No emprendas, por favor

no-emprendasEl emprendimiento es el futuro”, “XXX vende su empresa por YY millones” son consignas que nos encontramos habitualmente en prensa y televisión. Lemas que podríamos pensar han sido sacados de los panfletos de adoctrinamiento de algún tipo régimen dirigido por emprendedores absolutistas… pero no. Se trata de mensajes lanzados desde ¿la casta política?.

Una casta política que, como sucede con los nuevos conversos, defiende a capa y espada su nueva fe sin entenderla todavía del todo. Sin comprender que, si realmente empezamos a trabajar en serio para crear un ecosistema emprendedor, cosecharemos los primeros resultados en años. No en esta legislatura, y posiblemente no en la siguiente.

Y con la prisa del mal amante que intenta saltarse pasos, trata de acelerar artificialmente las cosas. ¿Qué no hay suficientes emprendedores? No hay problema, esto lo arreglamos en un rato:

– Paco, dale a la máquina de hacer emprendedores
– Cómo… ¿que no tenemos?…
– Bueno, vamos a usar entonces lo que siempre ha funcionado: consignas y las subvenciones mal diseñadas. Circo y pandereta

Y claro, ahora parece que todo el mundo tenga que emprender, que esa es la única salida si has perdido tu trabajo. Pero creo que es tremendamente peligroso el mensaje que se está lanzando desde medios y gobiernos respecto a que el emprendimiento es la respuesta al paro o a la crisis (que lo será, pero no de esta sino de la siguiente).

Si emprender ya es de por sí algo duro que requiere el 100% de compromiso y pasión para tener éxito, cuando a esto se le une una situación de necesidad y un emprendimiento como  “huida hacia delante”, la receta es explosiva. Por que hay mucha gente que no quiere ni tiene por qué emprender. No todo el mundo está hecho para vivir así, en medio de la incertidumbre durante meses o años.

Ser empleado o trabajador por cuenta ajena no es ninguna deshonra, es una opción vital.

Y sin embargo empujamos a jóvenes y parados a intentar crear su propio trabajo, a capitalizar su prestación por desempleo… sin haberles contando dónde se van a meter, que las tasas de fracaso en el emprendimiento por necesidad son bastante mas altas que las del emprendimiento vocacional .

Y claro, luego pasa lo que pasa. Aún así nos damos golpes en el pecho cuando se anuncia a bombo y platillo que el número de autónomos ha crecido en España, que la cosa mejora… sin tener en cuenta cómo son esos autónomos, qué los ha empujado y sobre todo, cual es su esperanza de vida… porque aunque ahora consigamos recaudar unas cuántas cuotas de estos pobres incautos, es muy probable que en el futuro tengamos un buen número de gente en situación de necesidad y sin prestación.

Así que si te encuentras en esa tesitura, no escuches lo que te digan por ahí y reflexiona. Si realmente tomas la decisión de emprender porque es algo que llevas tiempo queriendo hacer y las circunstancias ahora son propicias, enhorabuena… es algo absolutamente genial

Pero si emprendes porque llevas tiempo sin encontrar trabajo, por favor replantéatelo. Utiliza el dinero en formarte, darte a conocer o lo que quieras… pero hazte un favor: no emprendas por necesidad.

(Artículo originalmente publicado en VLCNews)

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

64 comentarios en “No emprendas, por favor

  1. Para variar, Javier, “tienes más razón que un santo!”. Por mi formación y la suerte de encontrar una compañera de vida que es una trabajadora excepcional en su sector, el emprendimiento ha sido algo que hemos tenido en mente desde hace tiempo. Antes económicamente estaba más fuerte pero no tenía hueco en el mercado y ahorré esperando un cambio en el mismo. Ahora, a pesar de que estoy desempleado, la decisión de emprender no se suscribe a la necesidad de ingresos, como tú bien dices, si no al esperado cambio en el mercado.

    Leerte en este artículo hace que este tiempo de espera, de autoconvencimiento, de sacrificios y esfuerzos con mi pareja en pro de ese anhelado cambio en el mercado, hace que merezca la pena XD

    Gracias por todo!!

    • Efectivamente, es un tiempo dificil, pero de las dificultades salen las oportunidades y ahora hay muchas para emprender con poca inversion y poco riesgo. Lo más importante es creer en nosotros y en nuestras posibilidades.Animo y adelante.

    • Gracias por tus palabras Javier! Al final la clave es tener claras las motivaciones reales y tus auténticas necesidades… y tomar las decisiones en consonancia, no llevado por una moda o un impulso.
      Suerte!

  2. Gracias Javier por recordar lo ¡¡evidente!! Hay que emprender por pasión y no por necesidad, te apoyo. Y con recursos (técnicos, económicos, estratégicos,…etc) Y con mucha paciencia también, creo yo. Un post fantástico!!

  3. Certeros comentarios Javier. Para que los emprendedores sean parte de la solución a nuestros problemas necesitaríamos un cambio cultural que fomentara el emprendimiento vocacional y la formación emprendedora desde todos los ámbitos, un cambio que como bien indicas requiere plazos no gratos a los intereses de políticos ventajistas y cortoplacistas. Dado que en estos tiempos predominan este tipo de políticos (y no sólo en la Política, con mayúsculas, sino en todo tipo de entidades) ese cambio habrá que estimularlo desde eso llamado “la sociedad civil”, eso que tan molesto resulta a muchos. En ese sentido, agradezco y te felicito por el esfuerzo que realizas desde tu blog y otros ámbitos. Saludos.

    • Gracias por tus palabras, amigo. Y no puedo más que estar de acuerdo contigo, ni mama estado ni nadie va a hacer el cambio. Es responsabilidad y decisión nuestra, y si nos quedamos esperando a que alguien lo haga, vamos apañados. :-)

  4. Desde principios del 2012 es algo de lo que desde UPTA-PV vamos alertando, el emprendimiento como solución al desempleo es para el emprendedor y su familia pan para hoy y mucha hambre para mañana.

    Si tenemos en cuenta que mas del 60% de los nuevos Autónomos se constituyen como tales por necesidad, si tenemos en cuenta que de este 60% un 90% se constituyen como Autónomos con empresas traspasadas y en consecuencia que no funcionan, si tenemos en cuenta que el consumo esta congelado y va a tardar algunos años en repuntar, si el crédito también se encuentra congelado, si tenemos en cuenta que la ley de apoyo al emprendedor y su internacionalización no sirve de nada, si tenemos en cuenta que la famosa tarifa plana y rebaja de pagos a cuenta son una mentira, pues para acceder a ella no tienes que tener ningún asalariado y en el mejor de los casos si tienes derecho solo te ahorras unos 800€ en dos años y medio, si las ayudas a la creación de empleo Autónomo de las autonomías están tardando en pagarse mas de dos años, …etc.

    Nos vamos a encontrar que a partir del 2014 van a empezar a caer estos Autónomos y arrastraran con ellos a sus familias que les han avalado sus prestamos, sin derecho a prestación por desempleo, totalmente arruinados y sin poder hacer frente a los pagos de sus obligaciones contraídas con los bancos y que les pueden costar su patrimonio, en pocas palabras sin empleo, sin posibilidad de encontrarlo y en la calle.

    En consecuencia nos podemos encontrar a corto y medio plazo una situación explosiva y cuyos responsables son las irresponsabilidades de esa clase política que con sus mentiras ha vendido ilusión y esperanza.

    Veremos como solucionan entonces, estos políticos, el problema o si como siempre echaran la culpa a los otros.

    • He trabajado de programador. Llevo en paro un año y un año que llevo pensando en qué más formarme. Total, luego te piden experiencia de n años y no ha servido de nada tanta formación. He pensado en montar alguna tienda online porque parece ser que es la opción más económica. El problema es encontrar ese nicho de mercado que te haga acertar. Dentro de un año se me termina la prestación por desempleo y cumplo 50 años. Me veo en la economía sumergida o algo peor.

      • Hola Jordi, has pensado en cambiar de ciudad, o incluso de país? Al final que no haya empleo en tu ciudad no quiere decir que lo haya en otro sitio.

        Hay bastante empleo (aunque no demasiado bien pagado) en tu sector en las grandes ciudades…

        Yo la opción de la tienda me plantearía con mucho cuidado, la “e” inicial en la palabra “eCommerce” da una idea del peso del componente tecnológico vs. el componente de comercio… así que usa esta opción si realmente te apetece montar una tienda, que casualmente es a través de Internet (pero lo importante es que es una tienda).

        Quizás trabajando como freelance y haciendo tus primeros pinitos puedas ve si te apetece ese modelo de trabajo…

        MUCHA SUERTE

        • Hola Javier,
          pues lo de cambiar de ciudad o país no me lo he planteado “todavía” porque quiero intentar lo que sea en mi ciudad, Barcelona.
          La opción de la tienda la contemplo tan sólo como online. Aunque tengo un ex-colega de trabajo que ha montado una empresa de servicios informáticos que quizás podría dar cierta visibilidad a los productos que importo (móviles, tablets, etc).
          Una pregunta… a qué te refieres con lo del peso tecnológico en el sector del eCommerce?
          Y otra pregunta, cómo interpreto las categorias mas vendidas de Amazon, como que hay mucha demanda o por el contrario que hay saturación de oferta? Porque si se anuncian mucho ya no es un nicho demasiado virgen, no?
          Lo de encontrar ese nicho de mercado para un producto es algo que tengo en la cabeza desde hace un año, pero no doy con el dichoso producto.
          Gracias por tus consejos y un saludo!

    • Pues precisamente eso es lo que me da auténtico terror Javier, y eso es lo que me ha llevado, a pesar de escribir habitualmente sobre cómo emprender, a hablar de NO hacerlo si no estas en las condiciones correctas.

      Lo que esta claro es que nadie lo va a solucionar por nosotros, así que no podemos esperar a que luego arreglen el lio que han provocado.

  5. Muchas personas estan mejor dentro de una organizacion que los arrope, no todo el mundo vale para ser emprendedor. Requiere tener valores como el sacrificio, la constancia, tener serenidad ante la incertidumbre, la honestidad y una clara y abierta actitud comercial (que a no todos les gusta desarrollar). Si no comulgas con estos valores y prefieres la estabilidad laboral, la responsabilidad por conseguir los objetivos asignados, y la lealtad, puede que sea mejor buscarse la vida como empleado por cuenta ajena.
    Otra cosa es que uno tenga un sueño y luche contra viento y marea por conseguirlo.
    En epocas de crisis hay quienes se ponen a llorar y otros que venden pañuelos, ¿de que lado estamos?

    • Totalmente de acuerdo Alejo, pero la busqueda de la estabilidad no es algo malo, es una opción vital que hay que aceptar y respetar. Aún así es necesaria una actitud nueva y más flexible trabajando por cuenta ajena… y como dices tu, tanto si estas en una empresa como si emprendes, tienes que resolver problemas.

  6. De acuerdo en casi todo, salvo en lo de “echarle el 100%” de la culpa a “la casta” (es como cuando desde Barcelona echan todas las culpas de sus males a Madrid) y a las “subvenciones” (de muchas de ellas, aunque parezca mentira, se hace un buen uso), en definitiva, al estado. Se está creando una burbuja del emprendimiento no sólo en torno a directrices públicas, sino a también en un subsector de nueva generación compuesto por coachers, orientadores, empresas de fomento del emprendimiento (conozco algunas que, además, promueven el emprendimiento en sectores actualmente ruinosos, como el de la consultoría ambiental, del que vengo) y muchos charlatanes 2.0. Todos ellos animando a capitalizar paro o arriesgar ahorros en favor de una idea que puede, o no, tener clientes. Aunque puedo garantizar que he trabajado como un emprendedor, asumo, como bien dices, mi posición vital, de asalariado. Sólo cuando encuentre las ideas, los clientes y, sobre todo, la ilusión suficiente, me animaré a ser mi propio jefe. Esas tres patas son imprescindibles; todo lo demás, charlatanería.

    • Hola Antonio,

      me ha gustado mucho lo que has dicho. Hay mucho peligro en lanzarse al ruedo sin las ideas claras y unos fundamentos asentados. Como dices para emprender hay que tener la ilusión, los clientes y el producto algo francamente complicado y a lo que hay que haber dedicado un tiempo primero.

      En cuanto a las subvenciones creo que por muy bien que se utilicen, solo esconden una realidad para el sector o persona que los recibe: que su actividad no es sostenible.

      Creo que es mucho mejor reducir las tasas e impuestos a todas las empresas para mejorar la estructura de costes y la reinversión en el propio negocio para aumentar sus posibilidades de sobrevivir.

      • Amen, esa es la clave en mi opinión. No prostituyamos negocios insostenibles con dinero público, sino que potenciemos los que sí son viables.

    • La culpa no la tienen las subvenciones per se, sino el cómo se asignan y sobre todo, cómo se controlan. Y si, tienes toda la razón del mundo, hay mucho “listo” que quiere lucrarse con todo ello (me hierve la sangre con algún caso que conozco)… pasa lo mismo que en la época del lejano oeste, los que se forraron no eran los que iban a buscar oro, sino los que vendían palas. Y había muchos que realmente vendían buenos instrumentos, pero muchos otros que se aprovechaban del desconocimiento de los buscadores.

      Y olé por asumir tu posición de asalariado, que es tan respetable y buena como cualquier otra, si es la que quieres.
      Chapeau :-)

  7. Muy pero que muy de acuerdo.
    Desde hace ya unos cuantos años y derivado de la situación económica que nos ha tocado vivir, hemos venido observando como ha habido una serie de palabras que se han ido poniendo de moda. Voy a evitar mencionar las relacionadas con mercados financieros (primas de riesgo, rescate,….) y me voy a centrar en otras más mundanas, comprensibles y de relación directa con la empresa: “Emprender” e “Innovación”,

    Así, de una manera más o menos natural, a los que se han quedado sin trabajo por cuenta ajena, como solución a su situación, les hemos dicho: “Emprende. Es el futuro”

    De la misma manera, a las empresas ya en funcionamiento, que iban aguantando sin cerrar, les han dicho: “Innova. Es el futuro”.

    Que conste que estoy de acuerdo con ambas afirmaciones aunque con matices. El primer matiz tiene que ver con el origen. Estas frases suelen estar presentes en un contexto de marcado carácter político y vienen a decir más o menos: “búscate la vida, porque como esperes por mi…”

    El segundo matiz es la separación de ambas palabras, cuando para mi son la misma, o casi la misma. Un emprendedor realmente, en gran medida, lo que hace es innovar (o debería) y un innovador es un emprendedor y si no lo es, nunca será capaz de transformar su innovación en producto. Y esto hace que no tenga sentido determinados comportamientos de la administración encaminados a fomentar estas dos cuestiones.

    Así, que si estamos de acuerdo, en que tenemos que buscarnos la vida (porque no parece haber otra solución) y que ambos conceptos son el mismo, me pregunto: ¿Tenemos cultura para ello?, ¿nos han educado para ser innovadores o emprendedores?. La respuesta es NO.

    A la vista de eso, tendremos que “aprenderlo” y los procesos de aprendizaje son lentos, muuuuuuuuuy lentos. Así que es fácil encontrarse lo siguiente:

    En la empresa:

    Hablas con empresarios y la frase más oída a día de hoy, en cualquier empresa media consolidada, es: “Nos hemos ajustado y esperamos mantenernos hasta que las cosas se recuperen”.

    ¡¡¡¡Que NO!!!!!, ¡¡¡¡¡que no se van a recuperar!!!!!, las cosas son y serán distintas, no volveremos al pasado, hemos vivido y estamos viviendo una revolución, con sus cosas buenas y sus cosas malas. No te puedes limitar a esperar, porque si esperas tarde o temprano, desgraciadamente te llegará la hora.

    Hay que empezar a cambiar cosas, hay que empezar a adaptarse a una nueva situación si no lo has hecho ya. Crea algo nuevo, utiliza los medios que se han puesto en tu mano, y que no necesariamente requieren grandes inversiones.

    La democratización de la tecnología hace que nuestros clientes estén en cualquier parte del mundo y podamos llegar a ellos. Además, el acceso a la tecnología es en general barato, y nos iguala a los grandes. Tenemos acceso a desarrollos innovadores estemos donde estemos. Ya no es necesario vivir en Silicon Valley para encontrar desarrollos innovadores. Están en cualquier parte.

    Gracias a la evolución de la logística nuestros productos se pueden “colocar” en cualquier parte del mundo con un coste razonable.

    Hay que pensar en el cliente, no es tonto, no tiene que comprar lo que hago, sino que tengo que hacer lo que necesita. Hay que aprender a escucharle y para eso hay que preguntarle y desterrar pensamientos tendentes a pensar que el cliente es un indocumentado que no sabe lo que quiere. Si tú no se lo das, alguien lo hará.

    La administración

    Este ya es el caso más sangrante de todos. La administración pone normas para los demás, para el consumidor y para las empresas (grandes, PYMES y autónomos) y además, en teoría, pone las bases y crea las condiciones para orientar el desarrollo de la economía de un país, pero…. ¿Alguien ha visto un ápice de innovación?. ¿De verdad no se pueden hacer las cosas de una manera diferente?. Nos limitamos a ver lo que hacen otros y a replicarlo.

    Hace unos años, con el principio de esta crisis se hablaba de la aplicación de políticas Keynesianas. John Maynard Keynes, primer barón Keynes (5 de junio de 1883 – 21 de abril de 1946) fue un economista británico, considerado como uno de los más influyentes del siglo XX. Un gran profesional y seguro que mejor persona, pero murió en 1946. ¿De verdad no hay políticas diferentes?.

    La administración presta servicios a los ciudadanos y a las empresas. En teoría cada cuatro años, nos preguntan para saber qué deseamos. Creo que se deben replantear la manera de escuchar al “cliente”, porque a día de hoy, suponer que sólo podemos interactuar con el ciudadano y las empresas es cada cuatro años, en la era del Facebook, el wathsapp y resto de redes sociales, es poco menos que ridículo. Estaría bien que le dijésemos a las empresas, a las que pedimos que sean innovadoras, que le pregunten al consumidor y analicen sus necesidades cada cuatro años. Sin exagerar, estoy seguro que la administración se preocupa por captar información con más frecuencia, pero lo que no tengo claro es qué hacen con lo que escuchan, porque desde luego para innovar en los servicios que prestan, poco. E innovar es ir más allá que poner una pasarela de pagos a disposición del consumidor para pagar impuestos.

    Así que a la administración también se le puede decir: ¡¡¡Pero Hombre!!!!, ¿tú haces algo diferente?.

    El cambio cultural que debe venir impulsado por la admininstración en gran medida, supera de largo un ciclo legislativo de 4 años y ese es el problema. El cortoplacismo en los resultados condenan cualquier cambio cultural impulsado por la administración.

    • Plas plas solo puedo que aplaudirte. Emprender es una opción vital que uno debe tomar tal como decia Antonio antes cuando se dan varios factores: idea, clientes, ilusión… y me permitiría incluir dinero.

      Respecto al mundo empresarial, qué decir… con la frase esa de “cuando acabe la crisis” me pongo negro… la crisis YA ha acabado, esta es la nueva realidad, y los viejos buenos tiempos no volverán.

      Y la administración.. pues hay de todo, grandes profesionales que se dejan la piel e intentan innovar e incluso intraemprender (http://funkzionatas.wordpress.com/manifiesto/) pero al final el problema es que es una estructura destinada a prolongar el estatus quo y mantener caliente al que esté en el poder.

      Pero se nos olvide la sociedad civil, ese es nuestro poder e instrumento… y lo que debemos reanimar. Así que a por ello.

      Gracias por compartir tu interesante reflexión Carlos.

  8. Si quieres emprender, lo mejor es que te sientas como un deportista o un expedicionario. El objetivo es subir el everest, y este gobierno y tantos otros “partner” están diciendo a la gente que no está preparada. Ánimo que vosotros podéis, pero no deja de ser una amarga MENTIRA. Sin el adecuado entrenamiento, NO SE PUEDE, y menos sin oxígeno (financiación).

    • Jeje, buen simil Riky. Y totalmente cierto. Aunque corta el imperante buen rollito mundial, la realidad es que sin dinero no se puede emprender. Hace falta un mínimo que siempre es mucho más de lo que imaginamos…

  9. Me parece un post acertadísimo, Javier, y que comparto totalmente.
    Hace algún tiempo escribí este post donde trataba este tema, defendiendo que hay que favorecer el emprendimiento, pero ni todos valen, ni todos pueden, ni todos quieren.
    También creo que esta “huida hacia adelante” es muy peligrosa. La visión cortoplacista no beneficia a nadie, ni a los propios protagonistas ni a la sociedad en su conjunto.
    Muy bueno, gracias.
    Saludos

  10. Pero que podemos esperar de gentes que nunca han tenido responsbilidades en la vida privada, que no saben lo que es trabajar por cuenta ajena y llevan toda su vida sin un problema para cobrar? No creais ni una palabra ni de los de D ni los de I, son todos iguales, unos ineptos,pero que nos saben engañar. !!Cuidado!!

  11. Comparto contigo la idea de que emprender no es fácil. A los españoles, no se nos educa en la idea de que cuando seamos mayores, debemos aspirar a tener nuestro propio negocio. Se nos inculca aquello de que el trabajo seguro y el salario más. Por eso, hay miles de aspirantes a ser celador de un museo, que dicho sea de paso, es un trabajo muy noble y muy honrado. Y no quiero hablar de sindicatos o partidos políticos.

    Por no educar, no están educados ni los bancos, que no suelen favorecer la creación de empresas, salvo que les vendas tu alma y la de tus vástagos. Y si no, que se lo pregunten al que fundó en su día Don Algodón, por ejemplo.

    Educación aparte, y sin perder de vista las dificultades inherentes, emprender es la única alternativa legal (y subrayo lo de legal) a un mercado laboral en el que a los menores de 30 años les resulta imposible encontrar trabajo y cuando lo hacen, se convierten en mileuristas. Y luego, cuando cumples los 45, en las empresas te empiezan a mirar mal, de reojo, cuando caminas por los pasillos, como si fueras un apestado o estuvieras a punto de serlo.

    Lamentablemente, y a pesar de todas las dificultades, a la gente casi no le queda otra alternativa legal (insisto) que emprender por su cuenta. ¿Que muchos fracasarán? Claro. Nadie acierta a la primera, pero eso sólo se arregla intentándolo más veces. Lo que ya no es posible, es permanecer en esa actitud pasiva de esperar que sean los demás (las empresas, los mercados, los bancos) los que manejen mi vida. Nos están empujando a ello desde hace muchos, muchos años. No es de ahora con motivo de la crisis. Viene de mucho antes.

    Viene de que, en España, no hay sitio para todos los trabajadores, porque no hay empresas suficientes, ni puestos para todos. Somos un país limitado y tenemos que jugar con las cartas que tenemos. ¿Emigrar? Pues habrá que emigrar. ¿Emprender? Pues nos haremos emprendedores. Es que no queda otra.

    Hace un par de semanas hablaba con un amigo. 20 años o más en informática, trabajando en una empresa líder española y multinacional, y con 47 años, a la calle. Falta de química con su nuevo jefe.

    Ha montado un bar. De franquicia, pero bar.

    A la fuerza ahorcan.

    • Has puesto el dedo en la llaga. A casi nadie nos han educado para contemplar la posibilidad de emprender (y que cada uno haga lo que quiera)…. sino que más bien al revés, el objetivo era llegar a un buen puesto de directivo en una gran multinacional cobrando mucho dinero… y luego ¿qué haces si no eres feliz?. Porque el problema más duro, grave y acuciante no está en los chicos de 20, sino en los de 40-50. Porque aunque tienen habitualmente las capacidades y experiencia para emprender, la situación familiar/personal no acompaña. Y llevan toda la vida cotizando a la SS con lo que hay que seguir haciéndolo para no verse desprotegido. Un drama que no sale en los telediarios ni en la ley del emprendedor.

      Ahora hay todavía algunas posibilidades interesantes (como el programa de incubadoras para personas mayores cualificadas que montó en su momento Israel) la realidad es que es un problema de dificil solución. Y quizás la mejor opción de futuro yo creo que es la educación. No dará frutos a corto, pero es la única opcion real.

  12. Pingback: No emprendas, por favor | Estrategia, Startups ...

  13. Javier, tienes un muy buen punto que también aplica a otros países. Por ejemplo en México, en pasadas administraciones, ante la imposibilidad de crear empleos bien remunerados, se impulsó desde el gobierno una política changarrera (changarros: la tiendita de la esquina, la lavandería, la papelería) para que todo mundo se auto-empleara y repartiendo los apoyos entre millones de mexicanos, obviamente apoyos sin ningún impacto por su tamaño. Hoy en día por primera vez se ve al emprendimiento como algo serio, y sobre todo, se empieza a configurar un incipiente aunque muy echado para adelante ecosistema emprendedor, que privilegia en parte el emprendimiento de alto impacto, sustentable, social y/o de base tecnológica.

    Saludos
    Victor Reyes

    • Hola Victor,

      SI, imagino que muchos países estan en situaciones similares. Gracias por compartir con la comunidad el cómo lo veis los mexicanos :-)

  14. Verdad verdadera,ya lo estamos viendo en la reconversión de los periodistas a community manager, a los miles de bares nuevos, a la idea de montar sin saber montar, Es malo estar en paro, pero la solución no es tirarte de un avión sin haber tomado clases prácticas de paracaidismo.

    • Amén. Dicen que la fase que define al emprendedor es: “Vamos a saltar del acantilado, ya trataremos con el asunto de la gravedad más adelante”

  15. He trabajado de programador. Llevo en paro un año y un año que llevo pensando en qué más formarme. Total, luego te piden experiencia de n años y no ha servido de nada tanta formación. He pensado en montar alguna tienda online porque parece ser que es la opción más económica. El problema es encontrar ese nicho de mercado que te haga acertar. Dentro de un año se me termina la prestación por desempleo y cumplo 50 años. Me veo en la economía sumergida o algo peor.

      • Hola Jose Luís,

        pues lamentablemente he trabajado casi siempre con lenguajes prehistóricos como el RM/COBOL que en su momento es lo que había en las compañías de seguros, bancos, hospitales, etc. Aunque tengo que decir que en 2011 trabajé un año en el dpto. de informática de MANGO porque aun utilizan COBOL !! También he trabajado con Oracle a nivel de analista programador en SQL y PL/SQL. Y bueno, me he formado a nivel muy básico en diferentes lenguajes como Java, Javascrip, PHP, .NET y gestores de contenidos como Joomla, WordPress o Prestashop… pero todo con cursillos de esos que cuando los terminas nunca pones en práctica lo aprendido.

        También me he dedicado a la fotografía y un poco al diseño gráfico, pero todo a tíitulo personal, aunque le haya sacado algún rendimiento de vez en cuando.

        Ahora ando liado importando tecnología china porque quería montar una tienda online, que la crearía yo mismo con prestashop, pero la cosa va muy lenta porque hay mucha competencia y no encuentro ese detallito que me haga diferente al resto de la competencia. Competir con precios es imposible.

        De momento me he dado una tímida visivilidad en Facebook con una página llamada LadDroid. Aunque tengo claro que FB no es un buen sitio para vender nada.

        Así que ya ves, ando navegando sin rumbo fijo.

        Gracias por tu interés y espero no haberme extendido demasiado.

        Un saludo!

        • Hola Jordi,

          Como decia antes la iniciativa de la tienda es complicada… pero ¿has pensado en hacer algo enfocado a artículos difíciles de encontrar, con poco stock o mucha demanda (pista: mira las categorias mas vendidas de Amazon)? Es algo que ultimamente tiene bastante demanda…

          Suerte!

  16. Para Carlos Martinez:

    Si, hay que hacer las cosas de manera diferente, hay que internacionalizarse y no hace falta estar en Silicon Valley para encontrar talento. Hasta ahí deacuerdo, pero:
    – Es falaz la idea que se traslada a la gente que montar un negocio en Internet es barato. Vale, no tienes el gasto fijo de un local, pero tienes otros gastos fijos. Montar una tienda virtual no es barato. Cuesta dinero y necesitas personal cualificado. Si eres parte de ese personal cualificado podrás ahorrarte un dinerito, pero igual que si eres albañil y fontanero podrás hacerte parte de la reforma del local de tu tienda, pero no podrás hacerlo todo.
    – No hay que olvidar que estar en el Euro nos está haciendo muy caras las exportaciones. Otra razón para echarle la culpa a las administraciones que están manteniendo artificialmente alto el euro. Sólo recordemos que el euro empezo cotizandose a 0,80 y pico dolares y ha llegado a estar a 1,60.
    – En teoría uno puede mandar sus productos a todo el mundo. Pero no es lo mismo ser una multinacional que un autonomo con una tienda online. Las empresas de logistica en España son caras y nada competitivas con las del resto del mundo. Como las de Internet, las de energía y un largo etcétera. No me comparo con los chinos, me comparo con el resto de Europa.

  17. Pingback: ¿Emprender o no emprender ante la dificultad de encontrar empleo?. Esa es la cuestión. | Desarrollas.com | Negocios en Red

  18. El verano es lo que tiene, el calor, las altas temperaturas, hacen que aparezcan post como este. por algo en los paises frios hay mas empresas que en los calidos. No te preocupes, que en un par de mese y con la llegada del otoño se te pasará.

  19. Pingback: No todo el mundo “puede – debe” ser emprendedor | Mejorar tu CV

  20. Pingback: No todo el mundo "puede - debe" ser emprendedor | Mejorar tu CV

  21. El mal llamado emprendimeinto por parte de aquellos que no se cansan de fomentarlo, no es más que una estrategia para llegar hacia un tipo de empleo sin compromisos ni costes fijos. Llegamos a la política de “sálvese quién pueda” que el gobierno, este y otros, ya no saben qeu hacer. Solución de parados a emprendedores, y que se espabilen ellos solos.
    Es cierto, no es la solución al desdempleo. Ser emprendedor va más allá de querer un salario a final de mes que, como no lo pagan en ninguna empresa, vamos a ver si somos capaces de ganarlo por nuestro medios. Pero, ¿qué formación disponemos? ¿idea de negocio? ¿experiencia? ¿estrategia? ¿propuesta de valor? ¿par qué?. Preguntas que, si no les damos respuesta, nos llevarán de una situación mala a una peor en muy poco tiempo y sin vuelta atrás.
    Y sobretodo mucha precaución si tomas la decisión de “hacerte” emprendedor. Ten en cuenta que en este país el fracaso se paga muy caro y sobre todo si ello conlleva deudas con las administraciones del Estado, ten en cuenta que no dejaran que levantes cabeza durante muuuuuucho tiempo. Papá Estado quién tanto fomenta y “premia” el emprendimiento, castiga muy severamente a aquellos que no consiguen sus forzados sueños.

    • Pues si, porque desgraciadamente muchos de los que fomentan el emprendimiento como salvación para todo son los mismos que forman a los emprendedores en hacer planes visionarios-de negocio a cinco años, los que les enseñan que el cliente no tiene ni idea y que tienen que crear productos perfectos o educar a los clientes. Una tragedia

  22. Totalmente de acuerdo con el artículo. Emprender por emprender no tiene sentido, es algo que te tiene que encantar y tiene que ser vocacional. Porque te guste, porque creas en ello, porque estés dispuesto a esforzarte… Y no por necesidad, que si es así te llevará a la ruina.
    Como no hay empleo que dar parece que la única solución es emprender.

    Es más yo creo que la mejor forma para emprender es cuando no lo necesitas, cuando tienes un trabajo, puedes empezar poco a poco y ya verás si das el salto definitivo.

    Un saludo,
    @VictorVillalta

    • Si señor… yo siempre digo que antes de emprender hay que leerse “el libro negro del emprendedor“… y si todavía uno tiene ganas, pues lanzarse. Pero es un proceso muuuy duro, largo y complicado, y que no se suele llevar bien con situaciones de emprendimiento por necesidad

  23. Pensar que todo el mundo puede emprender y animarle a hacerlo, es como pensar que todo el mundo puede subir al Everest y animarle a hacerlo. Lo más fácil es decir ve y darle un piolet, unas botas y un termo de café caliente. Pero claro, tenemos dirigentes que han leído muchos libros sobre montaña, que han visto la tira de documentales sobre alta montaña, que conocen todas las marcas de calzado de alta montaña, pero que no han dado un paseo por el campo en toda su vida.
    Me recuerda todo esto a un antiguo jefe que tuve, que se permitía dar seminarios sobre ventas y jamás había tocado una puerta. Esto,…. le suena a alguien?
    Que me hablen desde la experiencia vivida y sufrida, que por aquí ya se ven muchos ejemplos.

    • Jajaja, buen comentario. O lo mínimo, preguntarle a un grupo de montañeros experimentados qué hay que hacer antes de escalar el Everest… y luego hacerles caso (cosa que no será rápida, desgraciadamente)

      • La capacidad de preguntar es inversamente proporcional al ego, requiere de humildad y puede dañar tu credibilidad como persona que tiene que saber todo de todo.
        Conoces algún político que pregunte?

  24. Pingback: ¿UNA BURBUJA DE EMPRENDIMIENTO? | Noticias del macrocontexto

  25. Pingback: #startupmanifesto: El manifiesto europeo por el emprendimiento y la innovación | eme ká eme

  26. Estoy contigo en que el hecho de emprender un negocio tiene su riesgo, pero igual riesgo tiene invertir e incrementar tu formación, no dejas de soltar un dinero que veras o no revertido en un futuro trabajo. Mi caso es que nada más quedarme en paro hace 6 meses, aposte como tu bien decías en formación acorde a mi titulación y trayectoria profesional, Master y paquetes informáticos punteros en el mercado para mi sector profesional, hoy por hoy no me han servido para nada. Hay gente con esos conocimientos, menos experiencia pero más jóvenes que yo, y desde luego a todas luces con menos cargas familiares, que es lo que busca la empresa actual, se cuales son los perfiles porque vengo del sector de RRHH.
    La solución en mi caso correr el riesgo y lanzarme a la aventura, no quedarme en mi casa esperando esa anhelada oferta de empleo que nunca llega, eso si multiformada. No sentir miedo, arriesgar lo justo y dedicarle el 100 % a conseguir eso que deseas.

  27. Pingback: ¡Para la crisis! crea una empresa (y verás…) | La Pastilla Roja

  28. Pingback: Nadie te va a sacar las castañas del fuego | Estrategia, Startups y Modelos de negocio

  29. Pingback: Nadie te va a sacar las castañas del fuego | Nichos de mercado en Internet

  30. Pingback: Giro de enfoque | Giro de enfoque

  31. Pingback: ¿Qué necesita España para potenciar su ecosistema emprendedor?

  32. Muy buen articulo, es lo que tu dices no se puede emprender por emprender muchas veces iniciamos un negocio cuando no se tienen conocimientos sobre el mismo hace poco conoci a una frute que no sabia de fruta lo cual me parece bastante fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *