¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras?

¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras?Uno de los principales problemas que aqueja a la presente sociedad es la escasez del auténtico espíritu emprendedor entre la juventud, autentico pilar de un nuevo modelo económico y clave de la transformación de cualquier economía. No hablo de ese espíritu que muchos de nosotros hemos tenido que descubrir (o mejor dicho, redescubrir) ya mayores…

Hablo de el convencimiento claro e inequívoco que todo joven debería tener de que es capaz de cambiar el mundo, pero no como algo abstracto, sino como una serie de pasos claros y concretos para actuar sobre lo que no le gusta. Hablo del famoso espíritu emprendedor. Y ese espíritu no nos lo pueden inculcar ni en la escuela ni en la universidad (aunque sean partes esenciales del proceso), sino que debe ser parte indivisible de la educación que ofrecemos a nuestros hijos, de nuestra responsabilidad como padres. Por que no olvidemos que como decía W. B. Yeats

La educación no trata de llenar un cubo, sino de encender un fuego

No hace mucho hablábamos sobre cómo encender ese fuego emprendedor en nuestros hijos, pero desde un punto de vista global y de contexto. En ésta ocasión quería compartir lo que he ido aprendiendo y trabajando en cuanto aspectos concretos, pero únicamente como punto de partida para que la comunidad de lectores lo enriquezca. Me gustaría que el post se convirtiese en un compendio de consejos, ideas y propuestas que entre todos ayuden a otros padres y formadores.

¿Cómo detectar a un niño emprendedor?

Aunque en mi opinión todos los niños son emprendedores por naturaleza, es cierto que algunos niños han desarrollado de forma innata ese carácter emprendedor, lo que en muchos casos y si no somos conscientes de ellos puede hacerles ganar la etiqueta de “niño problemático”.

Estos son algunos de los signos que nos pueden ayudar a detectarlos, aunque seguro que sus padres ya los tildan de “inquietos”:

  • Se trata de niño obstinados, que nunca quedan satisfechos con con la explicación que le hemos dado y quiere comprobar por sí mismos si es así.
  • Son niños que no suelen encajar en la escuela, y en muchos casos los diagnostican como hiperactivos (en realidad simplemente es que se aburren con una educación que no les deja experimentar ni cuestionar los conocimientos establecidos)
  • Tienen genuinas ganas de cambiar el mundo, y no se contentan con señalar lo que no “funciona” de él, sino que se ponen a idear formas de arreglarlas (por absurdas que estas sean confrontadas con el mundo “real”)
  • Son niños que desde pequeños están interesado en entender cómo funcionan las cosas, y sobre todo cómo funciona el dinero (cómo se gana, cuanto gana su padre y madre, por qué no cobran más, por qué el padre del vecino gana más..)

 

Todos los niños son emprendedores

 

ELEMENTOS SOBRE LOS QUE TRABAJAR: ACTITUD

Vamos a intentar recoger aquí los puntos que yo creo son claves para inculcar una actitud correcta en los niños (me atrevería a quitar la palabra “emprendedor”, ya que yo las entiendo como necesarias para cualquier persona).

  1. Equivocarse y aprender: Creo que aunque como padres hablamos mucho sobre la importancia de dejar que los niños se equivoquen, a la hora de la verdad no les dejamos. Como hablábamos hace unos días al hilo de la educación emprendedora, debemos dejar que asuman riesgos y se equivoquen (siempre que no implique grandes peligros), y luego jamás acudir al “ya te lo dije”, sino preguntarles “¿Qué has aprendido?” y luego “¿pues entonces ha valido la pena aprenderlo, no?

  2. Salir de su zona de confort: En la vida actual, con la carga de trabajo y cansancio que llevamos los padres utilizamos los ratos que podemos pasar con nuestros hijos para descansar y disfrutar de ellos con entornos controlados y conocidos. Aunque es agradable, debemos desafiar a nuestros hijos y obligarles periódicamente a salir de su zona de confort, ya sea viajando a lugares nuevos, haciendo actividades o deportes que nunca antes habían hecho… etc. Aunque al principio les resultará complicado, poco a poco les costará menos salir de sus zonas de confort.

  3. Incentivar la curiosidad: Muchas veces tendemos a dar respuestas cerradas a nuestros hijos cuando nos preguntan cómo funciona algo, de forma que ellos se conforman (o se aguantan) con nuestra explicación. En lugar de eso es mejor ayudarles a razonar y a hacerse preguntas, diciéndole: “¿Tú como crees que funciona?”o “por qué crees que es así?”. Esto también supone que esa maravillosa época donde nuestros hijos preguntan 1000 veces “¿por qué?” no les contestemos con malos modos, sino que les ayudemos a pensar y encontrar sus propias respuestas.

  4. Seguridad: Un tema espinoso, pero posiblemente muy obvio. Para explorar, cuestionarse su entorno y atreverse a cambiarlo un niño debe sentirse seguro y cómodo… de forma que jamás bajo ningún concepto deberíamos reírnos de sus toscos intentos o enfadarnos por que no consigan hacer las cosas a la primera…. ya que se cerrarán. La paciencia y una expresión de amor incondicional (tanto si lo hacen bien como si lo hacen mal) son claves.

  5. Acostumbrarse a la incertidumbre

    : Una de las derivadas de todo lo anterior es que debemos hacer que nuestros hijos no se sientan excesivamente incómodos con la incertidumbre, ya que posiblemente esta es una de las compañeras más habituales del emprendedor. Poco a poco si perseveramos, desafiamos sus capacidades y se acostumbran a salir de su zona de confort acabaran sintiéndose algo más cómodos con la incertidumbre.

  6. Fijarse objetivos: Nuestros hijos, como es normal para su edad, están acostumbrados a pensar a muy corto plazo y de forma más o menos oportunista. Aunque cuanto más mayores se hacen más conscientes se hacen de la necesidad de tener metas, deberíamos ayudarles a establecer objetivos (por ejemplo “ahorrar para comprar el coche que les gusta” o “aprender a patinar”), y sobre todo, animarlos a ellos e incentivarlos al principio con pequeñas recompensas.

  7. Tenacidad, esfuerzo y resistencia al fracaso: Sin duda una de las lecciones más duras de la vida es aprender a pelear por lo que queremos, perseverar cuando todo se hace cuesta arriba y levantarnos tras fracasar. Para un niño emocionalmente inmaduro es todavía más complicado, pero debemos dejarles claro que si quieren algo y pelean por ello podrán conseguirlo, no importa lo que les diga la gente de su entorno. En este punto es casi más importante el camino que el hecho de que realmente lo consigan, ya que lo importante es que los apoyemos incondicionalmente, sin cuestionarlos… (algo muy difícil dado que siempre matizamos su futuro con nuestro pasado, olvidando que su futuro está por escribir).

 

Uno de los elementos más difíciles es el mantener un balance correcto entre el incentivarlos y motivarlos sin caer en ser pesados. Es una tarea complicada, pero para mi la clave es incomodarlos un poco (sin dejarlos que se acomoden) pero ser conscientes de su estado de ánimo, cansancio y protestas, para saber cuándo es el momento de darles un abrazo y no insistir. Para mi el punto de inflexión es sencillo pero muy difícil:

La clave es que todo el proceso sea divertido, un juego en el que nos lo pasemos toda la familia bien. En el momento que es una carga o una obligación habremos perdido la batalla.

Este post es parte de una serie dedicada a fomentar una actitud emprendedora en los niños, compuesto por:

¿QUÉ OPINAS? ¿CÓMO HA SIDO TU EXPERIENCIA?

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Recibe los mejores contenidos sobre modelos de negocio, startups y el nuevo management. Tu email jamás será compartido con nadie. 

Puedes darte de baja cuando quieras con sólo 1 click
email

25 comentarios en “¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? #tsNews! | TodoStartups - Emprendedores, Startups y Negocios en Internet.

  3. No sé si ya te lo he recomendado, pero sería interesante que le eches un vistazo al documental “La educación prohibida”. Está en la línea de lo que apuntas y si quieres trabajar en este tema creo que te será de mucha ayuda. Yo no tengo hijos, pero la educación es un tema que nos toda a todos como una sociedad global en la que vivimos. El desdén con que se trata a los adolescente, por ejemplo, en nuestra sociedad, incluso por profesores, me parece terrible. Esa época es una de las más delicadas porque tienen que tomar grandes decisiones que afectarán al resto de su vida sumergidos en un mar de confusión. Desde el punto de vista neurológico es una confusión debido a que entre los 14 y 18 años el cerebro elimina una gran parte de redes neuronales que considera el cerebro que ya no va a usar. Un proceso delicado que la sociedad debería tener en cuenta a la hora de ayudar a un adolescente.

    • Hola Gabriel! Si, en el post precedente se habló mucho de él…. Me parece interesante tu reflexión sobre los adolescentes, porque la comparto, aunque no conocía la eliminación de redes neuronales, algo crítico!

      Gracias por compartir!

  4. Gabriel, estoy de acuerdo en todo lo que expones excepto con la afirmación de que “entre los 14 y los 18 años el cerebro elimina una gran part de redes neuronales que considera el cerebreo que ya no va a usar”. No digo que sea falsa en sí, sinó que necesita un contexto de lectura.

    Las últimas investigaciones sobre las redes neuronales demuestran que es proceso tremendamente dinámico y que la capacidad de crear nuevas redes neuronales es tremenda a lo largo de toda la vida. Es cierto que las redes neuronales que no se usan se destruyen, al igual que es cierto que las redes neuronales que se usan se vuelven a reconstruir. Es decir, la dinámica del cerebro no es la causa del comportamiento, sinó que es el comportamiento y la actitud de la persona la que construye sus redes neuronales y esto sucede a lo largo de toda la vida de una persona.

    • Hola Merce! Menos mal, me había quedado un poco preocupado… es decir, que los mayores tenemos posibilidades de cambiar y aprender… genial!

      Saludos

  5. Yo soy madre homeschooler y me preguntos sí tu tienes algo de homeschooler, Javier, porque estás muy en la línea. Mis hijas son adolescentes y en este momento estoy cambiando mi estrategia.
    Confío en la capacidad de los seres humanos para autoeducarse, Ellas son bastante autónomas en su estudio diario. Tienen un hábito de estudio diario totalmente instalado. El paso siguiente es que ellas decidan que estudiar y gestionen su propio tiempo y objetivos. Este articulo me sirve mucho. Encontré tu blog buscando acerca de Business Model in You, Hoy mismo han preparado en un DinA·3 para ir rellenando, pero necesito algo más adaptado a su edad aunque sobre esa idea, ¿conoces algo?

    • Hola Paloma! Gracias! ;-)

      Pues no, el BMY es desgraciadamente muy reciente, pero creo que al final es un buen modelo con el que construir y reflexionar sobre su futuro… MUCHA SUERTE!

  6. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | Habilidades para emprender e innovar | Scoop.it

  7. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | Civitas Auriensis | Scoop.it

  8. Comparto tu planteamiento, ya no sólo para facilitar que sean emprendedores, sino entendiendo a nuestros hijos como personas y con la intención de facilitar que descubran todo su potencial.

    Quiero añadir un hilo conductor fundamental y que para mi es la clave en muchas situaciones: confiar en nuestros hijos, confiar en su capacidad… esto nos ayuda a no intervenir y dejarles hacer, dejarles equivocarse, que experimenten…

    Por otro lado que sientan que confiamos en ellos les permitirá ser personas más seguras de si mismas, fundamental para que tengan resistencia al fracaso y para que se atrevan a salir de su zona de confort.

    Un saludo

    • Totalmente de acuerdo… pero es de lo más difícil, ya que el institinto nos guia a no dejar que se equivoquen, a protegerlos (o sobreprotegerlos).
      Sin duda un punto clave, gracias por compartirlo!! :-)

  9. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | EDUCATIC | Scoop.it

  10. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Estrategia, Startups y Modelos de negocio | los 40 son nuestros | Scoop.it

  11. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Sociedad 3.0 | Scoop.it

  12. Javier, lo que planteas es estos 2 artículos es muy interesante pero el sistema educativo actual les impone una serie de obligaciones para las que veo muy complicado motivar a los niños, por ejemplo los típicos deberes diarios que traen a casa.

    Estos trabajos suelen ser una carga y por mucho que inventemos los padres, al menos en mi caso, no consigo motivarlos.

    ¿Tenéis algún consejo/lectura/artículo de cómo enfocar estas situaciones para conducirlas a un planteamiento emprendedor?

    Gracias

    Un saludo

    • Hola Enrique!
      Te comprendo :(
      Yo no conozco ningún truco más allá de intentar hacerlos divertidos, estar con ellos y ayudarles a enfocarlos (no a hacerlos, ojo)
      Quizás algun lector más pueda darnos un consejo?
      Saludos!
      Javier

  13. Creo que el verdadero desafío es el que preguntaba en las jornadas espiral. Les enseñamos y les animamos, pero ¿estamos dispuestos a poner 500 Euros en el negocio de nuestro hijo? ¿Estamos dispuestos a Quedarnos sin vacaciones y poner los 3.000 Euros en una propuesta de negocio de nuestro hijo? ¿Hipotecaríamos nuestra casa para que nuestro hijo comience un negocio?
    Para mí es el gran problema. No hay cultura del emprendimiento y no hay confianza en lo que nuestros hijos puedan hacer, porque emprender trata de dinero, y la sociedad española no está acostumbrada a utilizar el dinero, ni a invertirlo.

    Gracias por el estupendo post

    Ebaste

    • Buen punto, y volvemos a lo mismo… la clave es nuestro papel como padres, es muy cómodo decir que queremos lo mejor para ellos, pero ¿hasta donde estamos dispuestos a “mojarnos”?
      En general nadie se atreve a apoyar a sus hijos porque, no nos engañemos, no creemos en ellos en el fondo.. duro pero cierto. Y a eso le ayuda esa visión de “pelagatos” que existe del emprendedor joven, aunque afortunadamente está cambiando.

      Pues no sé si conoces el ejemplo del fundador de Angry Birds (el juego millonario). Cuando fue a su casa a decirle a su madre que iba a dejar la carrera para hacer un juego de pajaros que se tiraban sobre cerdos, se quedó pensativa, y al rato le envió un mensaje al movil: “Mola. Pero ten en cuenta que haya varios tipos de pájaros para que sea más divertido”.

      ¿Cómo hubiéramos respondido en España? ¿A tu propio hijo?

  14. Ayer coincidi con alguien que da clases de matemáticas a niños. Me hablo del método kumon. No sé sí lo conoces. Creo que te gustará. Le hable de esta entrada y de tu blog. Se complementan de cine.

  15. Pingback: Articulo: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | Divertirse con niños en Cantabria

  16. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desar...

  17. Pingback: Se educa para ser emprendedor? | Se puede educar para ser emprendedor?

  18. Pingback: ¿Podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar habilidades emprendedoras? | TALANTON

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *