¿Para qué crecer y perder tu alma? (caballo grande, ande o no ande)

crecer startup modelo de negocioParece que hoy en dia el crecimiento es la única opción viable para un negocio, su prioridad nímero uno, sin importar su tipo: si quieres tener éxito, el imperativo es crecer… y cuanto más rápido mejor. Si crece, es bueno. Y aunque el crecimiento es sin duda pre-requisito para muchas cosas, SIEMPRE debe ser una decisión, no un hito obligatorio en nuestro camino.

Muchas empresas no reflexionan sobre esto, y lo dan como algo “por defecto”, algo inherente a crear un negocio… y construyen negocios que acaban odiando o donde asumen mucho más riesgo del que sería razonable para una persona con su perspectiva vital y circunstancias.

Sin embargo, nada más alejado de la realidad, el crecimiento es una decisión, una elección estratégica.
El crecimiento sólo es “obligatorio” si:

  • Buscamos inversión: ningun inversor invertirá en un negocio no escalable y sin proyección de crecimiento… ya que su objetivo, entre otros, es multiplicar su inversión en un plazo de tiempo razonable
  • Buscamos hacernos ricos: Aunque depende de lo que la palabra “rico” signifique para nosotros, si nos atrae esta perspectiva es requisito imprescindible construir un gran negocio con alta proyección y rentabilidad… o jugar a la lotería.
  • Nuestro negocio sólo es rentable si es grande: Existen muchos modelos de negocio donde la rentabilidad viene dada por el volumen (es decir, modelos donde se venden “muchos pocos” en lugar de “pocos muchos”).
  • Nuestro ego lo demanda: Aunque no lo reconozcamos, habitualmente hay mucho de esto en la decisión: contar a los demás lo grande que es nuestro negocio, la cantidad de empleados que tenemos, nuestra proyección… bla bla bla

Dicho esto, si queremos crear una startup, hay que entender que el crecimiento es parte inherente del camino. En Startupxplore recibimos muchas consultas de negocios que se dan de alta pero que, tras analizarlos, descubrimos que realmente no son startups. Son estupendos negocios, con grandes perspectivas y muy rentables… pero no startups (porque debemos recordar que startup=crecimiento).

Pero antes de discutir si esto aplica a una startup o no, creo que debemos dar un paso atrás y plantearnos qué tipo de negocio queremos montar y sus implicaciones en crecimiento (que no son pocas). Para tomar esta decisión hay dos dimensiones a analizar:

  1. PERSONAL
    Crear un modelo orientado al crecimiento tiene implicaciones muy importantes, y que debemos conocer y entender: la necesidad de contar con un gran equipo, un riesgo de fracaso muy superior (escalar demasiado pronto es la principal causa de muerte de las startups ), necesidades de inversión bastante mayores, compromiso temporal y dedicación enormes…

    Todo esto es razonable y asumible sólo si es coherente con nuestra visión de lo que es el éxito y con lo que queremos hacer (algo de lo que ya hablamos en La obsesión por alcanzar el éxito)… pero es algo que debe ser decidido y meditado.

  2. TIPO DE NEGOCIO
    Uno de los errores más graves a la hora de intentar hacer crecer una empresa es no tener en cuenta su espíritu, ya que hay varios tipos de negocio donde aunque su modelo de negocio es potencialmente escalable, el crecimiento va a “corromper” su alma:
    Habitualmente para escalar un negocio se deben diseñar procesos estandarizados y repetibles, automatizar al máximo cualquier tarea, racionalizar el uso de los recursos y productizar cualquier aspecto que requiera la intervención humana…

    Y esto no es compatible con aquellas empresas donde el éxito depende de la pasión de su creador, del trato personalizado, de procesos no repetibles en los que cada vez se enfoca un problema nuevo, o de la visión de sus fundadores.

Es decir, a menudo el ansia de hacer crecer nuestro negocio nos lleva a matar su alma y pervertirlo… porque quizás lo que quiere el mercado de ti no es otro producto automatizado más, sino tu forma única de trabajar con los clientes, de aplicar tu experiencia en cada tarea y de dar respuesta a problemas complejos.

Quizás, como dice Seth Godin no debes intentar clonar tu punto de vista y crecer.

Quizás en lugar de obsesionarte en ser más grande, debes esforzarte por ser mejor. Quizás en lugar de sólo vender más debes mejorar la rentabilidad y cobrar más

¿QUÉ OPINAS?

Imagen: Guy with a travel backpack on the top of a boulder by Shutterstock

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

22 comentarios en “¿Para qué crecer y perder tu alma? (caballo grande, ande o no ande)

  1. Muy buen post. Lo acabo de twittear. Ojala lo hubiera leido antes.

    Creo que muchos estamos muy confundidos con que crecer es crecer en empleados.

    La tipica pregunta es “Cuantos sois?” como medida de si te va bien o mal.

    Crecer evidentemente es crecer en facturacion y sus beneficios y no en nominas. De hecho cuantos menos empleados mejor! Mas foco!

    Como decia Larry Page. Co-fundador de Google:
    “No necesitas tener una empresa de 100 personas para desarrollar esa idea”.

  2. Es lo que Franck Scipion llama un “artesano digital”.
    Creo que todos los negocios deben crecer pero yo más bien diría “renovarse año tras año”.
    Además quien manda es el cliente! Hay que adaptarse a sus necesidades y darle VALOR. Es la decisión que ha tomado FS dentro de su Multinacional unipersonal y lo ha publicado ayer mismo en su blog (con datos y números).
    Un ejemplo de star-up renovándose (y creciendo).
    Muchos clientes creemos en el alma del negocio :)

  3. Hola Javier:

    Gran post, es imprescindible para cualquiera que quiera emprender comprender esto en profundidad y asumirlo. Mira, esto es una de las cosas que aprendes bien en esos MBAs tan denostados por algunos del mundo del emprendimiento.

    ¡Saludos!
    Gregorio Delgado

  4. Estoy de acuerdo que la escalabilidad es un factor fundamental a la hora de buscar financiación, pero otro dato importante es saber crecer y no morir de éxito. Este no es un problema muy habitual, pero puede ocurrir que tengas más éxito del previsto y no puedas/sepas gestionarlo y quemes el mercado y tu reserva de capital.

  5. Estoy de acuerdo al 100% con lo escrito por Javier. El ansia por crecer puede ser perjudicial para los proyectos tecnológicos. Claro dependiendo de que tipo de negocio sea, las perspectivas personales pueden pervertir un bonito proyecto. Por eso pongo en cuarentena la moda de las aceleradoras con sus cientos de recursos disponibles para los emprendedores. Veo muchas Startups amateur y sus equipos locos por entrar en este tipo de instalaciones y acceder a rondas de financiación, creo que es un error de cajón. Que porcentaje de éxito y de mortalidad hay de Startups que acceden a aceleradoras? Y que porcentaje hay de emprendedores que se buscan la vida que tienen éxito (desde su punto de vista)? Estoy seguro que los que “bootstrapean” ;-), son a largo plazo emprendedores que tienen más capacidad de crecer y acceder a un mercado de manera disruptiva que un emprendedor que accede a los encantos de serpiente de las aceleradoras de moda. Saludos!

  6. Yo estoy más por la ‘economía colaborativa’ de pequeñas empresas locales en red.

    Los recursos del planeta son finitos y el crecimiento continuo tiene cada vez menos sentido. Tenemos que aprender a vivir mejor con menos.

  7. Pingback: Javier Megias' Blog | Pearltrees

  8. Muy claro el post, Javier. Al leerlo me viene a la mente la importancia de conocer muy bien a los primeros clientes y early adopters y a partir de ahí generar un embudo de ventas con métricas que te permitan tomar decisiones. Sin conocer el embudo de tu empresa en etapas iniciales, por mucho que tengas muchos usuarios, tu startup será como un pollo sin cabeza, que tarde o temprano se da contra la pared.
    Un cordial saludo

    Alfonso

  9. Pingback: Lecturas recomendadas de la semana (16/01/15) | El miracielos

  10. Totalmente de acuerdo Javier, mi objetivo es crear un negocio de estilo de vida, poder vivir y poder pasar mas tiempo con mi gente, ir creciendo poco a poco y en la reinversión de beneficios y en el camino estoy.
    Un saludo

  11. Javier, enhorabuena por esta reflexión.

    No conocía tu blog, pero me lo guardo a partir de ahora.

    Estoy 100% de acuerdo contigo, estas son las mismas conclusiones a las que he llegado con mi empresa en los últimos 5 años. Si hubiera leído esto hace 5 años me habría ahorrado muchos disgustos…

  12. Pingback: TALLER DE ASISTENCIA ADMINISTRATIVA | claudiacarrionortiz

  13. Muy buen post, se sale un poco de lo tradicional,uno espera un tutorial que te guié mas a como arrancar una start up,pero nunca había visto una publicación que fuera directo a la esencia de lo que representa el crear un negocio,muy interesante e ilustrativo.

  14. Pingback: Y ahora que hago... ¿foco en crecimiento o en retención en mi startup? | Startups, Estrategia y Modelos de negocio

  15. Pingback: Y ahora que hago… ¿foco en crecimiento o en retención? - GAREY

  16. Pingback: - CONECTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *