Muerte por agotamiento, una mala idea

muerte-agotamiento-emprendedor-cansancioA menudo en el blog hablamos de algunos de los elementos más importantes al lanzar un nuevo proyecto, como la estrategia o los clientes, pero no hemos hablado demasiado de un aspecto crítico: la vertiente humana del emprendimiento. Y hoy me gustaría centrarme en una de los mayores peligros que nos acecha al emprender: la muerte por agotamiento.

Hablo de una muerte figurada, obviamente, pero igualmente grave… porque tal como hablábamos hace algún tiempo, la clave de cualquier proyecto es un buen encaje equipo-producto-mercado:

Por muy potente e innovador que sea el coche y aunque exista un gran público para ver la carrera, si el piloto no es el adecuado o no rinde lo necesario, acabará perdiendo la carrera.

Y aunque suene contradictorio, a menudo para rendir más tenemos que trabajar menos. Esto no quiere decir que no haya que esforzarse a tope en lo que hacemos, sino que hay que saber para qué trabajamos.

El problema reside en que muchos emprendedores que hemos trabajado anteriormente para una empresa tendemos a reproducir los mismos esquemas en nuestro propio negocio… y acabamos aunando lo peor de los dos mundosun “horario” de larga duración con como mínimo 8h con la incertidumbre e intensidad propias del emprender

Porque aunque resulte obvio, la productividad no se mide en horas sino en resultados… o lo que es lo mismo, por trabajar más horas no vas a obtener necesariamente más y mejores resultados.  Porque emprender es algo muy duro y absorbente, que requiere el 150% de nosotros, de nuestra creatividad y frescura… y si entramos en un estado de agotamiento absoluto se notará en la empresa.

Y esto no lo escribo “desde la barrera”, sino porque es algo en lo que tendemos a caer todas las personas a las que nos apasiona lo que hacemos… y yo acabo de volver a caer en ese error, tras pasar muchos meses con jornadas de 12 y 14 horas. Así que nada mejor para conjurarlo que escribir sobre ello.

¿QUÉ IMPACTO TIENE EL AGOTAMIENTO EN TU EMPRESA Y EN TÍ MISMO?

Aunque creo que todos somos conscientes de lo que hablo, no está de más repasar los síntomas que indican que estás agotado (consecuencia natural de trabajar 14h durante muchos meses) y que necesitas urgentemente un periodo de descanso:

  1. Pérdida de ganas e ilusión sobre tu proyecto

  2. Todos los problemas parecen más grandes

  3. Nos sentimos agotados nada más despertar

  4. Nuestra creatividad baja, se nos ocurren menos ideas

  5. Hacemos las tarea fáciles y rápidas, y remoloneamos con las importantes aunque pesadas

  6. Tardamos mucho más en hacer las cosas, nos distraemos fácilmente

  7. Estamos de peor humor, y nuestras relaciones con amigos, pareja o familia se resienten.

Todos estos son síntomas de que nos estamos exigiendo demasiado, y de que si seguimos así no sólo vamos a afectar a nuestro proyecto con malas decisiones sino que es posible que decidamos tirar la toalla… y todo por algo que se cura con una semana de vacaciones y sobre todo, unos buenos hábitos de trabajo.

Así que por favor no vuelvas a jactarte de estar trabajando domingos y vacaciones continuadamente, de “sostener el país” mientras la gente descansa, de la cantidad de horas que trabajas o lo duro de tu esfuerzo… porque igual lo que deberías hacer es irte de vacaciones. 

¿CÓMO SALIMOS DE LA ESPIRAL DE TRABAJO EN LA QUE HEMOS SIDO ENGULLIDOS?

Lo primero es dar un paso atrás y acordarte por qué te metiste en este lío, qué te empujó a montar tu empresa… que seguramente no era trabajar 14h al día para siempre (lo que no quiere decir que no debas trabajarlas durante algunos periodos, esto va de esforzarse). A menudo, lo único que necesitamos es coger algo de perspectiva, y para ello nada como recordar los orígenes.

Y si ahora mismo estás en esa situación, desconecta. De urgencia. Vete un par de días a andar por la montaña, a tomar el sol o a ver museos. Pero sin obsesionarte con tu trabajo… porque cuando vuelvas seguirá ahí.

El problema es que cuando estamos emprendiendo la lista de cosas a hacer es interminable.  Si quisiéramos, podríamos sentarnos un día a trabajar y pasar meses sin levantarnos… así que recuerda, él trabajo no te lo vas a acabar por más que trabajes, así que igual es mejor tomárselo de otra forma.

No te puedo contar cual es el decálogo sobre qué hacer, o los “5 trucos para evitar el agotamiento en el trabajo”. No es un área en la que soy experto, ni mucho menos. Lo que si te puedo contar son las cosas que o me funcionan o que voy a hacer:

  1. HORARIOS: No intentar hacer una “jornada” de trabajo de x horas, sino convencerme a mí mismo de que la clave no son las horas sino los resultados. Eso quiere decir que no hay que llenar la agenda hasta los topes… porque una jornada “planificada” de 8h quiere decir que como mínimo harás 10h.

  2. DEPORTE: Hacer más deporte. En mi caso soy corredor, y aunque llevo algún tiempo lesionado sé que necesito moverme. Tal como escribí en Lecciones de management que aprendí corriendo, el hacer deporte hace que quememos adrenalina (y luego nos relajemos mejor), seamos más creativos y sobre todo, tomemos distancia de la jornada…. algo clave para sacar la cabeza del hoyo en el que estamos.

  3. TIEMPO PROPIO: Tener tiempo para ti mismo es una estupenda receta para relajarte y disfrutar haciendo algo que no sea tu trabajo (por mucho que te gusten, prueba a comer spaguettis 3 veces al día durante 1 mes). Eso en cada persona es distinto (ver la tele no cuenta)… en mi caso es salir a correr o patinar, lo que me permite matar dos pájaros de un tiro: deporte y tiempo propio.

  4. APRENDER: Ir a cursos, charlas, conferencias…etc. es algo positivo si lo hacemos en su justa medida (porque no hay nada peor que el emprendedor adicto a los saraos). Nos permite ponernos en contacto con otras ideas, otras personas y otras formas de ver la vida… lo que además es una gran forma de relajarse y recargar las pilas.

  5. LEER: Soy un devorador empedernido de libros. No importa si libros de gestión o novelas o blogs, creo que dedicar todos los días un rato a leer es una de las grandes recetas para expandir la mente, conocer otras formas de pensar y evadirte…. y es mucho más sano que ver la televisión.

  6. FAMILIA Y AMIGOS: Uno de los grandes damnificados del emprendimiento, porque todo lo aguantan. El dedicar tiempo a nuestra familia y amigos nunca es urgente, pero si es muy importante… porque compartir con los que más te quieren tu vida te ayuda a sentir que lo que haces vale la pena. Aunque coincido con la frase que escuché a François Derbaix respecto al trabajo, hay que encontrar un equilibrio:

    Emprendedor es aquel que vive durante unos años como nadie querría para poder vivir el resto de su vida como nadie se podría permitir

  7. TOMAR DISTANCIA: Finalmente algo que voy a empezar a hacer, tras una apasionante charla con el gran Amalio Rey. De vez en cuando es necesario tomar distancia literalmente de lo que haces, y “desaparecer” durante unos días y dedicarte coger perspectiva, reflexionar y disfrutar…. y eso es algo que ya he agendado periódicamente cada pocos meses.

Estas son algunas de mis “recetas de la abuela” para evitar el agotamiento tan intenso que ahora mismo siento… pero ¿cuales son las tuyas?

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

38 comentarios en “Muerte por agotamiento, una mala idea

  1. Simplemente genial. Lo peor es que tendemos a repetir el gran error de la economia espanola,si no echamos un monton de horas parece que estamos haciendo algo mal. Saludos

  2. Muy cierto amigo Javi.
    Esto me recuerda dos cosas:
    1) algo que escuché en un curso de gestión del tiempo que decía “para ser un desgraciado no hace falta trabajar tanto. Si no estás consiguiendo los resultados que deseas no será por una falta de tiempo si no por un mal enfoque”
    2 la otra cosa que me recuerda tu post es que este viernes me voy de vacaciones una semana entera, con la firme confianza en mi gran equipo de que cuando vuelva todo estará mejor que cuando me fui.
    Por tanto, lo de dedicar el tiempo inteligentemente es una gran clave para la gestión de la empresa y del equipo.
    Muchas gracias por tus reflexiones.

  3. Hola Javier, enhorabuena por esta reflexión que según veo, llega justo a tiempo, antes de que la cosa vaya a peor.
    Dicen que “para poder cuidar de los demás has de aprender primero a cuidar bien de ti mismo”.
    Y con este ejemplo creo que se entenderá mejor la frase:
    Seguramente muchos de vosotros hayáis viajado en avión, pues bien, en el caso de viajar acompañados de vuestro hijo en el asiento de al lado, ¿qué haríais si llegase una gran turbulencia y hubiera que ponerse la mascarilla de oxigeno?, seguramente primero le pondríais la mascarilla al niño, ¿verdad?
    Pues bien, el protocolo internacional de aviación dice que primero debemos nosotros usar la mascarilla y acto seguido ponérsela al niño, ¿por qué? Pues porque si nosotros no nos cuidamos primero, probablemente nadie podrá cuidar a ese niño.
    Así es, y en el mundo empresarial pasa exactamente lo mismo, si no aprendemos primero a cuidar correctamente de nosotros mismos, nunca podremos cuidar de nuestros proyectos como se merecen, porque si no nos cuidamos, nos valoramos, y nos recargamos bien de energía, nadie lo hará por nosotros.

    Me gustaría añadir también un punto importante que se te quedó en el tintero en tu enumeración, la alimentación.
    No soy gurú de nada y menos de estos temas, pero este excelente artículo tuyo Javier me llamó la atención y decidí contribuir en base a mi experiencia.

    Por último os dejo la fórmula D A D que siempre funciona:
    D + A + D = VIDA SALUDABLE

    D eporte: en su justa medida, ni mucho ni poco, un término medio
    A limentación: + platos de cuchara y – comida rápida
    D escanso: Cama = Cargador de baterías para humanos (respeta los tiempos de carga)

    Un abrazo y a cuidarse!

    Jorge Aguilera (@okmakey)

    • Me encanta tu reflexión, Jorge!!! Y me encanta el planteamiento del avión, porque es totalmente cierto.

      Y apuntado queda el DAD :-)

  4. Buenos días, Javier. El tema de esta entrada es un error que cometemos todos los emprendedores; hay algo que yo añadiría a la primera lista, sobre cómo afecta el agotamiento al trabajo en sí, y es que el cansancio hace que acabes desconfiando del proyecto, de los colaboradores con los que cuentas y, en definitiva, de ti mismo. Me gusta mucho que resaltes el hecho de que la parte principal de nuestro proyecto somos nosotros mismos, y eso es lo que más tenemos que cuidar, además de las relaciones con los que nos rodean, puesto que en ellas nos construimos.
    Un saludo,

    • Jejeje, no se trata de eso (sólo), sino creo que se trata de dejar espacios para nosotros, para cuidarnos y trabajar mejor. El tema es el rendimiento, no las horas.

  5. Buen artículo Javier,
    Me ha servido para recordar que todavía no se cuando haré mi parada este verano..
    Hoy mismo lo decido!
    Tenemos que ser capaces de desconectar de vez en cuando… sin pensar que después de 7 días sin nosotros, nuestros proyectos van a debilitarse.
    De la misma forma que no se hace empresa en 7 días, no se deshace tampoco.
    Así que todos a pensar que vamos a hacer este verano, para conseguir estar siempre con las pilas a tope!!

    • Totalmente de acuerdo… si nuestro proyecto no puede estar 7 dias (o 15) sin nosotros, el problema es más gordo de lo que parece! :-)

  6. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | EduEmpr...

  7. Pingback: Samuel Saura (samuelsaura) | Pearltrees

  8. Javier, ¡Lo has clavado!
    En mi caso 2 cosas que reducen esos efecto radicalmente son:

    1) Hacer deporte, pero quedando con otra gente para que no puedas faltar por compromiso personal, sino entra el “si eso acabo esto y mañana voy”

    2) Leer, sobre todo biografías de grandes emprendedores que te da una perspectiva brutal y te hace ver que cada uno nos hacemos nuestro “mini-mundo” y te inspira…

    La paradoja de “el ojo del amo engorda al ganado”, respondido por el que “Siempre que quieras tener pocos caballos, porque si no no podrás supervisarlos a todos” y la relación entre tiempo-resultados clave para emprender

    ¡Gracias amigo Javier por tus post y su luz!

  9. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Empresa...

  10. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Orienta...

  11. Chapeau, Javier. No puedo estar más de acuerdo con ello. Los consejos son muy inspiradores y reflejan una realidad que a veces olvidamos. A menudo olvidamos la regla del 20/80 (el 20% de inversión para obtener el 80% de los resultados, no al revés).

    • Si… pero que dificil es!! Es tan fácil descubrirse de repente sin haber hecho una parada….(ale, me voy a por un cafe!) :-)

  12. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Persona...

  13. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Making ...

  14. Genial, Javier, como siempre!!

    En este caso me he “sentido” identificado, ya no solo como emprendedor, sino como especialista en Inteligencia Emocional, porque es algo que nos enseña esta habilidad y que suelo explicar en mis talleres. Ya que, aunque pensamos que somos seres racionales, no es así. La neurociencia ha demostrado que somos racionales y sobre todo emocionales, y ante conflictos razón-emoción, ésta última es mucho más poderosa, ya que es la energía vital que nos permite seguir manteniendo conductas (afortunadamente puede ser modulada por la razón, pero hay que ser consciente y saber). Y efectivamente, tal como señalas, si nos agotamos por excesiva dedicación, esa emoción “negativa” de abatimiento (que es una información poderosa de que “vamos mal”) alinea el pensamiento y la conducta de forma coherente con ese sentimiento, y si esto no lo hacemos consciente, (tomando distancia como muy bien dices), nos dejaremos llevar por la emoción y el sentimiento, desencadenándose una serie de acontecimientos negativos, que son algunos de los síntomas que tan acertadamente enumeras.

    Así que, muchas gracias por hablar de la parte humana, por hablar de emociones y sentimientos (aunque sea un poco maquillado porque está “mal visto” en el mundo de la empresa :) ) porque son un factor crítico para el éxito de cualquier proyecto.
    Un abrazo.

    • Gracias por comentarnos la unión con la neurociencia, Juan Pedro! Y creo que voy a empezar a escribir más sobre el tema “emocional” de emprender, algo que cuando lo has pasado no parece tan dificil pero que hace que te sientas muy solo cuando lo sufres…

  15. Pingback: Para rendir más tenemos que trabajar men...

  16. Pingback: Emprender con Inteligencia Emocional | La Palanca del Éxito

  17. Pingback: Los 5 factores externos que afectarán a tu proyecto personal - See more at: http://www.siempreconalgoenlacabeza.com/wp-admin/post.php?post=2964&action=edit&message=1#sthash.1DSJ6QpB.dpuf

  18. Pingback: Hacer NADA para mejorar los resultados con tu equipo de trabajo Javier Echaleku – Pasión ecommerce – Kuombo.com

  19. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Gesti&o...

  20. ¿Estarías dispuesto a hacer lo que yo hago para llegar a lo que tengo? Sí, por supuesto, responde. No, te aseguro con rotundidad que no. ¿Por qué? Ahora estás descontento porque tienes un jefe que no te gusta y horario de oficinas. Pero no lo cambiarías por trabajar 14 horas diarias. Es una versión libre de un pequeño cuento que he oído varias veces. La poesía de la vida del emprendedor se ve de forma diferente desde dentro. Y coincido contigo, Javier, hay una “fatiga” que algún día algún entendido explicará…

    • Jejeje totalmente de acuerdo Marta! Jamás cambiaría ni un ápice de esta fatiga por volver a “vivir bien”. No hay nada mejor que equivocarse uno mismo y aprender, por escoger tu propio camino aunque no sea el mejor.

  21. Pingback: Las claves para superar el agotamiento - Emprendoteca

  22. Pingback: Muerte por agotamiento, una mala idea | Encontr...

  23. Javier creo que la entrada no solo es para emprendedores sino para cualquier profesional y especialmente para que lo tengan en cuenta aquellas personas que gestionan equipos y no acaban de entender porque su equipo está desmotivado, solicita cambio de proyecto o no es lo suficientemente productivo.

  24. Pingback: ¡HORROR, UN BUSINESS PLAN SIN GESTIÓN EMOCIONAL! | La Palanca del Éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>