Innovacion ninja: 5 lecciones sobre intraemprendimiento

innovacion-ninja-intraemprender-intraemprendimientoCada día parece más complicado innovar dentro de las organizaciones, y los valerosos intraemprendedores empeñados en esta tarea deben luchar con múltiples barreras organizacionales. Habitualmente el asalto frontal no suele funcionar, y el innovador acaba desesperando o rindiéndose… pero hay otra vía, menos directa pero más efectiva: la del ninja.

Si, sé que resulta cuanto menos discutible el hecho que haya que adoptar un enfoque “lateral” para innovar dentro de una organización, algo que redunda en el beneficio de la propia empresa… pero esta es la realidad, así que mejor hacerse a la idea ya.

En esta ocasión no voy a hablar para las muchas empresas que pelean por potenciar el intraemprendimiento en su cultura, sino para los intraemprendedores que luchan por innovar en compañías que no sólo no valoran el intraemprendimiento sino que le ponen barreras mientras se sientan plácidamente en su propio status quo.

Y es que, a raíz de mi experiencia y de las respuestas a los últimos artículos sobre intraemprendimiento, he constatado que hay muchos valientes innovadores que no sólo no han conseguido su empeño sino que han desesperado y abandonado… que es lo peor que les puede pasar a ellos y sobre todo, a sus empresas.

LA ACTITUD DEL NINJA AL INNOVAR EN LA EMPRESA

¿Entonces mejor abandonar toda esperanza y acomodarse? Realmente es una de las dos opciones que tenemos los innovadores que no encajan en su empresa:

  • Abandonamos: Lo que implica dejar de querer cambiar las cosas y aceptar el status quo, acomodándonos en un trabajo que puede gustarnos o no, pero que a la larga no será lo que tu quieres que sea. Una mala idea, si me preguntas.
  • Nos adaptamos: Lo que es perfectamente coherente con la estrategia del intraemprendedor… si queremos que nuestra empresa sea adaptable, quizás sea buena idea predicar con el ejemplo, pero sin tirar la toalla. Es un camino más enrevesado para llegar a nuestro objetivo, más largo y complicado… pero más seguro y sobre todo, mas eficiente y menos doloroso.

Con estas premisas toca un cambio de actitud importante, y que implica dejar de intentar asaltos frontales a las filas del status quo e intentar un camino indirecto, oculto. Para ello te propongo que nos fijemos en los ninja, ese mítico clan de guerreros que optaron por un enfoque diferente, y decidieron ser guerrilleros o piratas, y no disciplinados guerreros. Sus principales características, y de las que tenemos mucho que aprender:

  1. DISEÑAR UNA ESTRATEGIA: Los ninja nunca actuaban sin haber analizado bien la ruta que debían seguir para logra su objetivo, así como sus posibles obstáculos y riesgos, y diseñaban estrategias de forma anticipada para darles respuesta (o simplemente buscaban otro camino)… de forma que podían adaptarse rápidamente.

    De forma similar, es clave que el intraemprendedor haga una mirada desapasionada y realista al entorno en el que va a intentar lanzar su idea, identificando las barreras que encontrará en la empresa. Con este conocimiento en la mano el objetivo es pensar cuál es la estrategia más  sensata para conseguir su objetivo… y diseñar de antemano tácticas para reaccionar ante los previsibles problemas. Si sabes que tu jefe no sólo no va a entender la idea sino que se sentirá amenazado… ¿qué sentido tiene contarsela?. Busca otro camino.

  2. ACTUAR BAJO EL RADAR: Los ninjas eran considerados los guerreros sombra porque nunca hacían asaltos frontales, de hecho a menudo nadie era consciente que el suceso era obra de un clan ninja… excepto el propio clan, ya que sabiendo que había conseguido su objetivo estaban satisfechos.

    Este es uno de los puntos posiblemente más obvios pero a la vez más complicados, ya que choca diametralmente con la legítima necesidad de reconocimiento del intraemprendedor. La triste realidad es que aunque esté claro el “gran” objetivo y tengamos ganas de hacerlo ver, es mejor mostrar sólo el primer y pequeño paso, lo que no despertará miedos… y si encima es posible que alguien crea que se le ha ocurrido a él, mejor. Poco a poco y sin darte cuenta cambiarán las cosas y sin estridenciastu papel empezará a ser obvio.

  3. IDENTIFICAR LOS OBJETIVOS CLAVE: Los ninja hacían un análisis detallado de todas las personas involucradas en una operación, hasta el punto de saber sus hábitos, horarios, forma de moverse…etc. Ese era el paso previo a poder atacar al objetivo.

    Este punto tiene una enseñanza importante, y que a menudo olvidamos: debemos construir la “cadena de venta” del proyecto, entender el ecosistema e identificar a los interesados, y sobre todo, saber qué es lo que mueve a cada uno, los resortes a utilizar, intereses… etc. Todo lo aprendido nos ayudará a convertir cada avance y presentación interna en un paso superado. Ya que vas a tener que vender tu proyecto, averigua qué quiere cada uno (el famoso WIIFM – What’s in it for me)

  4. PENSAMIENTO NO CONVENCIONAL: Si hay algo que caracterizaba a los ninja era la capacidad para actuar siguiendo sus propias reglas y evitando las rígidas normas de comportamiento del Japón feudal, lo que les permitía encontrar nuevas soluciones para situaciones aparentemente irresolubles.

    De forma similar, si queremos conseguir que nuestra idea llegue a buen puerto deberemos entender que si seguimos a rajatabla la pesada burocracia de la corporación el camino será largo, y sobre todo, estéril. ¿Alternativas? Aplica tu creatividad y busca formas diferentes de conseguir tu objetivo. Pregúntate: ¿Si no existieran las barreras cómo lo haría? Y ahora ¿Cuáles de esas barreras puedo evitar?

  5. INNOVAR EN GRUPO: Aunque la figura más visible era la del ninja solitario que llevaba a cabo el ataque, la realidad es que una gran parte del clan había trabajado en grupo y colaborado para conseguir ejecutarlo.

    La lección es clara y valiosa: no tiene sentido ser el llanero solitario, debes rodearte de compañeros de viaje que sientan lo mismo que tu, que entiendan la grandeza de tu propósito y estén dispuestos a pelear por él. Para eso vas a tener que inspirar, convencer y motivar a tu entorno antes de salir a pelear afuera. Eso si, rodéate de gente dispuesta a luchar (lo que no es lo mismo que a sacrificarse) por la idea.

Si quiere llegar rápido, camina sólo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo
Proverbio Africano

Y si, estoy de acuerdo contigo. Tiene narices que tenga que escribir un post sobre cómo “saltarse las normas” para conseguir innovar en la empresa, algo que a quien principalmente beneficia es a la propia empresa.. pero la realidad es que si tú, como intraemprendedor tiras la toalla, será mucho peor, así que creo que es mejor este enfoque que rendirse

intraemprendrer-creatividad-empresa

¿TU QUÉ OPINAS?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

21 comentarios en “Innovacion ninja: 5 lecciones sobre intraemprendimiento

  1. Muy interesante el post. La verdad es que no conocía nada acerca de los ninjas (sólo recuerdo a las tortugas, pero ya era grandecita para verlas).
    Los aspectos que se plantean son muy claros, el ataque lateral lleva más tiempo y empeño pero sin lugar a dudas a veces es la única alternativa.
    Innovar en grupo, imprescindible, de lo contrario es como remar sobre miel… se termina abandonando.
    Saludos.

    • Si, yo creo que pensar que sólo existe una alternativa, la directa, es quedarse en lo simple… y si, o se hace en grupo o las probabilidades de éxito son muy pequeñas
      Gracias por tu comentario Florencia!

  2. Yo en cambio PROPONGO la táctica KAMIKAZE que se distingue de la Ninja que propones en:

    1.- Diseñar una estrategia: pero con una mirada APASIONADA. Esa es la clave para “vender, apasionar, persuadir” y conseguir un pequeño grupo (innovar en grupo).

    Además, es inherente en el Kamikaze. Se juega el cuello en la jugada. En este caso no mueres pero puedes ser despedido o peor, puteado por el jefe.

    Como por ejemplo mandarte a programar en Visual Basic 97 un año, siendo analista programador JAVA con 7 años de experiencia, y por supuesto, degradado en responsabilidades.

    Pero la variable pasión además implica que haces en lo que crees y no es por buscar un beneficio propio egoísta, sino de equipo.

    2.- ¿Actuar bajo el radar?. Como estrategia para conseguir el objetivo puede ser buena, pero sabiendo que tienes las de perder, un Kamikaze haría mucho mucho ruido.

    Con ironía, sarcasmo, y un toque de salero si lo tienes (esa gente que te insulta y te parte de risa tienen un don). Si no lo tienes, se duro, no busques la sonrisa, sino la REACCIÓN.

    Con la reacción arranca el debate y la bola de nieve ya está en marcha. El virus se ha esparcido y ahora es más difícil que lo paren. ¿Qué más da que no lleve tu firma la idea?.

    3 y 4 Identificar los objetivos o momentos clave, y el pensamiento no convencional son comunes en ambos.

    5.- Los kamikazes en grupo son necesarios para dar credibilidad a un loco que busca un beneficio general. Y para conseguir semejantes pirados hace falta….. PASIÓN.

    Saludos.

    • Jeje, me alegra mucho ver tu respuesta ;-)
      Te compro completamente la pasión, estoy de acuerdo contigo… yo la entendía “de serie” (si no, innovar es muy dificil), pero si, es cierto, sin pasión no vamos a ninguna parte

      Repecto al punto siguiente, depende mucho de qué quieras conseguir: si lo que quieres es esa visión romántica (aunque a veces kamikaze, como dices) de “quemar los barcos”, la reacción (o provocación?) es una buena alternativa, pero no para llevar a cabo tu plan.. Lo que si estoy absolutamente de acuerdo contigo (con el permiso de S.Godin) es que la propagación de la idea se debe tratar de un virus

      Gracias por la reflexión David!

  3. Pingback: INNOVACION NINJA: 5 LECCIONES SOBRE INTRAEMPRENDIMIENTO by Javier Megias | yporqueno20

    • Pues no sabes cuanto lo siento Daniela… es muy duro cuando sabes (y se sabe con la barriga) que lo que propones es lo mejor hacer una aproximación “ninja”, porque si la empresa tiene miopía pueden acabar así de mal las cosas :-(

      Bueno, quizás la idea no haya prosperado dentro.. pero ¿y fuera?. Aquí tienes una comunidad dispuesta a echarte un cable si nos necesitas…

    • Uff, debí perderme esa definición de trepa. La que yo conozco tiene que ver con alguien que se aprovecha de los demás en beneficio personal y cuyo único fin es ascender en la cadena de mando.

      Lo que yo (creía) haber transmitido es una idea/táctica con la que una persona puede inspirar y motivar a sus compañeros para que una IDEA (o proyecto) salga adelante para beneficio de la propia empresa… y como decía en el punto 3, es posible que ni se le reconozca.

      En fin, si no había quedado claro espero haberte transmitido ahora mejor la idea.
      Gracias por comentar

  4. Javier, muy interesante como siempre tus articulos.

    Me parece que al final, en el provervio Africano hay un error, si mal no recuerdo es “Si quieres llegar rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado”.

    Saludos y gracias por tus publicaciones.
    Omar

  5. Me gusta, el articulo, me estoy preparando para dar un golpe Kamikaze, me gustaria poder compartir lo que voy hacer, me la estoy jugando toda.

  6. Pingback: Innovacion ninja: 5 lecciones sobre intraempren...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *