimos apoyando a los valientes que a pesar de todo crean empresas y las hacen crecer contra viento y marea… porque ellos serán los referentes que inspiren a los futuros emprendedores que realmente lograrán el tan ansiado “cambio de modelo productivo” que tanto da que hablar.

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

16 comentarios en “¿De empleados a fundadores de startups… sin pasar por la casilla de salida?

  1. bueno, como todo, llevara su tiempo… en mi opinion, cuando primero cambia la cultura de la gente y mas y mas personas se suman a un movimiento o a una manera de hacer las cosas, son luego las leyes las que cambian, impulsadas por la comunidad de personas alineadas a un mismo interes.

    si tenemos que esperar a que cambien las leyes y nos lo hagan mas favorable, me parece que no vamos por el buen camino. Olvidemonos de las leyes y seamos el cambio que queremos que se produzca en el resto de la gente. Lo otro, ya vendra despues…

  2. Pingback: ¿De empleados a fundadores de startups.....

  3. Efectivamente así son las modas…y ahora toca el emprendimiento, como panacea para salir de la crisis…o más bien para “dar una salida” a tanto desempleado.
    Creemos en el emprendimiento…pero no es oro todo lo que reluce, hay que formarse, tener ciertas aptitudes y sobre todo actitud emprendedora.

    Y en este país, aún nuestros jóvenes aspiran a ser funcionarios (encuesta de hace poco más de 6 meses), donde los programas televisivos que triunfan son los de los tertulianos que viven de la sopa boba y de criticar al prógimo, o donde uno se hace famoso por participar en un programa y practica el edredoning…pues mal vamos!

    Un país donde todavía se ve al empresario como ese señor gordo que fuma puros y va en un mercedes, por esta lucha de clases ancestral heredada de las 2 Españas. tampoco ayuda.

    Y qué decir de que aquél que osa fracasar en su empresa, en su proyecto…queda marcado de por vida (insertado en un listado de morosos, un estigma de por vida que no le permite volver a intentarlo de nuevo, porque cuando va a pedir lo que sea…aunque sea un lápiz, saltan las alarmas, como si de un delincuente se tratase).

    Mucho se habla del emprendimiento, de la cantidad de empresas creadas, de startups… pero poco o nada, del fracaso de esas empresas, creadas con ilusión (y cierto empuje institucional) donde invierten la capitalización del desempleo y/o la indemnización por despido…y cuánto duran?… no se puede pasar de empleado a empresario en 0´3. Como bien dices…es un proceso…y largo! y cambiar la mentalidad de la sociedad hacia el emprendedor o hacia el empresario… no ocurre en dos días…ni en una década. Lo que estamos sembrando hoy, espero que les sirva a nuestros hijos. De momento sin novedad en el frente!
    un saludo

  4. Hola, sin duda nos encontramos en pleno cambio cultural, estamos pasando del “colocarse”, “conseguir un puesto seguro”, “un puesto estable”… a buscarnos las castañas con proyectos personales, emprendiendo, etc… quizás sea por necesidad, pero es bueno que cambie los la mentalidad.
    De poco ayudan los comentarios agoreros de que son modas o es algo pasajero, hay que cambiar!! Los agoreros sobran!! Animo a todos los emprendedores, España dejará de ser un país de agoreros negativos y seremos emprendedores y creativos como siempre hemos sido!!

  5. Como otros leidos, me ha encantado el articulo, un gran trabajo. Gracias Javier.
    Al respecto, yo creo en el emprendimiento, otros prefieren los potitos y vivir de la sopa-boba, pero la economia, como la paella, necesita de unos ingredientes básicos,si son frescos, como el dinero, mejor que mejor.
    La experiencia y el conocimiento del cocinero va a ser fundamental…o tener un buen manual sobre cocina.
    Los experimentos… con gaseosa.
    Pero la economía no es una paella, se parece más a un plato de pimientos de Padrón, algunos sufren con ellos otros no, pero siempre hay expertos alrededor de los mismos que te señalan si picará o no.
    No pienso que una ley o dos resuelva nada, estamos ante una crisis (yo prefiero llamarle estafa monumental) y que va acompañada de un cambio denominado globalización junto a una revolución tecnológica.
    Las sociedades cambian con la aparición de nuevas tecnologías pues estas son las que intervienen en la manera de relacionarse e intercambiar social y económicamente.
    Esta idea global marca los camiinos no solo en nuestro pais… en todo el mundo.
    España tiene ingredientes de sobra, directores y dirigentes… pero necesita de mucho liderazgo.
    En quién podemos confiar?
    El estudio, el conocimiento y sobretodo la experiencia emprendedora curten.
    Y efectivamente, de esto hay todavía muy poco.
    Ahora estamos empezando a estudiar que coño tenemos que conocer para emprender.
    Un saludo a todos.

  6. ¿¿¿Por qué seguimos insistiendo una y otra vez que EMPRENDER es una moda???
    Emprender no es ninguna MODA, sino más bien es una CONSECUENCIA de una serie de acontecimientos que han tenido lugar en la Economía principalmente, y que han contribuido a que muchas personas elijan esta opción.
    Pero no porque esté de moda, por favor.

    O trabajas por cuenta ajena o trabajas por cuenta propia, no hay más tutía.

    Otra cosa muy diferente es que cuando salgamos de la crisis, muchas personas prefieran abandonar la idea de montar un negocio y buscarse un trabajo.

    Saludos.

  7. Moda… es una cosa que vede ropa ¿no?
    El emprender es algo que esta siendo consecuencia de las grandes diferencias económicas, al menos en España.
    No puedes “quemar etapas” cuando tu familia depende de lo que ingreses cada mes o cada año para vivir.
    Aquí el emprender se ha hecho a marchas forzadas y sin previo aviso, un dia eres el experto de tu empresa con tu sueldo y tus prestaciones y al otro te enfrentas tu mismo al reto de autoemplearte en la misma semana en que has quedado fuera de la empresa.
    No hay tiempo para quemar nada, así es en la mayor parte de los casos.
    Emprendes y sobre la marcha vas aprendiendo lo que te falta por completar.
    Moda, no lo creo. Esto seguirá así por algún tiempo aún.
    Después de esto si, creo que se habrá creado la cultura necesaria para que emprender sea un estilo de vida.
    Excelente artículo Javier.

  8. “Emprendí” mi propio negocio durante 10 años. Cerré hace 1. Eso de “emprender sobre la marcha” es “suicidarse sobre la marcha”. Ni todo el mundo sirve ni tiene por qué servir. Después de todos esos años defendiendo el negocio, tuve que cerrar porque, o cerraba, o moría por agotamiento personal y profesional. Ojito con lo de emprender: Hace falta formación, experiencia, dinero, un buen plan de negocio, etc etc. Además de que, por supuesto, si quieres cumplir con todos los requisitos legales y fiscales, vas apañado: ya puedes empezar a trabajar para el demonio.
    Aquí la gente nos lanzamos a la piscina y después comprobamos que estaba vacía.
    Ahora bien: Después de esta experiencia, que en absoluto considero un fracaso, puesto que he aprendido bien la lección, ¡Que me pregunten qué NO hay que hacer cuando “emprendes”: eso lo tengo chupao!

  9. Una cosa es emprender y otra es mantener, si has llegado hasta los 10 años tienes en ti haber un doctorado. Más dificil es conseguir sobrevivir que empezar una vida. Al final nos damos cuenta de que sobrevivir solos es suicidarse. El problema reside en aprender a confiar y además de eso, que salga bien.

  10. Excelente artículo. Me parece especialmente lúcida la frase: “Una cultura que tiene como referentes a emprendedores, empresarios y creadores, y no a futbolistas, modelos y concursantes de programa de TV”. Creo que en este país hemos sufrido un retraso endémico a lo largo de la historia a la hora de incorporar las “tendencias” que surgían en los países de nuestro entorno. A pesar del “europeísmo” formal en que hoy estamos institucionalmente, sigue habiendo esa barrera. Nos sigue faltando esa “revolución burguesa” que cambie las mentalidades de vasallos-empleados a emprendedores-innovadores. Gracias, Javier.

  11. Me ha gustado mucho el articulo.
    Soy emprendedora, si hace tres años y tengo 26 no lo hice ni por falta de trabajo ni de dinero, lo hice porque estaba cansada de trabajar por unas reglas o un modelo que no creia correctos. Tampoco creo en muchas reglas que nos impone el estado pero eso no puedo arreglarlo. Pero opino que es ahi donde se ve la luz del emprendedor cuando ves una fisura y tu sabes que puedes cambiarlo. No es que tenga un negocio de otro mundo tengo un bar una regla de oro es el cliente NO siempre tiene la razon pero se te tratara como a uno mas de la familia.

  12. Pingback: Los mejores blogs en Español - Santiago Vitola

  13. Pingback: Los mejores blogs en Español | La computadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *