¿Tienes un elefante al lado y no te has dado cuenta?

conjura-elefantes-presentacionA menudo cuando explicamos nuestro proyecto ante un inversor o afrontamos la tarea de presentar nuestra empresa olvidamos algo muy importante: resolver las dudas e incertidumbres que se han planteado en la mente de nuestros interlocutores lo antes posible… porque si no parecerá que haya un elefante a tu lado que todo el mundo puede ver menos tu.

Si quieres saber a qué me refiero, imagínate la siguiente situación que viví hace algún tiempo (se trata de algo verídico):

En medio de una ronda de presentaciones de proyectos de nuevas empresas subió al escenario un emprendedor que nos contó que iba a montar una línea de transporte de pasajeros… mediante dirigibles. A partir de ese momento desgranó perfectamente todos los aspectos de su negocio: cómo era el mercado, su estrategia de lanzamiento, qué modelo de negocio iba a usar, el roadmap que tenía por delante…

Lástima que nadie le estuviera realmente escuchando. Desde que había dicho que iba a transportar a personas con un dirigible dejamos de escucharle, y no dejaba de venir a nuestra mente el Hindenburg cayendo envuelto en llamas mientras los pasajeros saltaban desesperados por la borda.

Era como si hubiera un enorme elefante y todo el mundo pudiéramos verlo a su lado, sobre el escenario, y el hiciese como si no existiera… la situación era tan incongruente que aunque nos esforzamos por prestar atención una y otra vez veíamos el Hindenburg caer envuelto en llamas. El emprendedor solo trató el aspecto de la seguridad al final de su presentación y ante la (obvia) pregunta por parte de un inversor.

hindenburg

Aunque la situación pueda resultar cómica, la realidad es que fue un desastre para el proyecto… ya que aunque el emprendedor hizo una buena presentación, el público dejó de escucharle al poco de comenzar. No porque no supiera que el “elefante” existía, sino porque le provocaba incertidumbre, ansiedad o directamente miedo confrontarlo y reconocer su existencia, así que prefirió ver si la gente no se acordaba del problema… lo que a la larga fue muy negativo.

Decimos que hay un “elefante en la habitación” cuando una persona o grupo de personas sabe que hay un problema o situación que prefieren no discutir por miedo a las consecuencias potenciales y se dedican a ignorarlo esperando que desaparezca y nadie más se de cuenta de su existencia.

Y eso mismo nos pasa a menudo cuando presentamos nuestros proyectos ante inversores, que se nos olvida conjurar a nuestros elefantes: esos malos datos o situaciones que potencialmente pueden generar una impresión negativa.. y que siempre se acaban sabiendo, así que mejor reconocerlos inmediatamente.

Es decir, la clave cuando existe un elefante en tu presentación es confrontar claramente la situación, olvidarnos del miedo y conjurarlo en cuanto sea posible, reconociendo su existencia y explicando el motivo/apaciguando el temor de la audiencia.

Por ejemplo:

  • EMPRENDEDOR: “Nuestro proyecto se trata de un proyecto inmobiliario que bla bla bla

  • INVERSOR: (Ve un enorme elefante a tu lado. Su mente empieza a pensar en la caída del sector de la construcción, la burbuja inmobiliaria.. y deja de escucharte)

  • EMPRENDEDOR: (Reconoce el elefante a su lado) “Sabemos que el mercado inmobiliario en España está en unas pésimas condiciones, pero pensamos encontrar nuestro nicho a través de X e Y”

  • INVERSOR: (Se relaja y vuelve a prestar atención)

En las presentaciones de negocios puede haber muchos tipos de ”elefante”, por ejemplo:

  1. Existe un competidor muy fuerte o un líder claro de la industria

  2. El sector está decreciendo / en mal momento

  3. El equipo presentado carece de experiencia en el mercado

  4. Hace falta una tecnología propietaria / patentar


Así que recuerda, antes de plantearte cómo hacer la presentación ponte en los zapatos de tu interlocutor y piensa qué aspectos van a generar dudas o incertidumbre cuando los digas… y no te esperes a que te pregunten, sino que dales respuesta inmediatamente, que a nadie le gusta presentar al lado de un elefante.

elefante-habitacion-presentar-presentaciones

¿QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

11 comentarios en “¿Tienes un elefante al lado y no te has dado cuenta?

  1. Un post fantastico Javier. Me acabas de proporcionar una herramienta poderosa para romper el hielo en las reuniones y hacer que los equipos se enfrenten a un problema evidente con cierto humor.

    Pienso ponerlo en practica mañana mismo.

  2. Javier, para detectar elefantes, yo empleo un sistema que tomé del Libro Negro del Emprendedor de Fernando Trías de Bes: El método pre-mortem, o las razones por las que el proyecto pudo fracasar. Intento completar hasta 10 razones, y le dedico el tiempo necesario.
    Y es increíble la de datos que se pueden llegar a sacar con los que trabajar, y más aun si lo haces con socios o incluso personas ajenas al proyecto, para que aporten algo que a nosotros, por estar tan metidos en nuestro propio proyecto, se nos puede pasar.
    Saludos.

  3. Soy una emprendedora inventora de un anti-robo en patente. Hace unos días me entrevisté con un fabricante posible inversor y me pasó esto.
    Después de mostrar mi invento,utilidades ,estudio de mercado,test de producto. Se me apareció el “Elefante” en forma de …Mujer cuarentona = Familia + Hijos
    Me preguntaron por mi grado de compromiso y disponibilidad total para dedicarme a desarrollar mi invención .
    Cómo no es el caso ni se me pasó por la cabeza que me preguntarían esto.Yo me despedí del trabajo para emprender con mi anti-robo, mi compromiso es total, pero ahora me doy cuenta que yo lo sé y ellos no.Si yo fuese el inversor haría exactamente la misma pregunta. Las mujeres tenemos que tener esto presente mas que los hombres. No me volverá a pasar. Gracias Javier aprendo mucho con tus consejos.

  4. Pingback: ¿Tienes un elefante al lado y no te has ...

  5. Hola Javier,

    Otro gran post de este excelente blog, del que no dejo de aprender.

    Puede que no venga al caso, pero el otro día leía un estudio que afirmaba que los chistes (sí, los chistes) tienen más gracia cuando el interlocutor es capaz de hacer ver como terminará el chiste, que cuando lo deja todo para el final.
    La razón es porque el oyente es capaz de anticiparse al desenlace, mientras el interlocutor está transmitiendo los hechos.
    Una vez más, la importancia del storytelling.

    Me ha venido el símil a la cabeza, mientras leía el post.
    Nada más.

    Saludos.

  6. Pingback: ¿Tienes un elefante al lado y no te has dado cuenta?, por Javier Megias | IDaccion Business News

  7. Gracias por presentarnos diferentes puntos de vista, a veces nos olvidamos de esos grandes elefantes y siempre apostamos por solo plantear nuestro proyecto sin ver más allá de las cosas. Tenemos que recordar que siempre la persona que nos esta prestando atención puede crear una serie de preguntas que nosotros como empresarios tenemos que darles respuesta sin necesidad que estas sean formuladas. Saludos.

  8. Existen muchos empresarios hoy en día la persona que este interesada en tu trabajo es la que te va a prestar atención. De resto siempre te sentirás así como si tuvieras un elefante encima.

    Saludos,

  9. Pingback: Javier Megias' Blog | Pearltrees

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *