Bienvenido a la Era de las Cucarachas

la-era-de-las-cucarachas-unicorniosLo confieso: estoy hasta las narices de tanto unicornio, de su supuesta gloria y majestuosidad. De que todas las startups sin excepción deban aspirar a convertirse en uno. Creo que hay algo eminentemente estropeado en el ecosistema startup, y que poco a poco está empujando a las startups a un sinsentido que a la larga matará a muchas de ellas…

Unicornios, compañías con valoración superiores al billón de dólares. ¿Soy el único que considera absurdo utilizar como medida la valoración a la que una startup levanta el dinero, en lugar de datos como la facturación, los clientes…etc?

Si, ya sé que es una forma de “objetivar” la comparación entre diversos modelos de negocio, sectores…etc. pero ¿tiene sentido que sea la valoración?

¿CÓMO LO VEN LOS INVERSORES?

Creo que deberíamos cambiar de modelo… y no tanto porque venga un “invierno nuclear” para las startups, en las que el capital será más escaso que nunca, ni porque estemos en una burbuja de inversión. Quizás pueda ser el caso en USA pero en Europa sinceramente no creo que estemos en esta situación… y aún así creo que es necesario comprender el mal que han causado los unicornios.

Porque lo que se escucha en el entorno inversor recuerda mucho al año 2008, para rememorarlo nada como la antológica presentación de Sequoia Capital: RIP Good Times (aún vigente en muchos aspectos=.

Si nos ponemos en los “zapatos” de un inversor, su juego es fácil de entender: invierten en una compañía con una valoración de X€ con la esperanza que en unos años haya multiplicado su valor por un número suficientemente obsceno para que le permita cubrir todas las inversiones fallidas.

Porque, no nos engañemos, el juego del inversor es tremendamente complicado: de cada 10 inversiones que hacen, con suerte 1 o quizás 2 salen bien, y éstas deben no sólo cubrir las pérdidas de las anteriores sino deben generar beneficios equiparables a haber invertido de forma más segura… ya que en España por ejemplo el exit medio puede rondar entre los 6 y los 8 años de media.

Pero claro… ¿qué pasa si la valoración de entrada a la que invierten los inversores es muy alta? (caso habitual de los unicornios) Pues que resulta MUY difícil generar suficientes plusvalías como para que el negocio valga la pena. Y eso es lo que está sucediendo en USA, donde cada año hay más inversión en menos operaciones, y a la vez hay menos exit para los inversores (menos salidas a bolsa –IPO- y menos compras).

inversion-startups-burbuja-l

En este escenario es normal que muchos inversores hayan decidido parar a reflexionar si deberían seguir invirtiendo así… y eso implica un parón en el ecosistema inversor. Pero no porque las startups no sigan siendo una buena oportunidad de inversión, sino porque invertir en unicornios sólo tiene sentido si lo haces muy pronto (¡antes de saber si es un unicornio!) y si puedes desinvertir en un plazo razonable.

¿Y LAS STARTUPS?

Sin embargo, si lo vemos desde el punto de vista de las startups, además del obvio sexyness de tener un porcentaje relevante de una compañía que está valorada en cientos o miles de millones de euros, creo que hay más factores… muchos de ellos condicionados por el ego.

Tener millones de euros para gastar, poder montar unas oficinas estilo Google y ser entrevistado día sí/día también como la promesa, el próximo unicornio es algo a lo que es difícil resistirse (aunque a menudo se nos olvida que Google empezó en unas oficinas pequeñas saturadas de gente y seguramente sin mesas de pingpong).

Parece que a día de hoy la única definición de éxito en una startup es la dominación global. Como si esto fuera un juego en el que si uno gana el resto deben perder. Como si la tarta fuera finita.

¿Pero sabes cual es el problema con los unicornios?  Pues que son criaturas míticas, y los números así lo demuestran: hay como mucho 200 en TODO EL MUNDO.

Y es tremendamente complicado que tu startup acabe siendo uno… pero ¿y qué? ¿No te vale con tener un negocio rentable, que crece y que ayuda a miles de clientes?.  Y parece que el único objetivo es “levantar” pasta (mira que me gusta poco esa forma de llamarlo)… pero repito ¿es una buena medida de algo?.

unicorn-bb-holio

Creo que celebrar que “nos han cortado un brazo” como dice Luis Cabiedes (es decir, hemos cedido un trozo de la empresa) no es en sí la idea, y tampoco lo es crear un negocio cuyo único objetivo es llegar a la siguiente ronda. Los inversores profesionales son sin duda algo tremendamente valioso para una compañía, no tanto por el propio capital (hay muchas otras formas de conseguirlo, la mejor vendiendo a clientes) sino por su experiencia, contactos y demás… pero ya está. El que uno haya invertido en tu empresa no garantiza NADA (también se equivocan, y mucho… pero ellos pueden diversificar).

Y desgraciadamente a lo que lleva la sobreabundancia de capital y poner el foco en construir un negocio que se convierta en un unicornio vs. un negocio rentable que genere valor a los clientes es, paradójicamente, a “cargarnos” las condiciones que podrían hacer que una startup se convirtiera en un unicornio

ENTONCES… ¿SE AVECINA UNA CATÁSTROFE?

Empezamos a escuchar a diversos medios y gente relevante decir que se avecina una catástrofe, que en breve va a escasear el capital para las startups, que este año se ha invertido menos dinero que en primer trimestre de 2015…. y sí, es posible que éste sea el caso (aunque tengo mis dudas).

Pero creo que para el 90% de las startups en fase semilla que no están pensando en levantar más de 1M€ creo que es irrelevante, incluso pueden ser buenas noticias: en realidad de los casi 600M€ que se invirtieron en España en 2015, la mayor parte fueron operaciones de más de 1M€… muchas de ellas mucho más grandes. Y si la rentabilidad de las inversiones en compañías aspirantes a unicornio genera preocupación, quizás (sólo quizás) se incremente el capital en fases más tempranas (cuanto antes se entra, más riesgo pero menos capital hace falta y más potencial de beneficios).

Pero a lo que no le veo sentido a las directivas de  “gastar con cuidado el dinero”, “profit first” y demás que están dando muchos inversores a sus participadas… ¿es que en algún momento que me he perdido esas no deberían haber sido las directrices de cualquier compañía?

Creo que es una estupenda lectura el rant que escribió hace tiempo  David Heinemeier Hansson (DHH, CTO de Basecamp), con el que, a pesar de no estar de acuerdo en varias cosas, creo que hay que leer, ya que tiene varias perlas, entre ellas la crítica a los emprendedores que se miden por la definición de “éxito” imperante en el mercado (porque como hemos comentado por aquí, el éxito es algo diferente para cada uno).

Y para acabar, me gustaría compartir  la historia de cómo AirBnB consiguió entrar en Y-Combinator, una de las mejores muestras de la filosofía correcta en mi opinión y que siempre me han inspirado:

Cuenta Paul Graham que la entrevista estaba funcionando muy mal, hasta que preguntó a los fundadores cómo habían conseguido financiar sus operaciones, y éstos le contaron que vendiendo diseños “divertidos” de cajas de cereales(Cap’n McCain’s y Obama O’s)  para los congresos republicano y demócrata… con lo que consiguieron $30.000.

En ese momento fue cuando Paul Graham decidió que debían ser parte de Y-Combinator, porque en palabras suyas eran “cucarachas capaces de resistir el invierno nuclear”.

Y creo que ése es el animal que debería inspirarnos: no el mítico unicornio sino la cucaracha – tenaz, resiliente, rápida y adaptable. Capaz de sobrevivir al invierno nuclear y aún así multiplicarse y crecer en ausencia de apenas alimento.

Necesitamos mayor cantidad de startups, mucho más eficientes, que se muevan más rápido, menos intensivas en capital y con menor dependencia de la inversión privada (que resulta adictiva)… y sobre todo, más resistentes.

La idea de cucarachas vs. unicornios no es en absoluto mía, creo que una de las primeras personas en hablar de ello fue Caterina Fake en éste artículo con el que estoy completamente de acuerdo… pero me apetecía explicar mi punto de vista. :-)

En resumen, creo que debemos aspirar a ser cucarachas, no a crear unicornios con el único objetivo de venderlos y forrarnos. ¿Porqué?

El camino es largo. Mucho más largo de lo que crees, y no es motivación suficiente el que quizás algún día “te forres”. Esto va de crear un negocio bien diseñado, bien ejecutado y sensato cuyo objetivo es crear mucho valor para sus clientes… y este contexto, el exit es una consecuencia, no el objetivo.

¿QUÉ OPINAS?

Imagen: every office needs a unicorn by Perhapstooping


Also published on Medium.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

35 comentarios en “Bienvenido a la Era de las Cucarachas

  1. Para gustos colores. Hay quien sentirá que ha alcanzado el éxito levantando X millones de euros y hay quien pensará que el éxito es montar una startup sin necesidad de invertir un solo euro y que te permita vivir la vida que quieres.

    Como suelo decir: “Cualquier tonto con dinero puede emprender”
    – Kevin Albert –

  2. Mucha suerte buscando “cucarachas”. Cuando visitas una de las oficinas de incubadoras/aceleradoras públicas, llenas de startups que han recibido ayudas de innovación, creación de empresa, Enisas, etc. y te descubren que el 90% de ellas no facturan casi nada relevante como para sustentarse mínimamente por sí mismas… la única forma de seguir es pensar que son proyectos a medio/largo plazo. ¿Dónde encontramos cucarachas en startups con menos de 3 años de vida?

    • La mayoría de las cucarachas no salen a la luz, y prefieren operar “bajo el radar”, sin anunciar todos y cada uno de sus movimientos. :-)

      En esas aceleradoras e incubadoras públicas supongo que habrá de todo… porque creo que, precisamente donde más cucarachas hay es en esos primeros 3 años de vida: son empresas que han bootstrapeado sus primeros pasos, que se han financiado con las 3F pero que ejecutan bien y tiene estructuras de costes ligeras, y que se preocupan más de generar valor que de contar lo que hacen a gente del sector emprendedor… y que sólo buscan rondas grandiosas cuando tienen perfectamente claro el motor de crecimiento y tienen ya en el ADN esa filosofía “cucaracha”

      • Se agradece mucho esa visión positiva. Yo estoy intentando desarrollar una de esas cucarachas y nos está costando muchísimo el equilibrio entre ingresos y desarrollo de producto. Ojalá en meses tengamos mejores números y podamos aparecer con orgullo en startupexplore ;-)

  3. No puedo estar más de acuerdo contigo, Javier. Se está invirtiendo más por las posibilidades de un “exit” provechoso que por la capacidad de la startup de generar negocio y ser rentable… aunque tarde tiempo. El “dinero fácil” siempre nos lleva al desastre. Espero que las cosas se vayan asentando y que volvamos a lo que era el ecosistema emprendedor hace tres o cuatro años. Parece que no aprendemos.
    Pero es que últimamente hablo con emprendedores y, muchos, no todos, me dicen al final de la conversación “bueno, y si en un par de años la podemos vender por un buen pico, pues genial”, o sea, hasta algunos ya las crean sólo con el objetivo de venderla, no de crear algo perdurable en el tiempo para ellos.
    En fin, como digo, espero que no se nos acabe de ir la olla. Igual el que baje el nivel de inversión o se reparta más ayuda a que volvamos a centrar el tema.

    Felicidades por el post, Javier. Me ha encantado, como siempre.

  4. Hola Javier,

    Estoy totalmente de acuerdo. Yo ya lo he visto en alguna del sector fintech en España. Es más, distorsiona las bases originales que las hacen funcionar y cambian el chi, siendo peligroso.
    Hay un libro que ne encanta y siempre recomiendo, “Start small, stay small”. No hay una medida única del éxito.

    Un saludo.

    Jorge

  5. Buen dia Javier:

    Me gusto tu articulo, tiene mucho sentido, pero en la vida real el inmenso numero de negocios que empiezan empiezan bajo el esquema “cucaracha” que en México le llaman PYME y para los que hay modelos de negocios a seguir que enfocan el valor de crecer pequeño y quedarse pequeño, o lo que yo le llamo , hacer poquito dinero con poquito dinero! hasta llegar al punto de equilibrio
    .

  6. Enhorabuena. ¿Te quiés creer que esta mañana hablábamos de eso?
    Lo peor (IMHO) es que esto beneficia a los grandes jugadores que acabarán comprando (caros, pero ya no les importa) los fracasos ajenos, quedándose con la base de clientes y estableciendo un bonito oligopolio.

  7. Ronda de inversión por aquí, ronda por allá, a ver cuanto puedo “levantar” y cuanto antes mejor y luego burn cash at maximum speed.

    Filosofía “Think big, dream big but start small” y me encanta el mundo startup pero veo que pensamos demasiado en el dinero y perdemos de vista el objetivo principal que es satisfacer al cliente realizando tu PASIÓN.

    Yo me montaré una empresa con ADN Cucaracha :)

    Gracias Javier

  8. Totalmente de acuerdo; aunque yo añadiría que se trata de crear valor para todos tus grupos de interés y no sólo los clientes (aunque, en un mundo ideal, tus clientes valorarían que creases valor para todos tus stakeholders, con lo que mi puntualización sería redundante… ;-) ).
    Las cucarachas están de suerte: el modelo de gestión por competencias las está revalorizando!
    Por cierto; no había leído tu artículo sobre el éxito y me ha encantado.
    Un saludo.

  9. Pingback: Bienvenido a la Era de las Cucarachas - CONECTA

  10. Pingback: Tinder del ecommerce: 500Trends, un español en Tailandia

  11. Pues mi estudio “semisótano” de programación en el centro histórico de Valencia desde el que estamos desarrollando un producto estupendo para el sector e-health está lleno de cucarachas (muertas claro por el efecto del spray que dura un año), y ya no sé si tomarme esto a broma o en serio. A modo de reflexión introduzco la parádoja de la planta del bambú, cuyas raíces crecen bien fuerte hacía la tierra para pegar el estirón hacia arriba cuando están preparadas para crecer.

  12. Hola Javier!

    Está muy bien explicado. La idea de la cucaracha es el estilo de startup y filosofía de cómo hacer, que se plantea en el libro de “Reinicia”, fijo que lo habrás leído, no recuerdo el autor, pero son los que mencionas, los de Basecamp.

    Esto es como todo, para gustos los colores.

    Desde el punto de vista de una startup, las inversiones son como un chute, una especie de subidón o de descarga de adrenalina que te puede hacer perder el norte muy fácilmente.

    A partir de ahí puedes volver a Tierra o quedarte por ahí volando XD, y claro, volar es una sensación agradable, así que, habrá quien se enganche a eso y cuando vea que pierde las alas, se centre de nuevo en quién ponérselas.

    Cuando se pierde el norte, la motivación inicial, la que busca crear valor, la razón de ser y existir, básicamente lo que estás atrayendo es necesidad de dinero, en lugar de capacidad para producirlo.

    Saludos!

  13. Todas las empresas tienen un riesgo de una u otra manera, y en el caso de las que pertenecen a las startups no será la excepción a la regla. Por ello mismo bien vale tomar todas las providencias para llevar el barco bien encaminado.

    Saludos

    Juanka

  14. Pingback: La burbuja de los negocios digitales | davidsoler.es

  15. Todo depende de donde se mire y el objetivo de cada uno.
    Seguramente haya gente que sin invertir un euro, sin poner en riesgo su economía consiga el objetivo que se plantea.

  16. Gran post Javier,

    Estupendo recordar tanto a emprendedores como al resto, que crear una startup no se hace, o no se debería hacer para forrarse. Las razones son múltiples y suelen resumirse en querer hacer lo que amas (siendo un poco románticos).

    Quería hacerte una pregunta. Tu realmente crees que los participantes del ecosistema emprendedor, tanto Español como internacional, piensan en el exit y la valoración continuamente, o que es más un tema para hacer el mundo del emprendimiento más atractivo para la prensa y que venda más? Me encantaría saber tu opinión.

    Un saludo y queda el post compartido!

    • Creo que desgracidamente así es, hay gente que se ha acercado a este sector con una visión a corto plazo y oportunista… y quizás la culpa es nuestra (del sector) por hablar tanto de dinero “levantado” y de exits y no del cliente, del camino de la visión….

  17. Pingback: 10 consejos sobre los inversores en una startup | davidsoler.es

  18. Interesante que me haya encontrado con esta reflexión de hace unos meses. Cada vez leo más estos puntos de vista, no se si porque estoy en esa “onda” (al final uno consume lo que es a veces) o porque está creciendo esta concepción.

    Desde Doist, la compañía que está detrás de Todoist, te invitamos a leer la línea que ha marcado el fundador sobre la no-exit strategy: https://medium.com/ten-timezones/why-we-don-t-have-an-exit-strategy-d3256107d958

    Lo contaron hace poco en Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/article/279578

    Un saludo Javier,

  19. ¿Es posible que estés tratando a las startups como pymes? “¿Soy el único que considera absurdo utilizar como medida la valoración a la que una startup levanta el dinero, en lugar de datos como la facturación, los clientes…etc?” Una Startup, para que todos lo sepan, no es una empresa pequeñita. Me parece que hay mucho inversor despistado por la moda de las startups desde hace una decada.

  20. Completamente de acuerdo contigo Javier. En mi caso, tengo 25 años y llevo 15 meses trabajando en una idea propia, creando un buen equipo de trabajo que intentando desarrollar un nuevo software para ofrecer cierto servicio. En paralelo, cada uno de los integrantes del equipo trabajamos para poder ir costeando los gastos que se van presentando de diseño y desarrollo de software. Sabemos que con lo que estamos inyectando no vamos a llegar a crear la plataforma en toda su magnitud, pero la clave de una startup está en la metodología Lean Startup, basándose en un desarrollo del negocio Agile. Es ahí donde el producto o servicio va testeándose en el mercado, asumiendo los mínimos costes por los posibles cambios que pueden haber para adaptarlo al cliente final. Las startups que se encuentran en un estado muy incipiente, como es mi caso, no debe pensar en levantar un gran capital de inicio para “fundir la pasta” en producto definitivo, cegados por el ansia de alcanzar lo que hemos plasmado en un papel, hay que ser más conservadores, sacar el máximo provecho a los escasos recursos de los que se dispone inicialmente, la mayor parte de ellos propios, de amigos, de padres, etc. Una vez se obtenga un feedback del cliente y que el producto o servicio haya pivotado o modificado su estrategia para adaptarla al cliente y se vea que funciona, es ahí el momento de levantar algo más de capital. Eso es una cucaracha, no una utópica Startup que de inicio se valora en 2 millones de euros. He pasado por 2 reuniones con distintos inversores y uno de ellos se cegó de tal forma en que quería meter una gran capital, que si se metía iba a por todas, etc….que finalmente no cerramos esa inversión porque no aceptaba una metodología Agile. Somos emprendedores, pero no suicidas. No convirtamos este país en una burbuja del emprendimiento. Es una mentalidad que debemos eliminar, la del “pelotazo” como sea, con quien sea y en lo que sea. Cuando en este país se ha despertado el espíritu del emprendedurismo, hay que cuidarlo. Es ahí donde está el I+D+I actual y es el futuro de los puestos de trabajo de mucha gente. Luchemos por crear un país donde el trabajo sea gratificante, con buenas condiciones laborales y con objetivos comunes y líderes de empresas competentes. Por favor, no hagamos otro “pelotazo”.

  21. Un articulo excelente y real, no solo en Europa ( del cual no tengo conocimiento) sino también en Estados Unidos y Latinoamérica. Esta es una de las grandes fallas en el ecosistema emprendedor, que posiblemente le hagan la vida más complicada al posible desarrollo de cucarachas debido a que el capital de inversión solo se va a aquellas startups que se visualizan como un probable unicornio y eso que en Latinoamérica no son muchos los casos tampoco debido a la cultura de no invertir capital de riesgo.

    Saludos!

  22. Excelente artículo!

    La verdad es que este mundo cambia a una velocidad gigante.

    No es nada fácil emprender porque ya hay mucha competencia no sólo física sino también online.

    Todo está globalizado… todo se copia…

    Pero desde luego hay que seguir adelante. No tendría sentido rendirse!

  23. Interesante artículo, me ha gustado la forma en la que ejemplificas el mundo startup que estamos viviendo hoy en día, los últimos casos descubiertos demuestran todo :)

    Un saludo crack!

  24. Brillante el post Javier. Comparto 100% esta idea. Por este motivo me gustan tanto las startups bootstrapped, que nacen y viven reinvirtiendo los beneficios en el propio negocio. En este tipo de empresas el cliente es el inversor. Son los clientes que pagan quienes hacen grande el negocio, y los emprendedores no tienes a nadie más a quien responder: sólo sus cliente. No sus inversores. ¡Saludos y gracias por el post!

  25. Totalmente de acuerdo con tu idea Javier. Creo que entrar en el espiral de ampliaciones de capital para la supervivencia empresarial esconde decisiones erroneas empresariales que son solventadas por estas. Por ello la reinversión de los beneficios para generar valor añadido desarrollando i+d+i es lo que realmente hace sobrevivir y crecer a la stratup. Focalizarse en los stakeholders pero sobretodo en el cliente y en el cumplimiento de las misiones y visiones de la empresa es el camino más prudente y más seguro para crecer de una forma razonable. Vivir siempre de las IDE de los mercados financieros es muy peligroso y temerario. Recuperemos la buena gestión por los resultados empresariales (beneficios y cuenta de resultados) y dejemos de lado crecer en dos dias.

  26. Hola Javier
    Brillante tu exposición sobre como están las cosas.
    Estoy contigo mejor cucarachas que unicornios.
    Hace un par de meses en una reunión con un potencial cliente me planto una idea para desarrollar una app.
    Cuando le pregunte como tenía pensado ganar dinero, ya que la app hacia de intermediario entre vendedores y compradores, y en ningún momento hizo referencia a como tenía pensado ganar dinero con ella, publicidad, comisión, etc.
    Su respuesta, “eso poco importa” por que lo que pretendía era vender la idea cuanto antes a un inversor interesado.
    Vamos que no cayo en que e inversor querría ganar dinero con la idea que se le proponía.
    Saludos.

  27. Buen dia !! soy ferviente admirador de tu blog el cual visito a diario aunque no deje comentarios. Hoy quiero expresar la admiracion que siento por cada una de tus entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *